comunidades

Las alergias del otoño

Si en pleno otoño presentamos síntomas como estornudos, lagrimeo, tos o congestión nasal, puede ser que no estemos presentando un catarro sino un proceso alérgico. Porque aunque generalmente asociamos las alergias con la primavera, en otras estaciones, como el otoño, podemos sufrirlas de igual manera. Desde Vivienda Saludable vamos a conocer hoy cuáles son las alergias más comunes en otoño y cómo podemos reducir sus efectos.


 

¿Por qué se producen alergias en otoño?


La alergia es una respuesta exagerada del sistema inmune de personas hipersensibles que se defiende ante una sustancia, normalmente ambiental. La mayoría de las personas alérgicas sufren los síntomas más agudos durante los meses primaverales, especialmente entre mayo y junio, que es cuando se producen las floraciones y el polen se encuentra en sus niveles más altos. Y es que la alergia más frecuente es esta precisamente, a la polinización, que se ve agravada en las ciudades por la contaminación atmosférica

Sin embargo, el otoño también puede ser una estación complicada para determinadas personas. ¿Por qué? Sencillamente, por que durante estos meses descienden las temperaturas, aumenta la humedad y, además, algunas plantas comienzan su proceso de polinización. Estos factoras provocan, como decíamos, que muchas personas sufran reacciones alérgicas que conlleven síntomas como la rinitis, la picazón nasal o incluso el asma en los casos más agudos.
 

Las alergias típicas del otoño
 

Vamos a conocer cuáles son los agentes causantes de las alergias que tienen un mayor impacto entre los meses de septiembre y diciembre.


 

Plantas


Las plantas constituyen, al igual que en primavera, el principal motivo de los procesos alérgicos. Y es que hay algunas especies -fundamentalmente las de familia de las Amarantáceas junto con la de las Compuestas- que polinizan durante estas semanas. Entre las más comunes y más polinizadoras encontramos la ambrosía, que se encuentra en plena explosión al final del verano y comienzo del otoño, el llantén , la salsola, el cenizo o la artemisa y, en general, los árboles de hoja caduca.

Ácaros 


Después del verano prolifera de forma exponencial la aparición de los ácaros, que son unos insectos minúsculos que habitan en el polvo. Esto es debido a que para su desarrollo necesitan humedad y temperaturas bajas, que es precisamente lo que caracteriza al periodo que comienza cuando el verano llega a su fin. Si a esto añadimos la disminución de la ventilación en las casas y el uso de la calefacción, entonces tenemos el caldo del cultivo idóneo para el incremento del número de ácaros en el hogar.  
 

Hongos y moho

El moho y los hongos son otros de los alérgenos más comunes del otoño y que, al igual que los ácaros, se desarrollan cuando aumenta la humedad y bajan las temperaturas. Las personas alérgicas pueden presentar sintomatología bien al entrar con contacto con setas o bien por los abundantes hongos microscópicos que hacen acto de presencia durante estos meses (penicillium, aspergillus...). A través de las esporas entran en las vías respiratorias, provocando rinitis, tos o asma. 
 

Epitelios de mascotas

Aunque la alergia a la caspa de perros y gatos no es propia del otoño, durante esta estación solemos pasar más horas en casa, reducir la ventilación, etc., y esto hace que empeore la alergia a los epitelios de nuestros mejores amigos. 
 

Medidas que podemos tomar para reducir la alergia


Las alergias, que normalmente son leves o moderadas, suelen ser crónicas y difíciles de erradicar. Sin embargo, tomando ciertas medidas y precauciones sí podremos reducir las molestias ocasionadas por los distintos agentes alérgenos. Esto es lo que podemos hacer durante el otoño para reducir la alergia:

- Debemos intentar reducir nuestra exposición a las plantas que polinizan durante el otoño. No es una buena idea salir a pasear por un parque donde florecen ambrosías, por una chopera o por un campo cubierto de setas, si son estas especies las que nos producen alergia. Nuestro consejo es acudir a un alergólogo para que, a través de las pruebas pertinentes, nos ayude a reconocer cuáles son las plantas que nos perjudican y, así, poder evitar el contacto con las mismas.

- Ventilar es un acto imprescindible para evitar humedades. Es suficiente con hacerlo por la mañana y al anochecer durante unos minutos (si podemos hacer que los rayos del sol entren en casa, mucho mejor todavía.). Gracias a la ventilación reduciremos la humedad, renovaremos el aire y limpiaremos el ambiente de epitelios de mascotas, virus, bacterias. etc. En caso de que el problema sea la condensación, entonces tendremos que valorar la posibilidad de cambiar las ventanas de casa.

- Limpiar a conciencia. Teniendo en cuenta que el polvo es el hábitat natural de los ácaros, debemos pasar la aspiradora y hacer limpiezas frecuentes en casa, haciendo especial hincapié en textiles -como las alfombras, las almohadas o la ropa de cama-, y en los rincones menos accesibles de la vivienda. En cuanto al colchón, conviene limpiarlo al menos una vez al mes y es muy recomendable comprarlo 'antiácaros' o, al menos, hacernos con una funda especial que tenga estas propiedades. Y no solo debemos cuidar el interior de la vivienda, en el jardín es imprescindible que retiremos las hojas que han caído de los árboles. 

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a identificar tu alergia otoñal y a reducir sus molestos efectos. ¡Más información útil en nuestro próximo post de Vivienda Saludable!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado

higiene ácaros tejidos libres de ácaros ...

Hoy os dejo algunos tips para combatir las alergias por el polvo.. Primero es lo primero para evitar las alergias por el polvo, sacudo las sábanas y voy acomodando las almohadas y el edredón sobre la cama. Por la ventana entra ya, gran luminosidad en la casa. Logro ver que miles de partículas están flotando por encima de mí y caen lentamente esas alergias por el polvo. Allí soy consciente que ese ...

Alergia alergia resfriado

Si tienes congestión y secreción nasal, estornudas y toses, lo primero que puedes pensar es que has pillado un catarro. Sin embargo, estos también son signos de alergias. La pregunta del millón es ¿se trata de alergia o resfriado? Es importante que conozcas las diferencias entre las alergias y los resfriados. La razón es que gracias a ello podrás encontrar el método correcto para sentir alivio de ...

alergias alimentarias alergias alimenticias celiaquia ...

Según el Instituto UCB de Alergia, una de cada cinco personas en España padecen o padecerán en un futuro algún tipo de alergia, cifra que se prevé aumente con los años. Dentro de la amplia variedad de alergias destacan las alergias alimenticias que, como el resto, empeoran la calidad de vida de aquellos que la sufren. A continuación os apuntamos cuáles son las alergias alimenticias más importantes ...

consejos de salud alergia salud ...

Los ácaros del polvo son una de las principales causas de alergias. Viven mejor en ambientes húmedos y su época de mayor apogeo es el otoño. En este artículo conoceremos varios tips para combatirlos y mejorar los síntomas de la alergia. Si queremos mantener a los ácaros lejos de nosotros, lo primero que debemos hacer es vivir en un ambiente limpio y sin polvo. El segundo paso es aplicar los consej ...

alergias consejos salud

Con la llegada de la primavera se produce una mejora climatología general, por lo que son muchas las personas que se lanzan a la calle a realizar sus deportes favoritos, pero también llegan las temidas alergias. Esta estación del año no es muy querida por aquellas personas que las padecen, ya que durante la misma se dan ciertas circunstancias que favorecen su aparición, como la subida de la humeda ...

general medicamentos

La alergia primaveral o mal llamada fiebre del heno fue bautizada con este nombre por John Bostock en 1819. Este médico padecía todos los síntomas de esta enfermedad durante los meses de primavera y los asoció a las emanaciones del pasto seco del ganado. Pero fue unos años más tarde, en 1873, cuando Charles H. Blackley publicó la verdadera causa de dichos síntomas: los pólenes de plantas que se en ...

Alergología alergia alergia respiratoria exterior ...

¿Qué es una alergia respiratoria? La alergia, también denominada “reacción de hipersensibilidad tipo I”, es una respuesta exagerada, inapropiada y equivocada del sistema inmunológico, mediante la cual reacciona frente a sustancias inocuas (por ejemplo, pólenes, epitelios de animales, proteínas de alimentos como puedan ser de la leche de vaca o huevo), identificándolas como nocivas. Dicha reacción, ...

alergias alimentos consejos ...

Existen diversos tipos de alérgenos que pueden causar alergias en las personas. Hoy quisiera mostrar los más frecuentes. Entre las alergias más comunes destacaría sin duda la que causa el polen. El polen es un polvo, por lo general de color amarillo, que es el material de fertilización de las plantas y que se libera en el aire durante la primavera. El polen que desencadena reacciones alérgicas de ...