Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La ira del terapeuta

Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente...
León Gieco, cantautor.

Si tu hijo de 5 años apareciera ante ti magullado, con marcas y hematomas, la ropa rasgada, con seguridad tu primera y angustiada pregunta sería:

- ¡¿Qué te ha pasado?!

Y la segunda, ya comprendiendo y con absoluta indignación:

- ¡¿Quién te ha hecho esto?! Sin embargo, cuando una persona comparece ante un terapeuta y le informa con detalle de todos los desprecios, vejaciones y violencias que ha sufrido en su vida por parte de la familia, muchos terapeutas se limitarán con indiferencia a poner nombres pomposos a sus heridas instándoles, además, a que perdonen y dejen de quejarse:

- Sufre usted ansiedades, adicciones, depresiones, tocs, trastornos de personalidad... Responsabilícese de sí mismo. Aprenda a superar sus síntomas y olvide -dicen.

Cualquier persona medianamente sensible se conmovería, se dolería con los terribles relatos que suelen narrar los pacientes, se irritaría con los perpetradores. Pero esta clase de terapeutas, fríamente "imparciales", no lo hacen. Y la cuestión es: ¿se puede ayudar a una víctima sin empatizar con sus heridas y escandalizarse con los verdugos? Alice Miller lo dejó muy claro:

"Mi experiencia me ha demostrado que mi indignación auténtica ante lo que mis clientes me confesaban sobre su infancia ha constituido un importante vehículo durante la terapia. […] Normalmente esto tenía un efecto intenso, como si se dinamitase el dique que mantenía el agua del río en un embalse. A veces la indignación de la terapeuta desencadenaba también en el cliente una avalancha de indignación. […] El cambio radical tenía lugar gracias a la actitud comprometida y liberada de la terapeuta, que era capaz de mostrarle al «niño» que le estaba permitido mostrar disgusto ante el comportamiento de sus padres y que cualquier persona con sentimientos estaría también disgustada, con la excepción de aquellos que también hubieran sufrido maltratos en la infancia". (Alice Miller, “Salvar tu vida”)

En efecto, la ira del terapeuta es indispensable para la sanación del paciente. Como muchos maltratados creyeron durante años que las crueldades sufridas fueron "normales" porque nunca conocieron otra cosa. Como por ello y otros motivos sus sentimientos de rabia y autodefensa quedaron hondamente reprimidos. Como nadie ajeno al drama supo lo sucedido o no se alarmaron por ello... Por todo esto, sólo el enojo del terapeuta podrá mostrar al cliente, por primera vez en su vida, que lo sufrido no fue en absoluto normal. Que fue espantoso y, a veces, incluso criminal. Que psicológica, ética, social y legalmente fue -y sigue siendo- intolerable.

La indignación del terapeuta -no su impasible "neutralidad"- es el primer modelo de referencia, la primera invitación al cliente para que vaya descubriendo y expresando su propia furia. "Si mi terapeuta se enfada con mis padres, yo también puedo hacerlo". La descarga de esta rabia es fundamental si quiere sanar, ya que buena parte de ella alimenta precisamente muchos de sus síntomas. Ya sabemos que todo enojo no descargado contra el causante original tendemos a redirigirlo inconscientemente contra nosotros mismos y/o contra los demás.

El mito de la (supuesta) "imparcialidad" de muchos terapeutas proviene del dogma científico de que debe excluirse al observador de lo observado. Ahora bien, ello es tan difícil como innecesario, pues los afectos no son necesariamente incompatibles con la objetividad científica. La verdad y el amor no son antagónicos, sino complementarios. Cualquier buen astrónomo se apasiona con las galaxias que estudia con rigor científico, lo mismo que los buenos padres se ríen o enfadan con sus hijos sin por ello perder su capacidad de percibir y satisfacer objetivamente -es decir, "científicamente"- sus necesidades. Los afectos no son algo que debamos suprimir para "no molestar" al conocimiento sino, al revés, un hecho a concienciar e integrar en éste para precisamente comprender mejor sus interacciones. Por tanto, en mi opinión, el frío desapego no vuelve al terapeuta más científico, sino menos humano.

La neutralidad de muchos terapeutas es, en el fondo, una defensa contra el dolor de sus pacientes, es decir, contra sus propios traumas familiares sin resolver. En cambio, un terapeuta sensible y conocedor de sus propias heridas jamás dejará de empatizar con las historias de horror de sus clientes. Con objetiva parcialidad, se conmocionará, se dolerá, se indignará sin remedio contra tantas violencias infligidas a tantos inocentes. Pues el buen terapeuta -como el buen médico- ama a sus pacientes. Y por esto mismo, más que por ninguna otra razón, éstos logran madurar y ser más felices.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Carta a una madre que no ama a su hijo/a

Estimada mamá, Escribes de vez en cuando en este blog admitiendo que no logras amar a tu hijo. O incluso que lo odias. Lo primero que quiero decirte es que eres increíblemente honesta y valiente al r ...

¿Homo sapiens?

Somos cagadas de mosca en el Universo. J. A. Portuondo (psicoanalista) Sabemos (y olvidamos) desde siempre que la fuente absoluta de todos nuestros males es la vanidad. La soberbia sin límites. El n ...

La ira del terapeuta

Sólo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente... León Gieco, cantautor. Si tu hijo de 5 años apareciera ante ti magullado, con marcas y hematomas, la ropa rasgada, con seguridad tu primera y ...

Pedir perdón a los hijos

Sabemos que muchos terapeutas consideran curativo "perdonar" a los padres. Nosotros consideramos que, al revés, sólo si sanamos podemos (a veces) perdonarlos. En todo caso, ¿se defiende con ...

Etiquetas: Abierta

Recomendamos

Relacionado

Abierta

Neurosis: espinas en el corazón

La neurosis es, en esencia, un corazón herido. Una alambrada en el alma. Parecería, entonces, que cualquier psicoterapia debería identificar y retirar tales espinas, y luego ayudar a cicatrizar y fortalecer dicho corazón... ¿O quizá no? Porque hay innumerables terapias diferentes (1), y miles de terapeutas distintos, y cada uno de ellos ofrece sus propios objetivos y métodos. He aquí, por ejemplo ...

Abierta

La dulzura

Hace algún tiempo, un hombre que, con ayuda de la terapia, había vuelto con su ex-pareja, más tarde, con ayuda de esa misma terapia, volvió a separarse de ella, quizá definitivamente. Yo le pregunté por las razones de ello y su respuesta fue: "No tiene dulzura". ¡Dulzura! ¡Qué hermosa palabra y cuántos años llevaba yo sin escucharla! Entonces me di cuenta de hasta qué punto la dulzura pa ...

¿Qué pasó en ésta semana?

¿Qué pasó ésta semana? (26/3/18 al 30/3/18)

¿Qué pasó ésta semana? Te propusimos varios temas interesantes: la biblioteca te recomienda el libro de éste mes “Enfermedades raras”,la Asociación Ahuce nos explica su nuevo programa de inserción laboral para personas con osteogénesis imperfecta y la Clínica Baviera recomienda cómo evitar que las afecciones visuales perjudiquen la conducción. Primera propuesta: ¿Qué son las enfermedad ...

educación salud y belleza

Cómo saber si estoy embarazada

El embarazo, gravidez, preñes o gestación son sinónimos que hacen alusión al periodo comprendido desde la implantación del óvulo que ha sido fecundado hasta el parto. Después de que el óvulo se fecunda la fémina experimenta un conjunto de cambios metabólicos y fisiológicos focalizados en la protección y nutrición del bebé que se está gestando. Cualquier mujer estará interesada en llegar determinar ...

alergias primaverales picor de ojos lagrimeo ...

Protege tus ojos frente a las alergias

Llegó la primavera y con ella las alergias típicas de la época. Éstas, además de dificultar la respiración, también pueden afectar a nuestros ojos. Entre las más comunes se encuentran la rinitis alérgica estacional, también conocida como fiebre del heno, una reacción derivada de las grandes cantidades de polen que flotan en el aire, ácaros del polvo, la caspa de los animales domésticos o incluso a ...

La Biblioteca recomienda biblioteca Biblioteca José Hierro ...

La biblioteca recomienda: celíaca por sorpresa

La Biblioteca José Hierro te recomienda en ésta nueva entrega el libro “Celíaca por sorpresa” de Sonia Castro Díaz. ¿En qué consiste el libro? ¿Te interesa el mundo gluten free? ¿Eres celíaco o crees que puedes serlo? Si es así, en este libro encontrarás información práctica y muy útil contada de forma muy cercana por Sonia Castro. En sus páginas descubrirás su historia personal, cómo ...

Abierta

Las 3 castraciones del hombre

A los hombres Los dioses de cualquier niño o niña son sus padres. Pero aquí terminan las coincidencias. A lo largo de sus vidas, hombres y mujeres reciben de sus "deidades" -y de la sociedad a la que representan- influencias psicológicas muy distintas. Estas influencias no sólo determinan su respectiva clase de sufrimientos, sino también sus conflictos intersexuales y el tipo de mundo q ...

Alzheimer Asociaciones de pacientes Cerebro Activo ...

Sopa de letras (IV) para mantener el cerebro activo

En esta entrega de Cerebro Activo, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de Talavera de la Reina (Afata) te propone ésta sopa de letras para estimular la atención y la percepción. ¿Qué estimulas con ésta sopa de letras? La atención ha sido considerada como una propiedad de la percepción,gracias a la cual seleccionamos más eficazmente la información que nos es relev ...

Abierta

¿Homo sapiens?

Somos cagadas de mosca en el Universo. J. A. Portuondo (psicoanalista) Sabemos (y olvidamos) desde siempre que la fuente absoluta de todos nuestros males es la vanidad. La soberbia sin límites. El narcisismo de creernos inmensamente mejores de lo que somos. ¡Nada menos que -por ejemplo- "hijos de Dios" o "cumbre de la Evolución" (1)! De tal delirio de grandeza brotan individu ...

La Biblioteca recomienda biblioteca Biblioteca José Hierro ...

¿Qué son las enfermedades raras?

La Biblioteca José Hierro te recomienda en ésta nueva entrega el libro “Enfermedades raras” de Eva Bermejo Sánchez, Manuel Posada de la Paz y Verónica Alonso Ferreira ¿En qué consiste el libro? Las enfermedades raras son aquellas que afectan a menos de 5 personas por cada 10.000 habitantes, pero eso no implica que la magnitud del problema sea pequeña: hay más de 6.000 enfermedades rara ...