Salud

López García Decoración Idea guardada 95 veces
La valoración media de 170 personas es: Excelente

Diy: saquitos térmicos con semillas

Llevaba tiempo pensando en hacerlo, pero entre que no acababa de llegar el frío y que voy siempre fatal de tiempo y éste es uno de esos DIY al que hay que dedicarle un ratillo... pues hasta esta semana no había encontrado el momento, peeeeeero.... con la caída de las temperaturas la que se ha venido arriba he sido yo y aquí lo tenéis: saquitos térmicos de semillas para los fríos días de invierno ;)


Bueno... os digo lo del invierno porque con la ola de frío esta semana sólo pienso en el frío que hace, pero estos sacos de semillas son perfectos para aplicar calor seco a cualquier zona del cuerpo no sólo contra el frío, sino también contra las lesiones o los dolores lumbares o menstruales, por ejemplo. Pero, antes de contaros exactamente el paso a paso, os aclaro un par de cosillas sobre los materiales... bueno, tres ;)



Lo primero de todo es sobre las semillas. Después de investigar un poco por ahí y preguntar a algunas amigas que los tienen, la opinión más extendida es que las mejores semillas para el relleno son las de trigo porque retienen bien el calor y no cogen mucha humedad - dato fundamental si como yo, vivís no sólo en el norte, sino al nivel del mar, aquí humedad tenemos para dar y regalar ;) -, pero también hay quien las hace con huesos de aceituna o de cereza, o con semillas de cebada o incluso de soja.



También he leído y me han comentado que hay quien, además de las semillas, añade algún tipo de hierba aromática como laurel, lavanda u hojas de eucalipto, o incluso quien le pone unas gotas de esencia. Yo he optado por hojas de laurel porque eran las que tenía más a mano y me gusta su olor, pero vale cualquiera o, directamente, no añadir nada. Ponerlas o no, no afectará en nada a la eficacia de los saquitos, aunque eso sí, si las ponemos, al calentarlo en el microondas, esas hojas aromáticas desprenden su fragancia y la sensación es aún más placentera ;)


Por último, las telas. Como la idea es que el saco se va a calentar una y otra vez en el microondas, es mejor que el tejido sea 100% algodón y, a poder ser, tipo sábana. En mi caso, como ya sabéis, tengo la tienda repleta de retales, así que después de una investigación exhaustiva de las estanterías, encontré varios de la firma italiana Bassetti que, además de ser 100% algodón, son de muy buena calidad y con mucho colorido, así que me vino genial.

Dicho todo eso, resumimos...


Los materiales necesarios son:

- Tela, mejor si es tejido de sabana y 100% algodón.
- Semillas, yo he utilizado trigo, pero puedes usar otras, o huesos de aceituna o cereza.
- Hierbas aromáticas, puede ser laurel, lavanda, eucalipto o cualquier cuyo olor os guste.
- Regla.
- Boli de marcar.
- Tijeras.
- Aguja.
- Hilo.
- Plancha.

Y ahora sí, vamos con el paso a paso:


En primer lugar cogemos el boli de marcar - ese boli mágico que después se borra con sólo plancharlo -, y con ayuda de una regla, dibujamos las líneas de corte y cortamos con la tijera. No os digo medidas porque depende mucho del tamaño que queráis darle cada uno, pero normalmente la forma es cuadrada o rectangular. En mi caso he hecho cuatro sacos - uno por cabeza para que en casa no haya peleas ;) - así que corté varias telas en diferentes tamaños. Ya vais a ver que, boli en mano, vosotr@s mism@s veréis a ojo cuál es vuestro tamaño ideal.


Una vez que los tenemos cortados, marcamos con el boli las líneas por donde vamos a coser - dejamos un pequeño dobladillo de entre 1 y 1,5 cm. - y lo sujetamos con alfileres. De esta forma nos ahorramos la parte de hilvanar, que no está mal ;) Además, debemos acordarnos de dejar, en uno de los lados una especie de boca, una parte que de momento no coseremos, por donde más adelante daremos vuelta al saco y también introduciremos las semillas.


Llega el momento de la costura propiamente dicha. Para coser los sacos, en primer lugar cosemos los bordes de las telas con el zigzag de la máquina para evitar que se nos deshilachen, y después, cosemos las telas por el revés. Todo ello sin olvidarnos de dejar la abertura que os comentaba antes. Cuando lo tenemos, aprovechando esa abertura, damos la vuelta al tejido y, una vez que ya estén al derecho si, como yo, habéis decidido hacer un saco cervical, cosemos también el centro de ese saco - que será rectangular - para que se marquen como dos churros o morcillas y que así las semillas se adapten más fácil a la zona del cuello. Si os fijáis en la foto - no me salió muy enfocada, pero si pincháis sobre ella y la hacéis grande más o menos se ve - esa costura central no tiene que llegar al extremo para que las semillas fluyan entre ambos lados.


Una vez que tenemos todas las costuras hechas, planchamos los sacos y preparamos las semillas para introducirlas dentro. Mezclamos las semillas con las hierbas aromáticas y, con un folio preparamos un par de cucuruchos de papel que nos servirá para introducir la mezcla en los sacos.


Es el momento de llenar los sacos. Como veis en la foto, introducimos uno de los cucuruchos de papel en la abertura de cada uno de los sacos, y utilizamos el otro como paleta para ir cargando semillas e irlas introduciendo en los sacos poco a poco. Igual que no os podía decir medidas exactas de las telas, tampoco os puedo decir cantidad exacta de semillas que tenéis que introducir, dependerá de lo lleno que os gusten, y de las semillas que tengáis. El único consejo es que vayáis rellenando con cuidado y comprobando cómo van quedando.


Una vez llenos, el paso final es cerrar los sacos. Para eso, primero metemos los bordes hacia adentro y después, tenemos que coser a mano, y con cuidado de no derramar las semillas y las hierbas, las bocas que hemos dejado abiertas. Un consejo: la tranquilidad ayuda no sólo a que no se caigan las semillas, también a que las puntadas nos queden presentables, que siendo a mano no siempre es fácil ;)


Y ya está, nuestros sacos térmicos están listos para utilizar o para regalar a familiares o amigos, que seguro que agradecen un regalo tan calentito. Sólo una cosa más, recordad que para calentarlos sólo hay que introducirlos en el microondas, pero tened cuidado con el tiempo. Lo normal es que estén listos calentándolos entre 2 y 4 minutos, pero depende de la potencia de cada aparato, por eso lo mejor es que empecéis por 2 minutos y vayáis aumentando de 15 en 15 segundos hasta que encontréis la temperatura ideal para vosotr@s.

Y ahí sí que sí, en cuanto le hayamos cogido el punto a la temperatura, ya tendremos nuestros sacos térmicos calentitos y podremos disfrutar de su calor sano y natural durante mucho rato. Si sois frioler@s como yo, son lo más de lo más ;)

¿Qué os han parecido? ¿Os animáis a haceros vuestros saquitos térmicos?

¡¡FELIZ (y calentito) FIN DE SEMANA!!

Fuente: este post proviene de López García Decoración, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

en tela regalos originales regalos personalizados ...

Saco térmico de semillas y lavanda

El saco térmico de semillas de trigo y lavanda se emplea para aliviar diferentes tipos de dolor mediante su uso a través del calor seco o frío. Las semillas de trigo se adaptan perfectamente a tu cuerpo gracias a su diseño ergonómico y el olor a lavanda aporta un agradable aroma y beneficios para la salud. Sirve para muchas cosas. Desde los dolores menstruales hasta artrosis y contracturas muscula ...

consejos bolsa caliente curso gratis ...

Cómo hacer un saco térmico

En ocasiones necesitamos un extra de calor para aliviar algún dolorcillo muscular y para ello nada mejor que un saco térmico. Te traigo un tutorial muy fácil de seguir y que te va a servir para confeccionar un saco para tí o para regalar a quien más quieras. Además, este saco térmico es muy sencillo de utilizar, se calienta en el microondas durante aproximadamente un minuto y dura caliente mucho ...

reciclado cuidado personal exfoliante casero ...

Exfoliante de Azúcar-Almendras

Hola a todos!!! El post de hoy se retrasó un poco porque quería probar el scrub antes de darles la receta definitiva (tenía que asegurarme que estuviera bien y cumpliera su propósito) Últimamente está de moda eso de los productos DIY, tenía curiosidad al respecto y he estado en una época de mi vida en la que quiero hacer más cosas de chica (por decirlo de alguna forma) así que decidí que probaría ...

bisutería ideas diy diy accesorios ...

DIY ~ Chokers ¡5 modelos en plena tendencia!

¡Hola amores! Seguro que ya habéis oído hablar de ellos, han aparecido en pasarela, han tomado el Street style y ahora han inundado las tiendas. Sí, no son otros que los famosos chokers. Siempre me acordaré del collar que llevaba de pequeña, el conocido como collar tattoo. Lo llevaba día sí y día también ¡Me encantaba! Pero os mentiría si no os dijese que ¡ahora más! Jajajaja Me chiflan por el to ...

remedios caseros aceites esenciales aromaterapia para niños ...

Haz tu propio Spray ¿Sabes cómo? Descúbrelo!

Nuestra compañera Rebe me pregunta cómo hacer los sprays de aceites, como por ejemplo el que menciono para proteger a los niños de los piojos. Como hay diferentes formas de hacerlos según las concentraciones he preferido escribir hoy el post y aclararlo. La intención del spray que hagamos es lo que determina la concentración de su composición, los ingredientes son los mismos, necesitamos: - Agua, ...

productos naturales aceite masaje

Aceite de masaje casero

El aceite de masaje es ideal para poder beneficiarnos de las propiedades del aceite a la vez que nos relajamos de un buen masaje Los masajes suelen venir muy bien para relajarnos después de un largo día de trabajo o mejorar la circulación de la sangre entre otros, ya que suelen dejar la zona super relajada y con una agradable sensación de bienestar. Aunque es importante saber cómo masajear la zon ...

jugos & smoothies batido verde de naranja y mango naranja y mango ...

Batido verde de naranja y mango

Después de mucho tiempo sin publicar, al fin estoy de vuelta, y ésta vez vengo renovada. Y es que he decicido no solo regresar a mis recetas saludables y batidos verdes, sino que además ¡me he lanzado al formato vídeo! Así que sin más, les dejo la receta en este próximo vídeo: Receta de batido verde saludable A continuación te dejo por acá las proporciones exactas para preparar esta deliciosa rec ...

desayuno avena bizcochos ...

Bizcocho de plátano fitness

Muy buenas amig@s: Para hoy os propongo un delicioso desayuno de bizcocho de plátano fitness con avena y nueces. Es una receta fitness sin azúcares añadidos, ya que la he preparado con plátanos maduros y ya son lo suficiente dulces. He añadido harina de almendra y canela que le acaban de dar otro toque dulzón. Es ideal para un desayuno en familia o con amigos. Toma nota de los ingredientes: Ingr ...

haz tu desodorante en barra haz tu desodorante en barra natural haz tu desodorante natural ...

Haz tu propio desodorante en barra: ¡100% natural!

Aunque, posiblemente, estés acostumbrado a comprar en tu supermercado de confianza todo lo que necesitas para tu higiene y cuidado diario, ¡hay muchos productos que puedes hacer tú mismo! Hoy, por ejemplo, te traigo un desodorante en barra casero 100% natural. Y si aún te preguntas por qué deberías probarlo..., primero te contaré tres motivos que te convencerán de ello. ¿Por qué utilizar un desodo ...

Desarrollo personal Relaciones amor ...

¿Cómo empezar a cultivar el amor propio en tu vida?

¿Qué es el AMOR? Hace siglos que estamos buscando al amor y parece que nos perdemos en esta búsqueda.        ¿Qué es para ti el amor?                    ¿La felicidad?  ¿La libertad?            ¿El placer? ¿La Conexión?            ¿La alegría?   ¿La relación? ¿Has reflexionado alguna vez sobre ello? ¿Has podido descubrir ese enigma? Creo que no hay una respuesta definitiva. Puede ser, que tú mism ...