comunidades

¿Hay emociones negativas?

Hay una tendencia generalizada a pensar que hay emociones positivas y emociones negativas. La alegría, el amor y el optimismo son consideradas buenas y la tristeza y la rabia son tachadas de emociones malas que tenemos que evitar o reprimir.

¿Realmente esto es así? ¿Qué es una emoción y cuál es su función?

¿Existen emociones negativas?


En primer lugar, tenemos que tener presente que las emociones son algo que todos tenemos y que son estados de ánimo que responden a un estímulo bien sea externo o bien sea interno. Por ejemplo, nos dan una buena noticia o nos encontramos con un amigo que hace tiempo que no vemos (estímulos externos) y sentimos alegría. También puede suceder que recordemos la muerte de un familiar (estímulo interno) y nos pongamos tristes o que tengamos que hacer una exposición oral en el trabajo y sintamos miedo porque conectemos con alguna experiencia desagradable relacionada con hablar en público (estímulo interno).

En todos los ejemplos anteriores, las distintas emociones experimentadas (alegría, tristeza y rabia) nos informan de cómo nos estamos sintiendo en relación con lo que nos está sucediendo, ayudándonos a adaptar nuestra conducta, decisiones y acciones a la situación concreta que estamos viviendo.

En el caso de la alegría, nos informa de lo contentos que estamos, por ejemplo de volver a ver a nuestro amigo, y decidimos irnos a tomar un café para ponernos al día de cómo nos va. En el caso de la tristeza, ésta nos informa de cuánto echamos de menos a aquel familiar y de que necesitamos desahogar esa pena, llorando o hablando con alguien que nos reconforte. En el caso del miedo, éste nos informa de que tenemos una situación del pasado no resuelta y que nos provoca inseguridad y ansiedad que afecta a nuestro trabajo, con lo que podemos decidir buscar ayuda profesional o apuntarnos a un curso de habilidades comunicativas.

La función de las emociones

En este sentido, podemos concluir que la función de las emociones es informativa y, por lo tanto, que no hay emociones buenas y emociones malas, sino que las emociones en si mismas son neutras. Se limitan a darnos información de nuestro estado de ánimo, de cómo nos sentimos y de qué necesitamos en cada momento.

Por tanto, si queremos gozar de una buena salud emocional, tenemos que permitirnos sentir todas las emociones. El Análisis Transaccional nos ayuda a reconocer, legitimar y expresar todas las emociones para ser plenamente conscientes de cómo nos sentimos y de qué necesitamos para así poder llevar una vida satisfactoria. En las sesiones de Análisis Transaccional, la persona aprende la importancia de cada una de las emociones y de cómo sentirlas y gestionarlas de manera adecuada, lo que le permite ser más feliz en su día a día.

Si queremos gozar de una buena salud emocional, tenemos que permitirnos sentir todas las emociones


A menudo, nos resulta difícil sentir emociones como el miedo, la tristeza y la rabia (las consideradas emociones negativas) y tendemos a evitarlas o a reprimirlas porque no nos gusta pasarlo mal. El Análisis Transaccional nos enseña que cuanto más reprimamos una emoción, ésta más fuerte se hará y más poder tendrá sobre nosotros, condicionando nuestras vidas. Por eso se enseña a la persona a sentir esa emoción para comprender la información que nos está dando y aprender de ella, para poder elaborarla e integrarla.

¿Por qué la rabia tiene tan mala fama?

De las mal consideradas emociones negativas, la rabia es la que peor fama tiene porque se la asocia con agresividad y violencia. Pero la rabia es una emoción tan necesaria como pueda serlo cualquier otra, puesto que nos informa de que nos sentimos incomodados o violentados por alguna situación o persona y nos permite hacer algo al respecto.

La rabia es la emoción que está detrás de la dignidad o del autorespeto. Si alguien me está faltando al respeto o me está humillando, sentiré rabia y es esta emoción la que me permitirá ponerle un límite. Por tanto, la rabia como emoción sigue siendo neutra e informativa y no tenemos que confundirla con la agresividad o la violencia. Podemos sentir rabia y no responder con violencia, porque podemos enfadarnos por lo que nos está diciendo otra persona o por cómo nos está tratando y decidir responder de manera assertiva.

En conclusión:

La agresividad y la violencia tienen que ver con la respuesta y la conducta que yo decido tener ante una situación que me molesta y no con la emoción de la rabia en sí.

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Si de algo no dudo en esta vida es de la existencia de los celos y del arma tan potente y arrojadiza en que se han convertido las relaciones de pareja actuales. Curiosa sociedad la que hemos creado. T ...

En el interior de todo organismo animal conviven en armonía bacterias, hongos, virus y parásitos. Sin ellos las células no sobrevivirían. El problema viene cuando se rompe dicha armonía por excesos, c ...

Las necesidades afectivas son básicas y comunes a todos los individuos de nuestra especie. Todos los seres humanos necesitamos que nos amen, no sólo cuando somos niños, sino también de adultos. Si nad ...

En la vida nos encontramos inseguridades y también seguridades. Sí que es cierto que la vida está llena de incertidumbres que nos causan malestar, preocupación y miedo, pero también vemos que la natur ...

Recomendamos

Relacionado

precisión relaciones siente ...

Las emociones positivas y las negativas son importantes y necesarias. Ya que tienen su sentido y siempre aparecen en nuestras vidas por alguna razón. En muchas ocasiones nos resistimos a sentirlas y experimentarlas. Sobre todo, las que consideramos como emociones negativas, en cambio, vamos en búsqueda continua de las emociones positivas. Pero, ¿qué diferencia hay realmente entre ellas? ¿Por qué s ...

psicología emociones psicología emocional ...

Las emociones son situaciones que todas las personas experimentamos: ira, alegría, miedo, tristeza, amor. A pesar de que todos las conocemos, no por ello dejan de tener su complejidad, pues un mal manejo de las emociones puede bloquear nuestros chakras o centros de energía y ocasionar enfermedades. Algunas de las situaciones y reacciones que se producen diariamente en los seres humanos son temor a ...

auto-ayuda bienestar emocional

Por Psic. Raquel Ribes * Ayuda Psicológica en Línea - Psicólogos por Internet “Sentir emociones es lo que hace a nuestra vida rica” -Daniel Goleman Seguro que alguna vez habéis visto a una persona actuar con miedo, con ira, con tristeza o alegría y decir: “Es que yo soy así”. Cuando decimos esto, nos adjudicamos una emoción como parte inalterable de nosotros, pero lo que en ...

dietas y nutrición alimentos y emociones

Ni qué decir tiene que cuerpo y alma están íntimamente relacionados. Nuestro estado emocional depende de nuestro estado físico y viceversa. La correcta alimentación es una de las claves de nuestra salud y por ende de nuestro buen estado anímico. Pero... ¿qué es una correcta alimentación? La respuesta a esta pregunta comprende muchos aspectos. En este artículo me voy a centrar en la relación salud- ...

Vínculos y relaciones comunicación asertiva consejos ...

El culto al optimismo y a la felicidad, nos hace perder de vista otras emociones que, a pesar de nuestros pesares, son igual de válidas y adecuadas que la tan popular alegría. Como humano que eres experimentas, entre otras, cuatro emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y rabia. ¿No es así? Párate a pensar, seguro que, en menor o mayor medida, sabes de qué te hablo y gracias a ello puedes deci ...

Vínculos y relaciones comunicación asertiva consejos ...

El culto al optimismo y a la felicidad, nos hace perder de vista otras emociones que, a pesar de nuestros pesares, son igual de válidas y adecuadas que la tan popular alegría. Como humano que eres experimentas, entre otras, cuatro emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y rabia. ¿No es así? Párate a pensar, seguro que, en menor o mayor medida, sabes de qué te hablo y gracias a ello puedes deci ...

Psicologia emoción emociones ...

En la siguiente entrada hablaremos acerca de las diferentes emociones, qué son y cómo nos afectan en el día a día. Comenzaremos por recordar que una emoción es un estado afectivo que experimentan las personas, una reacción al medio ambiente que además provoca cambios orgánicos (tanto a nivel fisiológico como a nivel endocrinológico). Las sensaciones tienen un origen innato, y en muchas oportunidad ...

consejos bienestar y armonia autorreualcion de las emociones ...

 La Represión de las Emociones En los últimos siglos, la educación ha primado la razón por encima de las emociones y ha restado importancia a la expresión de éstas, especialmente de las consideradas negativas, como la ira, la tristeza o el miedo, que suelen reprimirse u ocultarse. Sin embargo, las emociones son expresiones naturales de nuestra realidad interna y su represión es una fuente de prob ...

psicología el arte de vivir consejos de salud

Transformando las emociones negativas, incluye audio de meditación guiada de El Arte de Vivir España Cada emoción está relacionada con una sensación definida en el cuerpo. Muchas veces, nos dejamos llevar por los pensamientos o sentimientos, y no observamos las sensaciones.Observando las sensaciones en el cuerpo podemos transformarlas y así transformar las emociones.Hacemos tantas afirmaciones : & ...

aceptación siente aceptación ...

Vivimos sin tiempo para vivir. Llevamos tanta prisa que nos comemos el mundo, pero no sabemos a qué sabe; damos un mordisco, tragamos sin más y a por el siguiente trozo. Si por algún casual nos da por parar dos segundos y reflexionar, quizá nos encontremos con la sensación de no haber hecho nada a pesar del tiempo que ha pasado. Ponemos tanto el foco en lo que tenemos que hacer que nos perdemos lo ...