Reconociendo nuestras emociones

Reconociendo nuestras emociones


Muchas veces tendemos a pensar que las emociones son buenas o malas en función de cómo nos hacen sentir. Si estamos alegres y excitados por una buena noticia, un buen resultado o una experiencia divertida y agradable, creemos que eso es lo bueno, lo que tendría que ser. Nos gustaría vivir siempre en ese estado, ya que nos hace sentir bien.

De lo que muchas veces no nos damos cuenta es que la tristeza, la ira o el miedo, por ejemplo, también son emociones que forman parte de nosotros. Y, aunque nos hagan sentir cosas desagradables, son emociones positivas en el sentido de que nos aportan información igual de valiosa que las demás sobre lo que nos sucede. Eso puede ayudarnos a comprendernos mejor, a adaptarnos, a crecer y a evolucionar como individuos. De ahí la importancia de prestarles la atención que merecen.

Por tanto, yo considero que no hay emociones buenas o malas, sino que hay emociones valiosas. Todas y cada una de ellas lo son. Las más agradables y las menos. Nos guste más sentirlas o nos guste menos. Y están ahí para mostrarnos algo, lo que sucede es que muchas veces tenemos miedo a ver qué es eso que quieren enseñarnos.

¿Te ha pasado alguna vez que te has enfurecido tanto que no podías expresar tu cabreo con palabras? Quizá hayas descargado esa tensión haciendo deporte excesivo, comiendo incontroladamente, con los videojuegos o llorando de pura rabia. O quién sabe, con algo mucho más dañino para tu salud que eso. ¿Y te ha pasado que has tenido tanto miedo, que eso mismo te ha asustado lo suficiente como para no querer afrontarlo? ¿Que te ha dejado completamente bloqueado y sin saber qué hacer?

Si es así, déjame decirte que está bien, es algo natural, nos ha pasado a todos de un modo u otro en algún momento de nuestras vidas. Pero cerrar los ojos ante lo evidente, no es lo que más puede ayudarte. Mirar a lo que acontece con firmeza, a pesar de todos los miedos, a pesar de todas las dudas, eso sí puede hacerlo.

Soy muy consciente de que mirar de frente a nuestras propias emociones puede llegar a dar mucho miedo, sentirte “fuera de tus casillas” y sentir que pierdes el control, asusta. Puedes creer que si lo haces vas a estropear algo, o quizá perder a alguien a quien quieres. Quizá tengas miedo a sentirte más solo e incomprendido de lo que ya te sientes, pero no te imaginas lo importantísimo y vital que es expresar aquello que llevas dentro y que tanto te atormenta. Aquello que llevas cargando durante tanto tiempo a tus espaldas y de lo que, a veces, ni tú mismo te das cuenta.

Para perder ese miedo a nuestras propias emociones debemos comprenderlas y, para comprenderlas, debemos permitirnos sentirlas. Sentir esa incomodidad, respirándola, dándole el espacio y la atención que requieren y sabiendo que los malos ratos pasan. Y cuando pasan, llega la calma. También sabiendo que siempre habrá alguien ahí, para ti, si te lo permites.

No voy a recomendarte, y mucho menos pedirte, que hagas ese cambio de hoy para mañana. Ni si quiera que hagas el cambio. Si ha de llegar, llegará. Como bien dicen, “las cosas de palacio van despacio”. Pero sí me gustaría transmitirte el mensaje de que es posible cambiar eso si uno quiere de verdad. Y que se siente maravillosamente bien cuando se consigue. Tienes pleno derecho a sentir todo lo que sientes y también a expresarlo. Y se puede trabajar en ello, para hacerlo de una manera constructiva y segura.

Si lo pensamos bien, las emociones no tienen el poder que le otorgamos. Ellas por sí mismas no hacen nada. ¡¡El poder está en lo que nosotros mismos hacemos bajo su presencia!! En la sociedad de hoy en día estamos acostumbrados a evadir aquello que no nos gusta, lo contradecimos, luchamos contra ello o escapamos directamente. Pero no nos gusta estar ahí, sintiendo, respirando nuestras emociones. Es demasiado incómodo e incluso doloroso, ¿verdad?

Te digo, de corazón, que no hay nada peor que tapar y cubrir aquello que sentimos, nada peor que ignorarlo, porque cuando lo hacemos es como una bola de nieve que cada vez se hace más y más grande. Hasta que llega un punto en que ya cuesta demasiado frenarlo. Y ya sabéis lo que dicen, ¿no? Que si no paras tú ya lo hará la vida por ti. ¡Y cuánta razón!

En definitiva, me parece una gran idea que trates de extraer información de esas emociones que sientes y vives para aprender a ser cada vez más resiliente, para disfrutar de la vida y para adaptarte de un mejor modo a todo aquello que te sucede. Vive más desde la audacia y el atrevimiento y no tanto desde el miedo.

Confía en ti, confía en la vida. Porque si eres capaz de hacerlo, te aseguro que solo tendrá cosas bonitas que ofrecerte.

Tan sólo vive desde el amor, desde el corazón.

Nota: El artículo ha sido publicado originalmente en Saludterapia.

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Cómo reaccionamos cuando presentamos síntomas físicos? Afortunadamente no todo el mundo reacciona de la misma manera cuando presenta síntomas físicos. Algunas personas sienten que necesitan un descan ...

La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones de estrés o peligro, pero cuando se vuelve crónica o abrumadora, puede interferir significativamente en la calidad de vida. Afortunadam ...

Las sustancias químicas pueden producir alteraciones hormonales, dañar el ADN, desactivar o activar genes, entre otros, lo que es un factor de riesgo de desarrollar diversas patologías como el cáncer. ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Aceptación Confianza Siente ...

Las emociones son un aspecto fundamental de nuestra existencia, gracias a ellas tomamos decisiones ante la gran cantidad de estímulos que se presentan en nuestro entorno. Sucede que, lo que muchas veces las emociones nos están diciendo, son cosas que no estamos preparados para escuchar ni atender. Es así como nace el miedo a sentir, que cargamos con él sin apenas darnos cuenta. Las relaciones que ...

psicología cambios emociones ...

¿Sabías que si escuchas a tus emociones te pueden dar muchas respuestas? ¿Sabías que el primer y primordial paso para gestionarlas es identificarlas en ti? Mucha gente quiere aprender a “controlar” sus emociones, a gestionarlas, pero para ello es imprescindible identificarlas previamente. Si aprendemos a saber porqué aparecen y de qué nos informan, sabremos identificarlas y de esta man ...

Psico felicidad

Catálogo de cinco emociones de felicidad que pueden cambiar tu vida para siempre por la ilusión que desprenden. Sentir emociones es una experiencia de bienestar muy importante en la vida. El lenguaje emocional define ese alfabeto significativo que nos hace sentir libres como personas. Es evidente que a lo largo de la vida no solo experimentamos emociones desagradables, sino también, otras que son ...

auto-ayuda bienestar emocional

Por Psic. Raquel Ribes * Ayuda Psicológica en Línea - Psicólogos por Internet “Sentir emociones es lo que hace a nuestra vida rica” -Daniel Goleman Seguro que alguna vez habéis visto a una persona actuar con miedo, con ira, con tristeza o alegría y decir: “Es que yo soy así”. Cuando decimos esto, nos adjudicamos una emoción como parte inalterable de nosotros, pero lo que en ...

precisión relaciones siente ...

Estás en el trabajo, se ha producido un problema del que no eres responsable y tu jefe te pone en evidencia delante del cliente. El corazón se te dispara, pero no eres capaz de articular palabra. La indignación y el malestar te duran todo el día. No dejas de dar vueltas a lo que deberías haber respondido. Te levantas tranquilo y de buen humor, pero, ya en el desayuno, tu hijo adolescente empieza a ...

Psicologia emoción emociones ...

En la siguiente entrada hablaremos acerca de las diferentes emociones, qué son y cómo nos afectan en el día a día. Comenzaremos por recordar que una emoción es un estado afectivo que experimentan las personas, una reacción al medio ambiente que además provoca cambios orgánicos (tanto a nivel fisiológico como a nivel endocrinológico). Las sensaciones tienen un origen innato, y en muchas oportunidad ...

precisión relaciones siente ...

Las emociones, a pesar de ser necesarias y adaptativas, también nos avisan de algo que está sucediendo en nuestro entorno, por lo que pueden desbordarnos y convertirse en inmensas olas que nos arrastran hasta las profundidades de la desesperación. Somos seres emocionales, es algo que tenemos que aceptar, lo que no podemos permitir es que su intensidad nos domine hasta el punto de gobernar nuestra ...

Emociones

Emociones positivas y negativas ¿Es útil esta clasificación? Seguramente habrás escuchado hablar de las emociones negativas.  De hecho, son las que más nos suelen preocupar.  Nadie suele tratar de deshacerse o luchar contra las emociones positivas como la felicidad. En este artículo voy a explicarte por qué deberías dejar de ponerle la etiqueta de negativa a ciertas emociones. ¡Sigue leyendo! [t ...

Autoayuda

Blog de Ayuda Psicológica en Línea ¿Cuántos tipos de emociones conoces?, ¿Cuáles has llegado a sentir?, en la siguiente lista de emociones encontrarás un útil recurso didáctico para identificarlas con más facilidad. Las emociones son las herramientas que nos permiten “calibrar nuestro entorno”, aprovechar nuestros recursos y tomar mejores decisiones al momento de enfrentar problemas. Por lo tant ...

¿Hacemos un pequeño juego? Es un juego para pasar de "conocer algo" a "hacer realidad en ti una mejora en tu forma de sentir". Puede que, si nos paramos a pensar, conozcamos el significado teórico de muchas de las emociones que existen, pero... lo llevamos a la práctica o... ¿sólo compartimos nuestro conocimiento en forma de consejos, fotos o frases motivadoras en Facebook o In ...