Salud

Crear Salud Idea guardada 8 veces
La valoración media de 28 personas es: Excelente

Entrena la amabilidad, puede cambiar tu vida

Dicen que la amabilidad, como los bostezos, es contagiosa. Cuando alguien es amable contigo, se te queda una sensación tan placentera que tu forma de tratar a las siguientes personas es ligeramente diferente.

Gesto amable entre dos personas


Fuente: Pixabay / cherylholt

Justo esta mañana he vivido una situación bastante sencilla, pero que me ha ayudado a comprender cómo se contagia la amabilidad de un ser humano a otro. Me encontraba en un supermercado, terminando la compra, cuando me he dirigido a la línea de cajas. Había un señor que se apoyaba sobre dos muletas, pensé que iba a pagar algo y le cedí el paso a la caja. Me dijo que iba a coger una bolsa de plástico, de las que tienen colocadas en la parte de abajo de las líneas de caja, para poder ir guardando ahí lo que comprase. Me he ofrecido a dársela yo mismo y el señor se ha sentido muy agradecido. Acto seguido, la persona que estaba detrás de mí en la fila y había presenciado que yo había ayudado al señor de las muletas, se ha ofrecido amablemente a colocar él la cesta que yo había vaciado cuando había terminado de colocar en la cinta mis productos. Me ha sonreído con complicidad, como expresando con su mirada, tú ayudas y yo te ayudo a ti.

Esta pequeña anécdota refleja que cuando hacemos una buena acción por los demás, no sólo la persona que lo recibe se siente bien sino que probablemente ella haga lo mismo con otros. Las personas que son testigos de ese detalle también entran a formar parte de ese círculo de amabilidad.

Podríamos decir que lo mismo ocurre con los comportamientos negativos, cuando presenciamos que alguien es desagradable con otro ser humano, automáticamente nos ponemos a la defensiva y no tenemos ninguna gana de ser amables con esa persona. Normalmente lo que obtendrá de nosotros sea rechazo. Este sentimiento que surge de primeras, podemos también aprender a controlarlo, la amabilidad se entrena y aunque no la obtengamos de los demás, a la larga, nos daremos cuenta de que responder con amabilidad ante la hostilidad nos hace sentir mejor que dejarnos llevar por el ambiente negativo que nos rodea. Este gesto de no respuesta con la misma moneda también ayuda a detener la violencia en muchos conflictos.

La amabilidad es fruto de la consciencia. Sólo puedes ser amable cuando estás despierto y atento al mundo que te rodea. Cuando nos encontramos en nuestro camino personas que nos parecen egoístas, si tenemos la oportunidad de profundizar y percibir cuál es su estado de consciencia, nos daremos cuenta de que probablemente actúen desde el piloto automático, sin ser conscientes de sus propias necesidades ni de las de los demás.

Ser consciente para poder ser amables
Fuente: Pixabay / sasint

Ser capaces de ser amables también requiere de una buena dosis de flexibilidad en nuestro comportamiento. La amabilidad es lo opuesto a la rigidez, cuando mostramos amabilidad hacia nuestro entorno no dejamos que nuestro ego tome el control de las situaciones, sino todo lo contrario. Observamos de qué manera podemos adaptar nuestras preferencias para que las personas que nos rodean se sientan a gusto y la carga que cada una lleva dentro se haga más liviana.
 

¿Cómo puedo entrenar la amabilidad?


Una buena manera para entrenar la amabilidad es a través del mindfulness. El mindfulness significa decidir vivir la vida desde la atención plena. El mindfulness produce en nosotros una doble actitud ante la vida:  

Hacia el exterior: Seremos capaces de estar presentes, desconectar el piloto automático y ser realmente los protagonistas de nuestra vida.

Hacia el interior: Podremos descubrirnos con curiosidad y a la vez ser conscientes de qué es lo que estamos sintiendo en cada momento.
  Cuando empezamos a aplicar la atención plena en nuestra vida comenzamos a ser más amables con nosotros mismos, dejamos de juzgarnos y despertamos a una visión más amorosa de todo lo que nos rodea. Al ser más amables con nosotros mismos, conseguimos relajar el flujo de nuestros pensamientos. Somos capaces de conectar mejor con nuestro entorno y con las necesidades de los demás.

A través de esta práctica también conseguimos mejorar la paciencia. Cuando dejamos de lado la necesidad de controlarlo todo también dejamos de controlar a los demás, les permitimos ser como en realidad son, o en realidad, comenzamos a verlos como son y los aceptamos. La aceptación y la paciencia son claves a la hora de hacer la vida más fácil a los demás.

Mindfulness también ayuda a trabajar la compasión, esta, es esencial para relacionarnos con los demás desde nuestra esencia más pura. Según dice la tradición budista, la amabilidad y la compasión son como las dos alas de un pájaro. Mindfulness nos enseña a cultivar ambas facetas.

A través de la práctica meditativa de la compasión podemos percibir que sentimos y padecemos como los demás seres que nos rodean, que en realidad estamos unidos y podemos decidir acompañarnos para habitar en una vida mejor. Normalmente vivimos nuestros padecimientos como únicos cuando en realidad todas las personas vivimos el mismo tipo de drama y sufrimiento.

Pequeños gestos en nuestro día a día pueden hacer que nuestro entorno sea cada vez más agradable, no sólo porque hacer felices a los demás aumenta nuestra propia felicidad, sino porque ser ejemplo de amabilidad es una herramienta que está al alcance de todos nosotros para poder cambiar la sociedad en la que vivimos.

Una sonrisa de amabilidad


Fuente: Pixabay / StockSnap

Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás.

Dalai Lama

Esta frase del Dalai Lama nos anima a llevar a cabo la práctica del dar sin esperar a recibir nada a cambio. Precisamente porque aquellos que parezcan que menos merecen nuestra amabilidad son las personas que más lo necesitan.

Aunque no busques beneficios para ti mismo con tus actos amables debes saber que tener gestos compasivos hacia los demás te hará sentir lleno de energía. Incluso más optimista y más tranquilo.

Merece la pena traspasar esas barreras que a veces nos impiden ser amables. En ocasiones, actuamos desde la vergüenza o con los juicios que emitimos sobre nosotros mismos, y tenemos miedo a qué dirán las personas que nos conocen si dejamos de comportarnos como hemos venido haciendo hasta ahora. Debo decirte que si empiezas a hacer pequeños cambios y a tener detalles agradables con los demás enseguida notarás que lo que das es lo que recibes.

¿Quieres probar el mindfulness para trabajar, entre otras cuestiones, la amabilidad? Pues déjate ayudar por la app Siente, – que puedes descargar aquí – . A través de meditaciones guiadas, el mindfulness y la psicología positiva podrás mejorar tu bienestar y, en definitiva, ser feliz.

Pero, además, la metodología Siente forma parte del método Crear Salud, que te ayudará a establecer nuevos hábitos en tu día a día, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activa.

   

 
Fuente: este post proviene de Crear Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Consejos para pasar una Navidad saludable

La llegada de la Navidad puede descontrolar algunos aspectos de nuestra vida cotidiana como pueden ser la alimentación, el sueño, la actividad diaria, etc. Pero no te preocupes, esto es muy normal, ya ...

Recomendamos

Relacionado

relaciones amabilidad amor ...

Educar en el valor de la amabilidad

La belleza de las personas nace de este valor tan hermoso y valioso llamado amabilidad. Quizás en nuestra educación no hayamos recibido tanta amabilidad como nos habría gustado, sin embargo, tenemos la capacidad para educar a nuestros hijos en el valor de la amabilidad. Veamos cuál es la actitud a tomar para ser amables y transmitir amabilidad. Todos conocemos o hemos conocido personas que con sus ...

psicología amabilidad conocerse ...

La amabilidad empieza por uno mismo: Mercedes de Blas

Cuando uno empieza a escuchar a Mercedes de Blas lo primero que tiene que hacer es bajar el ritmo. Mercedes, cuya ocupación profesional ha estado ligada al teatro de toda la vida (escenografías y demás) y también ejerce como profesora en el centro Shambhala, transmite una inmensa paz y se recrea en las pausas, dejando que sus palabras calen y sus pensamientos afloren. Y nos ha hablado de algo en l ...

confianza relaciones siente ...

La amabilidad y gratitud: el camino hacia la felicidad

La amabilidad y gratitud son valores o virtudes que abren las puertas de nuestro corazón a los demás seres humanos. Sin duda, esto nos hace personas más felices, rebosantes de vida. El propio amor es el que se manifiesta en quien expresa su amabilidad y gratitud a otra persona, es como hablar de una forma profunda de ser a ser. Albergar y reforzar estos valores nos alimenta y llena de amor… ...

bienestar; ejercicio; entrenamiento personal; ...

SanoCenter Granada: entrena tu vida

Last week SanoCenter opening took place in our city. This is a new space dedicated to fitness and wellness, and you better know it in case you want a healthy body and mind. La pasada semana abrió sus puertas oficialmente SanoCenter, un nuevo espacio dedicado al fitness y la salud que tenéis que conocer si queréis que vuestro cuerpo y vuestra mente estén en su mejor forma. Me encanta saber que en ...

filosofía psicología alma de emprendedora ...

Cómo puede cambiar tu vida en un año

Hoy he tenido una siesta de lo más reparadora. Hace mucho que no tenía siestas así: profundas, de esas que no te dejan despertarte y cuando crees que ya lo has hecho, resulta que vuelves a dormirte y sueñas mil cosas después, y luego te levantas por fin con esa cara de haber rejuvenecido 5 años. Y en uno de esos momentos a punto de levantarme, soñé con mi pasado. Mi tan querido y tan odiado pasado ...

Para el sentido Para la integración Para la mente ...

Por qué conocer tu relato puede cambiar tu vida

Todos tenemos un relato, una historia que nos contamos una y otra vez sobre nosotros mismos, lo que somos, lo que no somos. Muy pocas personas son realmente conscientes del libreto que opera detrás de sus acciones, como si hubiera un direcator/a que programara su vida y sus acciones de acuerdo del programa ordenado de lo que se espera de tal o cual persona. La entrada de hoy te mostrará algunas de ...

el arte de vivir emociones consejos

El Entusiasmo Puede Cambiar Tu Vida

El Entusiasmo Puede Cambiar tu Vida de El Arte de Vivir España Si miras para atrás, ves que todo el pasado se disolvió, que el pasado bueno o malo es como un sueño, se termino. ¡La vida es ahora! Por lo menos ahora, en este instante, ten entusiasmo. ES TU OPCIÓN de SER O NO SER entusiasta con las cosas de la vida. No se puede vivir con entusiasmo si estás aferrado al pasado. simplemente tienes que ...

filosofía psicología cambio de vida ...

Cómo Coaching puede cambiar tu vida

Michael Jastremski Últimamente estoy agitada, excitada, con emociones a flor de piel y una dosis de energía muy elevada. Y es que estoy viviendo un cambio: uno de los cambios más importantes de mi vida. Y eso se nota en todo: en mi actitud ante cosas que antes me sacaban de quicio, en mis ideas que a veces sorprenden a otros pero sobre todo que me sorprenden a mí misma. ¿Esta soy yo? ¿La chica tím ...

crecimiento personal

Efecto Pigmalión: las inquietantes profecías autocumplidas

¿Sabes qué es el efecto Pigmalión y todos sus beneficios? Sería interesante que la conocieras, al fin y al cabo te puede cambiar la vida y también de tus seres queridos. Seguro que en alguna ocasión has creído que una persona podía lograr algo, has tenido confianza en tus expectativas y tu profecía se ha hecho realidad. Ese es el efecto Pigmalión: si crees que una persona puede lograr algo, lo con ...

general ponte en forma

Entrena tu descanso

Los humanos todavía mantenemos algunos reflejos de cuando dormíamos en la naturaleza, y un ejemplo es que en luna llena mantenemos un sueño más superficial que el resto del periodo lunar, debido a que en la edad de piedra había más peligro de ser devorado por los depredadores bajo la luz de la luna. El sueño normal se compone de dos periodos REM (del Inglés Rapid Eyes Movement) y No-REM. El period ...