Idea guardada 2 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

El flujo vaginal por ovulación y 4 etapas de cambios en el moco cervical a través de tu ciclo

image23
El flujo vaginal por la ovulación es un fenómeno importante para la mujer. Al igual que todo en la naturaleza, el organismo femenino vive de acuerdo a un ciclo. Los cambios que experimenta la mujer en términos de su ciclo menstrual, por lo general, no pasan desapercibidos. Sin embargo, o bien no le prestamos atención o existe una falta de conocimiento sobre cómo interpretarlos. Uno de los cambios cruciales es, sin duda, el cambio asociado con el flujo vaginal normal, que varía en color, cantidad y consistencia a medida que el ciclo menstrual progresa.

Los ginecólogos dicen que durante un ciclo menstrual, la mujer vive a través de 4 estaciones. En este curso de cambios hormonales, el estado de ánimo de la mujer cambia, así como el apetito, la libido y en general la forma en que se siente. Además, la forma del moco cervical cambia dramáticamente.

La habilidad para identificar el flujo que acompaña la ovulación, te ayudará a determinar los días más favorables para la concepción y planificar un embarazo. Saber cuándo esta descarga no es normal puede ayudarte en la detección temprana de posibles patologías del sistema reproductivo. Dicho esto, vamos a arrojar más luz sobre algunas cuestiones.

El flujo vaginal de la ovulación: ¿Cómo luce?

A pesar de que muchas mujeres logran reconocer el comienzo de la ovulación, basándose en la sensación dolorosa en la parte inferior del abdomen o la espalda, un signo más fiable de la llegada de la ovulación es el aspecto del moco cervical que expulsamos durante estos días importantes del ciclo, u horas, para ser más precisos.

El moco cervical es la sustancia producida por el cuello del útero, que llena el canal cervical. Dependiendo de la fase del ciclo menstrual, este cambia su textura y consistencia. Durante la ovulación es resbaladizo, abundante, por lo general transparente, muy similar a la clara de huevo.

¿Cómo controlar los cambios en el moco cervical a través del ciclo menstrual?

A medida que tu ciclo avanza, puedes tratar de controlar tu descarga diaria. El moco cervical se puede comprobar en la ropa interior o en el papel higiénico después de su uso, de lo contrario puedes insertar un dedo limpio en la vagina. Vas a detectar 4 etapas de cambios, habiendo entendido cómo distinguirlas, aprenderás rápidamente a reconocer el comienzo de la ovulación.

I-Después que la menstruación ha terminado, el moco cervical es muy grueso y denso. Él cierra la entrada cervical, para prevenir la entrada de organismos indeseables en el interior. Durante este período la mujer normalmente no detecta descarga vaginal, a veces estos días se conocen como “días secos”.

II- A medida que se acerca la ovulación, el moco es cada vez más acuoso y transparente. En estos días incluso se puede sentir como si la ropa interior se humedeciera un poco. La secreción acuosa se vuelve cada vez más espesa, tomando una consistencia de clara de huevo crudo. Tal flujo vaginal ayuda a los espermatozoides a viajar hasta el cuello del útero más rápido, y estos son los mejores días para quedar embarazada.

III- Después de la ovulación el moco cervical adquiere una consistencia cremosa, que impide el avance de los espermatozoides. Este puede ser de color blanco perla o ligeramente amarillento, parecido a una loción corporal en su textura.

IV- Cercano al comienzo de la menstruación el moco se torna pegajoso, a veces lleno de bultos, siendo esta la opción menos favorable para un intento de concepción, pues es muy difícil que los espermatozoides se muevan a través de un moco tan espeso.

La descarga vaginal de ovulación y las manchas

Durante la ovulación muchas mujeres notan algunas manchas de sangre y se preocupan. En realidad si esta secreción con sangre no es abundante y no dura más de 2-3 días, es sólo su reacción individual a la ovulación y una variante de lo normal.

¿Por qué ocurre este manchado durante la ovulación en algunas mujeres? Muy simple: se debe a la salida del óvulo fuera del folículo, que provoca la ruptura de vasos sanguíneos, generosamente suministrados con sangre antes de la ovulación. Si eres una mujer con vasos sanguíneos delicados, es probable que experimentes un ligero manchado o veas algunas rayas con sangre en el moco cervical, durante el período de la ovulación. Este manchado por lo general es de color parduzco en contraste con el sangrado menstrual, que es rojo brillante.

La descarga de la ovulación en las mujeres se asocia con el período fértil, o sea, el embarazo sólo se producirá si un óvulo maduro sale del folículo. Es por eso que la mayoría de las mujeres tratan de detectar la ovulación. Habiendo determinado los días más favorables para la concepción, se puede aumentar las posibilidades de quedar embarazada durante un ciclo. Algunas mujeres también tratan de evitar el embarazo no deseado de esta manera, aunque esto, sin duda, no es un método anticonceptivo seguro.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos