comunidades

Cuidados: Remedios caseros contra resfriados

¡Buenas noches a tod@s!, bueno... eso de "buenas" aquí es excepcional. El tiempo que tenemos ahora mismo en el norte de España es contradictorio a la estación en la que estamos (verano). Llueve bastante o los días son, en su mayor parte, grises. Las temperaturas suben y bajan de golpe y, precisamente eso, es lo que debilita a nuestro sistema inmunológico y nos hace enfermar. ¿Por qué os comento esto? porque yo soy una de esas personas a la que le puede bastante los cambios bruscos de temperatura y, cuando esto sucede, siempre acabo con resfriados o constipados leves. Como, normalmente, son muy poco pronunciados o simplemente son síntomas de que estamos enfermando (y podemos prevenirlos) no nos merece mucho la pena ir al médico (más los/las que tenemos una agenda apretada), así que, cuando observo que empiezo a tener síntomas de catarro, siempre procuro usar los remedios caseros que, usualmente, nuestras madres o nuestros padres y abuelos/as usaban con nosotros cuando éramos pequeños/as o usaban ellos/as en sus tiempos de juventud.

Con productos sencillos de conseguir que tenemos por casa podemos prevenir y ayudar a curar resfriados.

Es esta entrada dejaré algunos trucos sencillos para ayudar a prevenir constipados y gripes débiles o consejos para aliviar los síntomas del resfriado, así como reducirlo notablemente. Son "tips" que muchos ya sabemos puesto que son tradicionales. Aún así os los citaré para los que no los conocéis u os refrescaré la memoria a los que ya tenéis conocimiento de ellos:
~ Jengibre, un poderoso antigripal: Para reducir el malestar que nos provoca la gripe prepararemos una infusión totalmente beneficiosa debido a sus propiedades analgésicas, antipiréticas (para prevenir la fiebre) y antigripales: Picamos o rayamos la cantidad de una cucharada sopera de jengibre y la agregamos a una taza grande de agua hirviendo. Para que sea incluso más potente podemos añadirle limón y miel, ya que son dos ingredientes (citados más abajo) que ofrecen los mismos beneficios.
~ Líquidos calientes: Nuestras abuelas no se equivocaban, los líquidos calientes son una forma estupenda de aliviar inmediatamente el flujo nasal, la tos, los estornudos e incluso la molesta irritación de garganta, según indican estudios de la Universidad de Cardiff (Inglaterra). Así que un buen vaso de leche caliente, una sopita de pollo o incluso una infusión (como la indicada en el primer punto) siempre nos sentarán de maravilla.
~ Hidratación: agua y muchos jugos: La hidratación es un punto clave en un resfriado o gripe debido a que, en estos estados, nuestro cuerpo tiende a deshidratarse. Para ello debemos beber muchísima agua (para recuperar líquidos) e incluso jugos de frutas que nos proporcionarán varios elementos (como la Vitamina C) para que nuestro sistema combata mejor las afecciones.
~ Ajo en infusión: Os parecerá raro pero el ajo no solo es un estupendo condimento que hace que nuestras comidas sepan a gloria, si no que también posee propiedades antisépticas que nos ayudarán a mejorar nuestro resfriado o gripe. La forma perfecta de tomarlo es en infusión (igualmente que el jengibre) Picaremos uno o dos dientes y los añadiremos a una taza de agua hirviendo a la que, también, podremos incluirle un poco de limón y miel para reforzar su efecto.
~ Combatir la irritación nasal con bicarbonato y sal: Mezclando un cuarto de cucharilla de sal marina (sin yodo) y otro cuarto de cucharilla de bicarbonato con agua tibia obtenemos una potente solución para evitar la irritación nasal. El modo de empleo sería el siguiente: vertemos un par de gotas en cada orificio nasal. Luego de esto inclinamos la cabeza hacia delante para que se escurra el excedente y, finalmente, nos sonaremos suavemente. Pasado un rato notaremos la mejoría.
~ Infusión de limón: Seguimos con las infusiones. Esta vez nos centramos en un cítrico que calificaría de milagroso. En un anterior "post" ya os había mostrado cómo mantenernos bellas/os y saludables con el limón. Hoy os mostraré cómo mejorar un resfriado con esta poderosa fruta antibacterial, antiviral y antiinflamatoria. En una taza de agua hirviendo agregamos el zumo de un limón o un par de rodajas de este mismo. Si queremos hacerlo más potente y delicioso podemos añadirle un chorro de miel.
~ Miel, dulce medicina: Evidentemente, la miel no iba a ser menos que nuestros anteriores protagonistas ya que posee los mismos beneficios antisépticos. Además, ayuda a combatir las molesta flemas y las infecciones de la garganta. Podemos mezclar un poco de ésta con leche caliente, podemos añadirla a las infusiones anteriormente mencionadas o, para que actúe directamente, podemos hacer gárgaras con un poco de agua caliente y dos cucharadas de miel.
~ Té verde, un gran ayudante: Además de tener otros beneficios (de los cual os hablaré próximamente), el té verde nos ayuda a combatir y prevenir los catarros y gripes gracias a la catequina: una sustancia con propiedades antivirales. La mejor manera de aprovechar estos beneficios es haciendo gárgaras. De esta manera (y según los expertos) las áreas afectadas quedan mejor expuestas a las propiedades antivirales del té.
~ Vapor de hiervas depuradoras: Los vapores de hiervas como el eucalipto, lavanda, enebro, albahaca, menta, tomillo, melisa, salvia y canela son beneficiosos para abrir y descongestionar nuestras vías respiratorias. Para ello calentamos en un cazo de agua unas hojas de cualquiera de estas hiervas y, posteriormente, colocamos nuestra cabeza encima que cubriremos con una toalla para que no se escapen los vapores.
~ Jarabe de pétalos de rosa: Este jarabe es ideal para prevenir los catarros y sus síntomas. Dejaremos reposar 50 gramos de pétalos de esta flor en dos tazas de vinagre de sidra durante 10 días. El lugar en donde debemos dejarlo reposar debe estar fresco y ser cálido. Podemos emplear este jarabe de dos formas: o bien para hacer gárgaras o bien tomar tres cucharaditas diarias como jarabe.
~ Baños calientes para los dolores musculares: Normalmente, cuando entramos en una gripe o resfriado, nuestros músculos sufren dolor. Para aliviarlo lo mejor es tomar un baño caliente donde podremos agregarle unas gotas de aceites esenciales de nuez moscada, jengibre o incluso una cucharada de mostaza en polvo.
Espero que estos consejos puedan serviros de ayuda en esos días que, como ya he dicho, el tiempo "se vuelve loco" y cambia bruscamente o, sencillamente, cuando sintáis que estáis empezando a enfermar. Cabe decir que si los síntomas no remiten en varios días e incluso empeoran SÍ ES NECESARIO acudir al médico. Jamás nos debemos auto-medicar o dejar pasar una enfermedad si los síntomas empeoran notablemente."Sabia es la naturaleza que en todo momento nos da elementos para cuidar de nuestro bienestar"

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Buenos días a todos/as! He vuelto de nuevo al blog después de un tiempo de descanso, reflexión y solución de algunos problemas personales. Nada inusual, ya que todos pasamos por situaciones así en al ...

¡Buenas noches a todos y todas, queridos/as lectores/as! Vuelvo a mi rutina normal de escribir en horario nocturno. Hace una noche tan preciosa que me inspira muchísimo y, a su vez, me ayuda a ordenar ...

Buenas y frías tardes a todos, lectores míos. Como he indicado empezaré a retomar con más frecuencia las entradas de mi blog. Tengo millones de temas, DIY, consejos y opiniones que comentaros, el prob ...

¡Buenos días de este maravilloso (y caluroso, aquí) Sábado! Hace mucho tiempo que no actualizo el blog debido a que he estado algo enferma. Ahora que estoy mejor aprovecho un hueco que tengo para darl ...

Etiquetas: mujerconsejossalud

Recomendamos