Idea guardada 47 veces
La valoración media de 185 personas es: Muy buena

Tu pH vaginal en equilibrio

Un desequilibrio en el pH vaginal puede causar picazón, ardor al orinar, flujo vaginal excesivo e incluso infecciones comunes como la vaginosis bacteriana o la infección por levaduras.

En la vida diaria influyen muchos factores que, sin darte cuenta, pueden estar saboteando tu pH vaginal normal. Por ejemplo:

Mantener una higiene inadecuada de la zona genital.

Ducharse o lavar el canal vaginal con jabones muy fuertes.

Usar ropa ajustada todos los días.

Tener perturbaciones en la alimentación y en el sueño.

Haber pasado la menstruación.

Consumir demasiada cafeína o bebidas gaseosas.

Usar ciertos medicamentos como los antihistamínicos y los antibióticos regularmente.

Para mantener los valores del pH vaginal en un rango saludable es necesario corregir estos detonantes, en los casos que sea posible.

Mantén tu área genital limpia y seca. Lavar con agua y jabón una vez al día es suficiente. Usa siempre una toalla seca y limpia.

Aléjate de las duchas vaginales, son realmente perjudiciales. Pueden lavar y arrastrar las bacterias beneficiosas de la región vaginal, perturbando el pH y exponiéndote a la sequedad y las infecciones. También debes evitar los jabones muy perfumados, que contengan muchos químicos o que sean anti-bacteriales (este tipo de jabón suele tener un pH entre 9 y 10).



Use ropa interior holgada y de algodón la mayor parte del tiempo, especialmente durante la noche. Esto permite que la zona respire mientras duermes.

Evita el consumo excesivo de té, café y otras bebidas carbonatadas que influyen directamente en el pH vaginal. Tampoco es bueno comer muchos alimentos procesados, ya que ​​contienen muchas sales y conservantes que afectan la flora vaginal. Se recomienda comer sano y beber mucha agua.

Limpia tus genitales siempre de adelante hacia atrás, nunca en sentido contrario.

Cuando tengas el período, cambia las almohadillas o tampones con frecuencia. Practica sexo seguro y evita tener múltiples parejas sexuales.

Si es posible, evita el uso de píldoras u otros anticonceptivos hormonales. Si observas síntomas inusuales como picazón, ardor o flujo anormal, puedes buscar tiras de prueba para el pH vaginal, así verificas si tu pH está alterado. En las farmacias están disponibles los kits de prueba de pH vaginal, simplemente debes colocar el dispositivo en tu canal vaginal (no profundamente, sólo superficial) y observar el cambio de color en la tira de prueba para comprobar a qué valor corresponde la coloración resultante.

 

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos