comunidades

¿Conoces estos 5 factores que elevan tu pH vaginal?

Muchos cambios inusuales que se presentan en la vagina se deben al desequilibrio en el pH vaginal. Es común que las mujeres enseguida asuman que tienen una infección u otro problema, pero en realidad la causa puede ser algo mucho más simple. Veamos 5 factores que pueden alterar el nivel ácido natural de la vagina.

Las relaciones sexuales sin protección: El pH del semen está entre 7.1 y 8, obviamente al entrar en contacto con la vagina puede provocar cambios en su equilibrio ácido. Por eso es normal que algunas mujeres experimenten irritación y olor vaginal fuerte después de tener relaciones sexuales. Esto se puede evitar mediante el uso del condón.

La menstruación: La sangre tiene un pH de 7.4, por lo que durante el período es normal que el pH esté elevado. En la mayoría de los casos el organismo puede manejar esta diferencia por sí solo, pero ocasionalmente existe un mayor riesgo de infección durante o después de la menstruación.

El uso de duchas vaginales: Algunas mujeres creen que necesitan limpiar el interior de la vagina, pero eso es totalmente innecesario porque la vagina posee su propio mecanismo natural de auto-limpieza. Al aplicar duchas vaginales, estamos alterando en gran medida el entorno ácido y la flora bacteriana; ten en cuenta que el agua tiene un pH de 7, un valor que está por encima del rango de acidez natural. Además las fragancias utilizadas en algunas duchas vaginales pueden resultar irritantes para las delicadas membranas vaginales. Para mantener el área genital limpia y fresca lo único que debes hacer es lavar con agua de forma externa.

La lactancia materna o la menopausia: Nuestras hormonas, especialmente el estrógeno, juegan un papel importante en mantener la buena salud vaginal y el equilibrio del pH. Durante la lactancia o el comienzo de la menopausia los niveles del estrógeno son bajos, aumentando el riesgo de padecer sequedad vaginal y cambios bruscos en el pH, el cual se eleva.

El uso de tampones: Los tampones pueden absorber muy bien el líquido menstrual, así como las bacterias de la microflora vaginal, tanto las buenas como las malas. Si el número de bacterias beneficiosas (productoras de ácido láctico) disminuye, el pH pierde su equilibrio y las bacterias dañinas/levaduras pueden prosperar y superarlas en cantidad, propiciando el desarrollo de infecciones como la vaginosis bacteriana o la candidiasis vaginal.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos