comunidades

Búsqueda de información de Salud en Internet. Mi presentación en Colficat20

Escrito por Miguel López.
salud
El pasado 1 de octubre de 2016 ha tenido lugar la celebración de la V Jornada Fisioterapia TIC 2.0 (etiqueta  #Colficat20 en Twitter), a la que tuve el honor de ser invitado y compartir el programa con ponentes de alto nivel. Os recomiendo que no os perdáis ninguna de las ponencias (disponibles en breve en en fisiotv.cat).

Mi presentación se titulaba “Información sobre Salud en Internet: más no es siempre mejor” haciendo referencia a la necesidad de adquirir habilidades en el manejo de las herramientas tecnológicas que permiten acceder a la información, para evitar errores y que el exceso de información (infoxicación) haga dificil la tarea de encontrar información fiable.

Son competencias que debemos tener los profesionales sanitarios, pero también, lo que me parece más importante: los ciudadanos. En mi presentación comencé hablando de los datos de esta encuesta sobre el uso que hacen los ciudadanos de Internet para búsquedas de información de salud, realizada sobre una muestra de 5000 ciudadanos (aquí se presentan los datos de manera resumida).

Los ciudadanos y el uso de Internet para búsquedas sobre salud

Los datos que me parecieron más destacables, relacionados con el tema de mi presentación:

90% de ciudadanos utilizan el teléfono móvil. Un 70% utilizan ordenador. Un 30% utilizan tablet, y un 4% utilizan dispositivos de salud.

El 80% de los ciudadanos utilizan Internet en algún momento (un 60% lo utilizan a diario, un 74% lo utilizan al menos una vez a la semana).
Ahora, agarraos:

El 60% de los ciudadanos utilizan Internet para informarse sobre cuestiones de salud (en caso de los usuarios de Internet, un 74% son los que utilizan este medio para informarse de salud).

En torno a un 20% de los ciudadanos utilizan las redes sociales como medio para informarse sobre salud.

Y ahora, agarraos más fuerte:

El 85% de los ciudadanos buscan información sobre salud únicamente en buscadores generales (Google, Yahoo, Bing…).

De aquí la importancia que veo (siempre la he visto) de que los profesionales sanitarios debemos estar en aquellos lugares donde los ciudadanos busquen, compartan, accedan… A información sobre salud. Creo que es importante, para crear y compartir contenidos de calidad, orientar, resolver dudas. Si los ciudadanos buscan sobre salud, deberían encontrar respuesta en profesionales de la salud ¿no os parece?

drgoogle


Mi encuesta: Búsquedas sobre salud en Internet

Ante esta perspectiva, buscando algunos datos de cosecha propia, planteé una pequeña encuesta, con 7 preguntas breves, y de la que obtuve 107 respuestas, aproximadamente un 48% procedentes de personal sanitario y un 52% procedentes de no sanitarios. Mi idea era comparar estrategias de análisis y búsqueda en estos colectivos, para ver similitudes y diferencias. Para no extenderme mucho, voy a destacar los resultados más interesantes:

El 99% de los encuestados habían buscado información sobre dolor, lesión, enfermedad… propia o de algún familiar.

El personal sanitario accedía a esa información buscando en sitios de calidad (webs de hospitales, revistas científicas…) en un 62%, mientras que un 34% utilizaban buscadores generales. En mi opinión, el uso de buscadores generales no es malo, pero es necesario tener conocimientos y criterios para saber buscar, llegar a información de calidad y saber filtrarla y seleccionarla. En el caso de los encuestados no sanitarios, el 75% llegaban a la información a través de buscadores generales.

Un 23% (porcentaje muy similar tanto en sanitarios como en no sanitarios) habían utilizado esta información para tomar medicación o realizar tratamiento sin acudir a profesionales sanitarios.

Un 35% de los no sanitarios afirmaron no tener claros qué criterios deben seguir al buscar información de salud en Internet. El resto, un 65%, decían sí tener claros los criterios (pero habría que comprobar si los criterios son adecuados, o son subjetivos, llenos de azar…).

Me llamó la atención que, pese a que un 84% de los sanitarios afirmaron tener criterios claros, un 16% reconocieron no tenerlos. Que los propios profesionales de la salud tengamos problemas para seleccionar información de salud en Internet da que pensar sobre la importancia del problema.

En una pregunta destinada a describir los criterios usados para seleccionar la información, aparecieron muchos criterios subjetivos, basados en sentido común, ideas generales sobre el tema, lo que parecía más razonable… Esto puede llevar a elegir la información prácticamente al azar, o cometer errores al seleccionar simplemente lo primero que encontramos, no saber sitios o webs de calidad, acceder a medios no especializados que aportan información de dudosa relevancia…
¿Cómo reconocer si estamos accediendo a información de salud en un sitio fiable?

Por eso hice esta pequeña propuesta de lo que debemos buscar en un sitio web, para reconocer si tiene más o menos calidad. Luego habrá que hacer una lectura crítica:

Que aparezca el autor, y un enlace o resumen de su currículum.

Que aparezca fecha de publicación y modificación de la información, para saber si está actualizada.

Que aparezcan fuentes, referencias, bibliografía, enlaces… Donde podamos comprobar los datos que se ofrecen. Si esto no aparece, por muy profesional que sea el autor, debemos tomar la información como basada en opiniones personales.

Que apareza una forma simple de contacto (formulario, correo electrónico) y que funcione para comunicarse con el autor.

Que la web esté bien construida, sea fácil de leer… Es decir, que sea usable y accesible.

Que cumpla requisitos legales: protección de datos, aviso legal, condiciones de uso, política publicitaria, respeto a la privacidad, código deontológico… Que esta información figure en algún lugar de la web.

Que recalque que la información ofrecida es orientativa, y que no debe sustituir a la de los profesionales sanitarios que nos atiendan en persona.

Presencia de sellos de calidad. Esto hace notar la preocupación del autor y el compromiso por ofrecer un sitio de calidad. Por ejemplo, Tufisio.net es el primer blog que consiguió la certificación de la Agencia de Calidad Sanitaria de la Junta de Andalucía.

De todas formas, sigue siendo necesario hacer una lectura crítica de la información contenida, en todos los casos.

Fuentes:

HoN Code

ACSA
Todo esto lo desarrollo más en mi guía para reconocer un buen blog de salud, donde se exponen estos principios de una forma más detallada, y os puedo recomendar unos cuantos (bastantes) sitios donde encontrar información sobre salud dada por profesionales fiables, en mi lista sobre mejores blogs de salud y otros sitios de interés.

Si tenéis dudas, preguntas, reflexiones sobre este tema que tanto me interesa, podéis utilizar los comentarios, o cualquier forma de contacto.

¡Saludos!

La entrada ha sido publicada originalmente en Tufisio.net Blog de Fisioterapia.

Fuente: este post proviene de Tufisio.net, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Escrito por Miguel López. Este post nace con el objetivo de ser un recopilatorio amplio de temas de interés sobre Fisioterapia en Geriatría, con información, documentos descargables, artículos cieníf ...

Recomendamos