Blog de Rebeca_Navas Idea guardada 78 veces
La valoración media de 58 personas es: Muy buena

Alergias de la piel

Causas y tipos

piel


La piel, en algunos casos, puede reaccionar en forma de alergia cuando entra en contacto con algún agente externo del mismo modo que reacciona frente bacterias o virus nocivos a pesar de tratarse de sustancias inocuas. La reacción de esta dependerá principalmente del tipo de alérgeno al que haya sido expuesto el organismo, el modo en que se produce la exposición y de la edad de quien padece la alergia.

 

Detrás de los principales síntomas asociados a las alergias de la piel se encuentran cinco alérgenos con mayor frecuencia que son, entre otros:

 

  Animales

 

  Alimentos

 

  Medicamentos

 

  Picaduras de insectos

 

  Sol

 

  Níquel

 

  Anisakis

 

Así, en función de todo lo detallado anteriormente, existen cuatro tipos de alergias de la piel principalmente: dermatitis atópica, dermatitis de contacto, urticaria y angioedema.

 

piel


Dermatitis atópica

La dermatitis atópica se trata de una enfermedad que se manifiesta en la piel en personas que tienen una determinada predisposición genética y, en algunos casos, también por causas medioambientales. Suele presentarse con mayor frecuencia durante el primer año de vida, aunque puede darse durante cualquier etapa de la vida.

 

Los síntomas de esta enfermedad suelen ser manchas en la piel que en ocasiones van acompañadas de picor o supuración, sobre todo durante la infancia. Estas manchas además varían de tonalidad y localización en función de la edad, así por ejemplo en los bebés lactantes las lesiones suelen presentarse en el rostro, mientras que más adelante se concentran en los pliegues de los codos y las rodillas, así como en las muñecas y los párpados. En las adultos, por su parte, estos signos suelen aparecer en el cuello, las muñecas y los pies.

 

Para cualquiera de estas situaciones existen una serie de medidas o hábitos que pueden ayudar a prevenir o tratar su aparición como:

 

  Eliminar de la dieta alimentos que puedan causar alergia como, por ejemplo, los lácteos o el huevo, y llevar una dieta terapéutica.

 

  La ropa que esté en contacto directo con la piel es recomendable que sea 100% de algodón blanco (que no haya sido teñido) y debe lavarse con jabones no irritantes.

 

  Debe mantenerse una correcta limpieza dentro del hogar para evitar la acumulación de ácaros.

 

  Si el médico lo recomienda, se pueden usar cremas de cortisona.

 

  Para aliviar los picores lo mejor son los antihistamínicos.

 

piel


Dermatitis de contacto



La dermatitis de contacto surge de manera puntual sobre la piel al entrar, como su propio nombre indica, en contacto directo con el alérgeno que puede ser desde una tela o un cosmético hasta el níquel de algunas joyas o el látex. Este tipo de alergia de la piel se manifiesta con un intenso picor, enrojecimiento de la zona, descamación y aparición de pequeñas costras.

 

La dermatitis de contacto suele desaparecer sin complicaciones al cabo de un par de semanas o tres, sin embargo, si no identifica o no se evita el alérgeno que la provoca es muy probable que vuelva a aparecer.

 

El tratamiento para esta alergia dependerá de cada caso pudiendo el médico recomendar cremas o medicamentos. Sin embargo, en algunos casos el mejor tratamiento es no hacer nada en la zona afectada y, por supuesto, como en la mayoría de ocasiones lo mejor será evitar el contacto con los alérgenos para prevenir los síntomas.

 

Urticaria



Las síntomas principales de la urticaria son las ronchas rojizas y generalmente pruriginosas que aparecen en distintas zonas del cuerpo.

 

En casos leves de esta alergia, al igual que en el anterior caso, es probable que no sea necesario ningún tratamiento y que la reacción desaparezca espontáneamente en un breve espacio de tiempo. No obstante, para reducir los síntomas se pueden seguir algunas pautas como:

 

  Evitar baños o duchas calientes.

 

  Evitar usar ropa ajustada en la zona afectada para evitar su irritación.

 

  Consumir antihistamínicos.

 

piel


Angioedema



Es una patología muy similar a la urticaria e incluso es habitual que se produzcan de forma simultánea, aunque no es necesario. En este caso, el angioedema provoca las ronchas o la inflamación alrededor de la cara, especialmente en los labios y los ojos. Aunque también pueden encontrarse en las manos, los pies o la garganta.

 

La diferencia principal con el caso anterior es que el angioedema se presenta bajo la piel en lugar de darse en su superficie.  

 

Fuente: Facilisimo.com.

 

Imágenes (por orden de aparición): sheshakes/Flickr, the Italian voice/Flickr, danabooo/Flickr y MattJP/Flickr.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos