comunidades

Articulación de la rodilla

estructura de rodilla
El cuerpo humano está maravillosamente estructurado para soportar un peso determinado de acuerdo a la estatura y complexión del organismo, este peso está soportado en las piernas y básicamente en las rodillas que resienten los excesos independientemente del tipo que se trate: obesidad, sobrepeso y exceso de ejercicio; todos dañan la articulación en diferentes grados, por lo tanto, para prevenir lesiones en la articulación y proporcionarle los cuidados adecuados antes y después de una sesión de ejercicio es importante saber la estructura de la misma.

La articulación de la rodilla o simplemente rodilla, es la articulación central de las extremidades ó miembros inferiores de los humanos. La rodilla está constituida por la unión de dos huesos principales, el fémur en la porción distal y la tibia en la porción proximal. La rodilla posee un hueso pequeño denominado rótula articulado con la porción anterior e inferior del fémur; con la rodilla se pueden realizar movimientos de flexión y extensión.

Características anatómicas

La rodilla está rodeada por la cápsula articular y los ligamentos que le proporcionan estabilidad, en torno van insertados los músculos que dan movimiento a la pierna. En el cuerpo humano la rodilla es una estructura compleja y la articulación más grande que une el muslo y la pierna, soporta el peso del cuerpo en posición de pie, está constituida por la interacción del fémur, tibia, rótula y los meniscos. La estructura principal de la articulación la conforman el fémur y la tibia, la rótula funciona como polea y sistema de inserción entre los músculos y tendones que se conectan en la rodilla.

Por otra parte, la rodilla está soportada por ligamentos extremadamente fuertes que evitan luxaciones, lesiones y daños en los ligamentos laterales externo e interno, cruzado anterior y posterior. El estructura de la rodilla en condiciones óptimas es de vital importancia para conservar la postura adecuada de las personas, no obstante, es necesario tener un peso adecuado y hacer ejercicio de forma regular.

Componentes óseos de la ARTICULACIÓN dela RODILLA

Los huesos que componen la articulación de la rodilla son el fémur, la tibia y la rótula o patela y enumeramos algunas de sus cualidades a continuación:

Fémur: Se trata de un hueso perteneciente a la zona del muslo que se encarga de transmitir el peso hacía la parte superior de la tibia. Igualmente es el hueso más largo y voluminoso del cuerpo humano y permite la resistencia de las estructuras del tren superior.

Tibia: Conecta a la rodilla con los huesos del tobillo, además de procurar la flexión pertinente de las articulaciones y tejidos que lo separan del fémur.

Rótula o patela: Ubicándose en la parte anterior de la rodilla, es un hueso plano y redondeado que se encarga de dar protección a otras estructuras anatómicas más sensibles, así como a ligamentos.
¿Has sentido dolor en esta zona del cuerpo?: Quizás te interese ver este vídeo sobre el dolor en la rodilla.



Fuente: este post proviene de FISIOSTAR_Com Salud y Bienestar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos