Salud

Tips diarios Idea guardada 0 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

Sobre el calcio




El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano, presente en mayores proporciones en los huesos y los dientes, aunque también en cantidades significativas en las sangres, las neuronas y demás tejidos.

Se estima que un 70% del sistema óseo está compuesto por este mineral que también desempeña un rol fundamental en la salud del sistema nervioso y las células de todo el organismo.

De hecho, está comprobado que participa en la coagulación de la sangre, regula el ritmo cardíaco y permite la relajación y contracción de los músculos.

Por tan importantes funciones para el cuerpo, no es de extrañar que su carencia puede originar patologías crónicas como la osteoporosis, los problemas articulares e incluso cardiovasculares.

Para descubrir de forma oportuna esta deficiencia, basta con tener en cuenta algunas señales que envía el cuerpo a través de unos síntomas que parecen no tener algún tipo de relación con los huesos pero que, sin duda, se producen por la ausencia de este mineral.

1. Calambres musculares

Los calambres musculares pueden ser el resultado de una sobrecarga de tareas sobre el músculo o la carencia de potasio.
No obstante, cuando se produce con frecuencia y al realizar muchos de los movimientos cotidianos puede ser un indicio de la falta de calcio en los huesos.

Si el dolor aparece en los muslos, las pantorrillas y los brazos, considera aumentar el consumo de este mineral en tu dieta.

2. Insomnio

Muchos de los trastornos de sueño que aparecen con regularidad son el resultado de una disminución en los niveles de calcio.

El insomnio o las interrupciones de sueño constantes están indicando que el organismo necesita un poco más de este nutriente.

3. Problemas en los dientes.

Como hemos indicado anteriormente, los dientes tienen un alto contenido de este mineral en su estructura. Por lo tanto, una disminución también afecta de forma directa su salud.
Si presentan caries u otras infecciones dentales, color amarillento o fragilidades un claro indicativo de esta deficiencia.

4. Piel seca y uñas débiles

Por participar en la regeneración celular, el calcio desempeña un importante papel en la restauración de la piel y las uñas.

Cuando no hay cantidades suficientes es común que se presenten problemas como la sequedad, el agrietamiento y, en el caso de las uñas, el quiebre.

5. Trastornos capilares

La sequedad, la caída y la fragilidad en el cabello son muestras suficientes para considerar que hay deficiencia de nutrientes importantes en el cuerpo.

Aunque estos trastornos se pueden producir por muchas razones, no está de más pensar que se debe mejorar la alimentación.

6. Dolor articular y óseo.

El dolor que se presenta en las articulaciones y en los huesos tiende a alertar de enfermedades crónicas como la artritis y la artrosis.

Sin embargo, puede deberse a una fractura o a la pérdida de densidad ósea debido a la ausencia de calcio.
7. Presión arterial alta

Muchos son los minerales que participan en la regulación de la presión arterial. El calcio es uno de los responsables de mantenerla bajo control, razón por la cual un desequilibrio puede causar hipertensión.

8. Dolores menstruales

Aunque los dolores menstruales o el llamado síndrome premenstrual pueden variar de mujer a mujer y originarse por los cambios hormonales, en algunos casos podría tener alguna relación con la cantidad de calcio que está presente en el organismo.

Está demostrado que un índice adecuado de calcio en sangre puede contribuir a disminuir los episodios de dolor e hinchazón abdominal, retención de líquidos, ansiedad e incluso depresión.

Si eres de las que pasan este ciclo sin dolor alguno, pero de repente empieza a cambiar esta dinámica, puede que los niveles de este mineral estén disminuyendo.

9. Fracturas en los huesos.

Al causar la pérdida de la densidad ósea, la carencia de calcio en los huesos puede originar fracturas o esguinces en los tendones.
Al ser esencial para conservar los huesos fuertes, una deficiencia supone un alto peligro para su salud y puede ser la causa de enfermedades como la osteoporosis.

Si después de leer esto consideras que tienes deficiencia de este mineral, no dudes en consultar al médico para recibir el tratamiento adecuado.

A nivel general, puedes aumentar el consumo de alimentos que lo contienen, como por ejemplo:

Frutos secos.

Lácteos.

Brócoli.

Col rizada.

Repollo.

Jugo de espinaca.

Jugo de naranja.

Leche de arroz.

Pescado.

Huevos.También se puede absorber mediante el consumo de suplementos, aunque es más conveniente que sea de origen natural para recibir beneficios adicionales.

Fuente: este post proviene de Tips diarios , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sobre el calcio

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano, presente en mayores proporciones en los huesos y los dientes, aunque también en cantidades significativas en las sangres, las neuronas y dem ...

Etiquetas:

Recomendamos