Idea guardada 19 veces
La valoración media de 36 personas es: Muy buena

Sobre los melanomas de la vulva y la vagina

Los melanomas son un tipo de tumor maligno que tiene su origen en los melanocitos, esas células encargadas de producir el pigmento melanina. Aunque los melanomas suelen aparecer en la piel, pueden desarrollarse en superficies mucosas o en otros sitios del cuerpo. Hablemos específicamente sobre los melanomas que aparecen en la región genitourinaria femenina.

Los melanomas de la vulva y la vagina representan menos del 2% de melanomas en mujeres. Aunque su comportamiento biológico parece ser similar al del melanoma cutáneo, los melanomas vulvares y vaginales parecen tener una etiología diferente.

Las mujeres afectadas por este tipo de cáncer presentan signos y síntomas similares a los de otras neoplasias vulvares. Por ejemplo observan un bulto o masa en la vulva, sangrado y picazón. Dichos síntomas requieren una inspección inmediata de la vulva con biopsia excisional, para evaluar posibles lesiones sospechosas. La colposcopia con ácido acético puede ser útil.

Es muy importante seguir una rutina de vigilancia sobre los cambios que ocurren en nuestra piel, incluyendo la de la vulva. Un espejo de mano puede facilitar el examen de la zona íntima. Cualquier lesión pigmentada, particularmente aquellas que parecen estar creciendo rápidamente o parecen irregulares, con diferentes colores, grosores y bordes, deben ser reportadas al médico de inmediato.

La neoplasia vulvar pigmentada puede incluir neoplasia intraepitelial vulvar, carcinoma escamoso y enfermedad de Paget, además del melanoma.

Las mujeres que presentan lesiones vulvares pigmentadas deben someterse a un examen acelerado y una biopsia de grosor completo. Los melanomas vulvares y vaginales deben ser escenificados quirúrgicamente utilizando el sistema AJCC, que incorpora otros sistemas como el Breslow y el Clark.

Los factores pronósticos adversos incluyen edad avanzada al momento del diagnóstico, localización central del tumor, afectación del espacio linfático capilar, ulceración, alta tasa mitótica y aneuploidía. La cirugía primaria debe incluir la escisión local radical con márgenes de piel de 1 cm para melanomas de menos de 1 mm de espesor y márgenes de 2 cm para melanomas de 1 a 4 mm de espesor. Los márgenes profundos deben ser de al menos 1 a 2 cm. La linfadenectomía inguinal del fémur debe realizarse en pacientes con mayor riesgo de metástasis ganglionares en base a las características del tumor primario.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Etiquetas: Sin categoríav

Recomendamos