comunidades

La risa... salud en una carcajada



Nada mejor que escuchar una carcajada para que al instante se dibuje una sonrisa en tu rostro, y quién sabe si llegas a unirte a ese sonido maravilloso que es la risa. La risa es contagiosa, la mejor medicina para reanimar un estado de ánimo decaído. Unas buenas carcajadas pueden provocar cambios físicos muy saludables a tu cuerpo. Puede fortalecer el sistema inmunológico, eliminar el estrés, aumentar las células inmunes al igual que los anticuerpos que combaten las infecciones, mejorar la resistencia a las enfermedades y hasta te puede ayudar a disminuir el dolor; esto debido a que la risa provoca que se liberen endorfinas, que es una sustancia que nos da esa sensación de bienestar a nuestro cuerpo. Es el medicamento más barato y efectivo que podemos encontrar.


Al reírnos, todo nuestro cuerpo se relaja, nos alivia la tensión física. Aún después de 45 minutos el efecto de unas buenas carcajadas nos mantiene el cuerpo totalmente relajado. Nos ayuda a proteger el corazón al mejorar la función de los vasos sanguíneos y aumentar el flujo sanguíneo, lo que nos puede proteger contra un ataque al corazón. ¿Qué más podemos pedir?, por algo tan fácil y espontáneo. Pues hay más, lo siguiente son los beneficios físicos, mentales y sociales que nos provee la risa.

Beneficios físicos:

Aumenta la inmunidad del cuerpo

Disminuye el estrés

Disminuye el dolor

Relaja los músculos

Previene enfermedades del corazón

Beneficios mentales:

Añade alegría y entusiasmo a la vida

Alivia la ansiedad y el miedo

Alivia el estrés

Mejora el estado de ánimo

Mejora la capacidad de recuperación

Adquieres una actitud más positiva

Beneficios sociales:

Fortalece las relaciones Nos acerca a la gente

Mejora el trabajo en equipo

Ayuda a calmar conflictos

Promueve la unión de grupo

Ayuda a recuperar la alegría de vivir

La risa nos ayuda a mantenernos emocionalmente saludables. Nos ayuda a mantener una actitud positiva y optimista a través de las situaciones difíciles que enfrentamos en la vida. Es algo que no nos enseñan, ya viene con nosotros, es hermoso ver a un bebé reír, lo hace sin inhibiciones, eso es lo que debemos volver a hacer más a menudo, reír como cuando éramos niños.


¿Cómo comenzar a reír más?

Comienza con una sonrisa. La sonrisa al igual que la risa es contagiosa. Si vas por la calle y le sonríes a un desconocido es casi seguro que te devolverá la sonrisa. Tenemos muchas cosas por las que reír, si no lo crees así, haz una lista de todas las cosas buenas que has logrado y que tienes en tu vida. Te sorprenderá saber que tienes muchísimas cosas por las que sonreír. Al recordar todo lo bueno que te ha sucedido, lograrás aislar las cosas no tan buenas y cualquier pensamiento negativo que quiera gobernar tu mente. No vivas la vida tan seria, problemas tenemos todos, unos más grandes que otros, pero todos estamos en el mismo barco. La diferencia es lo que haces al respeto con esos problemas.

Aquí les dejo un video para que te relajes y disfrutes la alegría de unas buenas carcajadas, luego dime si no te sentiste mucho mejor y no te contagiaste con sus hermosas carcajadas.





¿Cómo ver el lado positivo de la vida?

Ríete de ti mismo. Comparte con otros alguna situación embarazosa que te haya sucedido, te reíras de lo lindo, y verás que a la larga no fue tan malo. Busca el lado bueno de cualquier situación, a veces se nos hace imposible pero siempre lo hay. No quieras tener el control de todo, mucho menos del comportamiento de los demás, cada cual es un mundo aparte y es responsable de lo que le sucede en su vida. No podemos, ni debemos hacernos responsables de sus decisiones, hayan sido buenas o malas. Tienes que aprender a lidiar con el estrés, ya que éste impide que veas la vida con alegría.

Piensa si realmente vale la pena enojarse por una situación que te incomoda, como dicen, si el problema tiene solución para qué enojarse y si no la tiene, para que enojarse. El ser capaz de reír y divertirte, hará tu vida más agradable, los demás te verán relajado y se sentirán relajados a tu lado. 



Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías será un día perdido.

Charles Chaplin




Fuente: este post proviene de Cuerpo y alma en recuperacion, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: general

Recomendamos