comunidades

El estornino y la bandada.

Quizás fueran esos días de primavera, en que el sol toma fuerza para calentar el aire hasta provocar flores y cantos de pájaros...o quizás fue azar, pero nuestra historia empieza con un canto en lo más profundo del bosque no muy lejos del Mediterráneo.

Una bandada de estorninos, no tan numerosa como suele ser, volaba al atardecer buscando donde posarse para pasar la noche. Una pareja empezaban a mirarse, dejando que la primavera les llevara a su modo, hasta que construyeron un nido y pusieron huevos. La vida seguía, siempre adelante. 

Así fue como pasó volando el mes de abril hasta abrir los huevos y nacer dos polluelos muy bellos, cada uno de ellos único y distinto. Pero entre los estorninos, la diferencia no era muy bien vista. Para encajar en una bandada, lo mejor es ser como todos los demás. Uno de los polluelos, tenía un plumaje mas iridiscente, tenia sueños, tenia ganas de salir de la bandada y conocer nuevos lugares. Él no eligió ser así, simplemente lo era, pero su padre, vio en él sus propios anhelos de mundo, todo a lo que no tuvo opción ..y sin darse cuenta, quiso ayudarlo como él había aprendido: seguir las normas de la bandada es la mejor opción. El padre ya perdió su batalla contra el suyo, así que sólo sabía hacer lo mismo con sus hijos, seguir la honorable tradición de los estorninos, la disciplina de la bandada. 

El padre estornino, suplía su miedo a los desconocido, su inseguridad , siguiendo las normas como si fueran ley y aplicándolas a los demás, como hicieron con él...

 La madre, vio en sus polluelos toda su grandeza y posibilidades, veía especialmente en uno de ellos sus plumas brillantes, sus alas fuertes, sus sueños...sabía que era distinto, que era mejor... pero no podía hacer nada por él. Las hembras de estornino, cuidan de sus polluelos bajo las normas del macho, y el macho bajo las de la bandada y así ha sido siempre...nada podía hacer la madre para contradecir lo establecido. Tal vez a escondidas, arriesgándose, podia alentar a su hijo a ser quién era, pero el miedo a los picotazos del macho se lo impedían.

 Así creció ese polluelo, sin darse cuenta, vio a su padre descargar su frustración sobre su familia, haciéndoles sentir menos que él...para sentirse mejor, educando a sus hijos como estorninos de manada, por su propio bien les prohibió ser distintos. quizás creyó que debilitándoles les protegía de jos juicios de la bandada...quién sabe...ni él lo sabe. Los quería tanto y tan mal...

Pero el pequeño  no entendía nada, sólo veía que no encajaba, que él era distinto, brillaba más, era más fuerte, más bello, más vital, más creativo...pero eso irritaba al padre que temía que su hijo no fuera aceptado, así que intentó arrancarle las plumas brillantes que contenían sus ansias de volar lejos.

Y creció, creyendo que él era menos que los demás, que era peor, en lugar de simplemente distinto...se sentía humillado por su propia belleza. Recibía picotazos de los que no le comprendían, se sintió humillado de ser quién era, dejó de amarse, dejó de permitir que sus plumas brillaran...se rindió como su padre.



Pero algo en él era tan fuerte, tan intenso, tan vivo, tan especial, que no pudo reprimirlo más y la llamada del viento del norte lo puso en camino, voló y voló hacia el encuentro de si mismo, el viento limpió sus alas, brillando de nuevo como nácar al sol. 

Nuevos paisajes donde pudo desplegar su esplendor, su brillos, otras bandadas más coloridas le acogieron, fue feliz...o casi. Algo en su interior siguió apagando su brillo, se sentía menos que los demás, no podía ver la fuerza de su ser, no podía escuchar el canto de su alma, no podía sentir su esencia. Seguía desconectado de sí mismo, ahora que podía ser quién era, faltaba algo...aún no se amaba.

Ese vacío atrajo pájaros oscuros que se aprovechaban de ese vacío y le hicieron sentir vulnerable. Otros con el mismo vacío, también se le acercaron para compartir su miedo.

Así que voló un poco más lejos, Buscó otros paisajes más parecidos a su tierra natal...pero esos pájaros le siguieron, no podía huir de ellos, anidaban dentro de él... todo parecía perdido...ese parecía su papel en la vida, ser débil, dejarse, abandonarse.

El pajarito dejó de volar, paró su migración, quedó paralizado, desorientado, en el suelo. Ya nada importaba...permaneció en ese rincón oscuro, protegido de todo menos de sí mismo. Pobrecillo...

De repente un extravagante pajarraco pasó por allí, era una grulla coronada, con sus colores estridentes y sus plumas erizadas. El extraño pájaro se lo miró fascinado, ¡wow! un estornino brillante como un espejo, qué maravilla ! - dijo la grulla.

Resultat d


El estornino, asombrado por el aspecto y el comentario de la grulla quedó callado, con un nudo en el estómago, un poco de miedo y una extraña sensación de alivio...no entendía nada.

La grulla se lo miraba de arriba a abajo, con su largo cuello haciendo rápidos movimientos, soltando risas...parecía loca. Sus largas patas se movían hipnóticamente, sus ojos , de mirada extrañamente acogedora, brillaban como soles al acercarse al estornino.

Compartieron largo rato, el estornino le contó su historia, ante el entusiasmo de la grulla que no paraba de decir:

-¿de veras?

-¿tu sólo hiciste ese viaje?

-impresionante !

-¡que fuerza veo en ti !

-¡increible !

La grulla, como un espejo, le devolvía su brillo al estornino, le permitía ver sus plumas irisadas reflejadas en sus ojos...el grotesco pajarraco pareció desaparecer y ser sólo un espejo donde el estornino podía verse reflejado sin los filtros de los demás...la grulla desapareció...ya no hacía falta su presencia para que el estornino se viera en todo su esplendor, pudiera estar conectado con su esencia, pudiera amarse incondicionalmente.

Se dio cuenta que lo que enriquece a las bandadas son los pájaros distintos, los mas especiales, los que encajan sus brillos en el conjunto de todos los demás, ser uno mismo entre cientos y brillar sin límites, ser parte de algo y al tiempo ser único y distinto...no necesitaba ser aceptado por todos, sólo por sí mismo.

Clavó su mirada en el horizonte, emprendió el vuelo, la siguiente etapa estaba cada vez más clara, se tenia a sí mismo como brújula, su fuerza y su sabiduría por fin llegaban hasta la punta de sus alas, su vuelo era poesía en el viento, la siguiente etapa acababa de empezar. Todo era nuevo, todo había cambiado, él era por fin . Dejó de disimular su brillo, se dio cuenta que era un estornino soberbio, que estaba en su naturaleza brillar de ese modo, sabía que ahora por fin podía lucir sus colores donde fuera que sus alas le llevaran.

Y empezó a volar cada vez más alto, empezó a vivir esta nueva etapa, empezó a escribir su verdadera historia por sí mismo, la que intuyó la grulla, la que intuyó su madre, la que merece su alma, el regalo de su linaje.

 
B??kitnik rudogard?y


Lo mejor está en la segunda etapa de esta historia, lo más increíble, lo más profundo, la esencia...

Escribela, vívela, a por ello !

Fuente: este post proviene de Blog de Jordi Reviriego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

Meditación Cuentos budistas Cuentos cortos ...

Cuentos para pensar (IV) La grulla y el cangrejo

Te presentamos 3 cuentos para pensar en la naturaleza de las cosas y de las personas, sencillos, cortos y buenos para que los niños también piensen. Estos cuentos para pensar son breves, especialmente los dos primeros. El tercero, La grulla y el cangrejo, me gusta más que los otros dos porque acaba bien y hay justicia. En los tres se habla de la naturaleza de cada ser, que permanece. Los cuentos m ...

Meditación Cuentos budistas Cuentos cortos ...

Cuentos cortos para pensar (VI) El vuelo del halcón

Con estos dos cuentos cortos para pensar vemos la importancia de la responsabilidad que tenemos de pensar y actuar por nosotros mismos. El vuelo del halcón Un gran regalo Un rey muy importante, que contaba con muchos súbditos, organizaba cada año por el aniversario de su entronización un gran banquete, con manjares de países lejanos y todo tipo de bailes y adornos. Los invitados se sentían muy agr ...

Salud y bienestar Clases de Yoga John Thurman ...

¿Cuál es la relación entre el Pentágono y el Yoga?

¿Sabías que se hace Yoga en el Pentágono recomendado por la Secretaría de Defensa y que el instructor es un exanalista de la CIA? El mundo cambió el 11-S, y con él la vida de muchas personas. Una de ellas es John Thurman. Él, que había servido en Corea, Kuwait y Arabia Saudí y había vuelto para contarlo, se encontraba en el Pentágono cuando uno de los cuatro aviones usados como armas se estrelló, ...

Aprende a comunicarte

El poder de la justa medida 

La entrada El poder de la justa medida es propiedad de . Ya por los años 367-347 a. C. uno de los mayores filósofos de la historia nos hablaba de la justa medida. Sí, estoy hablando ni más ni menos que de Aristóteles y es cierto que no es concretamente el término “justa medida” el que él utilizaba. El término medio  o la justa medida Él hacía mención del “término medio” par ...

enfermedades rayos x doble j ...

El sufrimiento, la incomprensión y la fuerza de una enferma renal, Deborah

Hoy voy a postear la historia de Deborah contada en primera persona, que desde bien jovencita está padeciendo problemas renales de diferente índole que le están condicionando la vida. Como ella misma dice, no es para "dar pena" es para aportar a aquellos que puedan sentirse solos o incomprendidos en esta "andadura" Me llamo Deborah y tengo 29 años. En primer lugar quiero dar la ...

Habilidades Sociales Trastornos y sintomas

¿Cómo superar el miedo al rechazo?

Rechazo #Miedoalrechazo Muchas personas se preguntan por cómo superar el miedo al rechazo, en este artículo voy a tratar de dar respuesta a un sentimiento que le sucede a muchas personas en el mundo. Si hacemos una lista de los principales miedos que sufren las personas a lo largo de la vida destacaríamos el miedo a la muerte (o a la vejez), el miedo a las alturas, el miedo a la oscuridad, En uno ...

Terapias Naturales Terapia Tomatis Terapias

Método Tomatis y la Adopción

http://www.sueño.net/ La adopción es uno de los gestos más hermosos y generosos que el ser humano pueda realizar. Sin embargo, hay bastantes casos donde se presentan importantes problemas de adaptación, la convivencia se hace difícil en casa, el comportamiento que este niño o niña muestra le crea problemas en la escuela, con sus compañeros, etc.; los padres no saben qué hacer, cómo tratarles, y su ...

enfermedad de animal a persona conjuntivitis diarreas ...

La Psitacosis y sus síntomas

La psitacosis es una enfermedad que le trasmite las aves enfermas como loros, cotorras, papagayos, canarios, jilgueros, palomas, entre otras, a las personas, las aves eliminan una bacteria al medio ambiente a través de secreciones oculares, excrementos secos, secreciones respiratorias y polvo de las plumas, son aspiradas por las personas, así es como se infectan. Si mira que su ave tiene las pluma ...

Juan Martín Posadas, un guerrero de mar

Todos lo llaman “Juancho” y saben que es un hombre divertido con una gran pasión: surfear. Juan Martín Posadas nació en Montevideo (Uruguay) y en 2017 cumple 43 años, vividos intensamente. Su gran afición por el surf nació cuando él tenía 14 años. Era un tiempo en el que vivía en Carrasco, una zona exclusiva de la ciudad, y pasaba el tiempo yendo de aquí a allá en bici para ver si había olas. Juan ...

general cuentos para sonreir amor

EL LORO DE PALACIO

Erase una vez un palacio enorme habitado por los reyes, la princesa, el mayordomo, el cocinero, el ama de llaves y un loro. Sí, si habéis oído bien…, el loro se llamaba Mudito y formaba parte de la familia real desde que la reina era una niña. Mudito pasó a ser propiedad de la princesa, como no podía ser de otra manera, debido a la insistencia de la niña ante sus padres. Los caprichos de Man ...