Piramide alimenticia Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Dieta para adelgazar 3 kilos en un mes

El comer alimentos grasos, con altos niveles de azúcar, superar el límite de las comidas ricas en carbohidratos  y el no incluir a los platos piezas de fruta o verdura, son algunas de las causas de esos kilos de más que son tan molestos e incómodos para nuestro organismo y que nos bajan la autoestima.

Es importante que conozcamos exactamente un régimen alimenticio equilibrado que contenga suficientes cantidades de nutrientes y calorías fundamentales para el crecimiento y el desarrollo óptimo de los órganos del cuerpo que son tan necesarios durante cada etapa de nuestra vida.

Esa alimentación balanceada también nos ayuda a prevenir los excesos o las deficiencias nutricionales.

Al hacer una dieta para adelgazar después de disfrutar de unas deliciosas vacaciones, por problemas de salud o simplemente porque tomamos la decisión de sentirnos mejor con nuestro cuerpo al bajar ese peso adicional, es importante que se implemente un régimen alimenticio que no sea extremadamente estricto para que no afecte nuestra salud y evitemos el efecto rebote.

A continuación daremos las mejores recomendaciones, consejos y toda la información de interés para que realicemos una dieta adecuada para adelgazar 3 kilos en un mes.



¿Qué debemos evitar para obtener resultados positivos?


El iniciar una dieta puede hacernos pensar que requerimos de más tiempo para preparar los alimentos, de un mayor esfuerzo para combinar y elegir los ingredientes indicados para nuestro organismo y demás excusas que tal vez nos hagan cambiar de parecer y dejar a un lado la idea de querer adelgazar.

No obstante, debemos desechar esos pensamientos de nuestra mente y ser fieles a ese principio de “querer es poder”. Para comenzar seguiremos estos consejos:

Debemos dejar a un lado las comidas a base de grasas, por lo que desde ahora nuestros alimentos los cocinaremos al vapor, a la plancha o al horno. Lo más recomendable es pelar y asar las verduras en su jugo para que suelten sus nutrientes y nos proporcionen ese sabor característico que no engorda pero que saciará nuestros antojos por el dulce. No debemos excedernos en el tiempo de cocción para que no tardemos más tiempo en digerir el alimento y prevenir que se transforme en glucosa.

Algunos engaños a nuestra sentido de la vista nos generarán esa sensación de saciedad que tanto requerimos en el momento de realizar una dieta, es por eso que al servir los alimentos utilicemos los platos de postre para comer. Al ver el plato lleno creeremos que estamos comiendo mucho, pero realmente estaremos sirviendo cantidades más pequeñas. El comer despacio y masticando bien hará que tengamos un proceso de digestión de calidad.

Debemos hacer que nuestros riñones trabajen constantemente por lo que tendremos que tomar agua aunque no se tenga sed. Esto es para que el organismo se hidrate continuamente y ayude a erradicar las grasas acumuladas. Si tomamos agua antes de la comida producirá sensación de saciedad, durante la ingesta de los alimentos se reduce la acidez estomacal y el proceso de digestión será más lento y controlado.

Si consumimos lácteos desnatados debemos hacerlo con moderación, porque su ingesta excesiva provoca retención de líquido y nos hacen desear los dulces. Emplearlos como un postre es lo ideal.

Pequeñas porciones de carbohidratos no nos harán daño y hasta son necesarios para nuestro organismo, por lo que sí podemos comer pan, pero del integral. Alimentación saludable para perder esos kilos de más

Cuando realizamos una dieta se deben cambiar algunos hábitos en la alimentación para que perdamos esos kilos de más. En este caso necesitamos rebajar 3 kilogramos en un período de 30 días.

Lo primordial es saber que nuestra dieta será flexible para evitar problemas con nuestra salud y el efecto rebote que es tan común en aquellas personas que adelgazan mucho peso en poco tiempo.

Estos son algunos de los pasos que debemos seguir para perder 3 kilos en un mes:

Para el desayuno: es la comida más importante del día y la que nunca debemos saltar. Por la mañana podemos incluir hidratos de carbono de absorción lenta como lo es el pan integral. Para que el desayuno esté completo realizamos tostadas acompañadas de mermelada o queso untable para proporcionarles minerales y vitaminas. También podemos incluir leche porque suministra las proteínas necesarias para que tengamos un desayuno equilibrado.

Almuerzo: lo ideal es consumir frutas, zumos naturales, yogur entero natural o frutos secos para evitar la ansiedad y que no lleguemos a la hora de la comida con el estómago vacío.

Comida: para iniciarla nada mejor que ingerir una sopa o crema de vegetales. Después consumimos como complemento un platillo a base de una pieza de pollo, pavo, pescado azul o blanco que cocinaremos sin aceite, acompañado por un puré de patatas, verduras al vapor o ensalada que se aderezará con aceite de oliva o girasol. Beberemos al menos dos vasos de aguaantes y durante la comida para ayudar con la digestión.

Merienda: al igual que en la mañana podemos comernos una porción de frutas, yogur entero natural, zumo natural o frutos secos.

Cena: es la comida más ligera del día, por lo que lo recomendado es comer ensaladas, sopas, pollo o pescado a la plancha, así como verduras y vegetales cocidos.
 

Otros alimentos que nos ayudarán en la pérdida de peso



Las hierbas y las semillas previenen la absorción de azúcares y grasas, por lo que aceleran la metabolización de los alimentos. Entre las que debemos consumir se encuentran: cebada, nuez de kola, achicoria, hinojo, diente de león, rábano negro, café verde, té verde, guaraná o yerba mate.

Para comenzar el día con energía es esencial un buen smoothie verde, porque de esa manera podemos recargar nuestro cuerpo con las vitaminas y los minerales que necesitamos como la clorofila, fibra y hasta nos proporciona proteínas. Para que la preparación quede perfecta a un vaso de agua le debemos agregar un 70?frutas y un 30 ? hojas verdes. Este tipo de batidos suministran hierro a la sangre, eliminan las toxinas, limpian los tejidos del intestino y ayudan a purificar nuestro hígado. También fortalecen nuestro sistema inmune, estimulan la vitalidad y mejoran la digestión.

Mínimo debemos consumir dos o tres veces en la semana verduras, hortalizas o cualquier tipo de vegetales, porque son bajas en grasas, con altos contenidos de proteínas, fibra, ácido fólico y vitamina E y B.

Podemos utilizar especias para condimentar los alimentos y así dejar a un lado la sal. Entre las especias saludables se encuentran el orégano, el comino, las hierbas provenzales. Entre las salsas más recomendadas podemos elegir la provenzal y la de pesto, las cuales se elaboran sin sal.

A nuestra dieta debemos incorporar las frutas cítricas únicamente antes del mediodía. Si las consumimos después del almuerzo sumarán azúcares de absorción muy rápida que se transformarán automáticamente en grasas.

Desde el mediodía también debemos consumir alimentos saciantes como lo son el pavo, la manzana, los crustáceos y los pescados, al igual que los frutos secos, como las nueces de macadamia, almendras, avellanas, nueces, castañas y otros.

Para los momentos en que la tentación nos ataca es válido consumir superalimentos como la avena. Este alimento tiene un alto aporte de fibra, es saciante y ayuda a controlar los temidos picos de hambre. Es un estimulante del metabolismo y acelera la quema de grasas al ser rica en aminoácidos esenciales.

Uno de los frutos que podemos comer a cualquier hora del día es el aguacate. Alimento que es capaz de limpiar la grasa de las paredes arteriales y calma considerablemente el apetito. Lo primordial es que elijamos productos de calidad, 100% naturales y para nada procesados que nos ayuden a crear un nuevo hábito alimenticio para alcanzar la meta de adelgazar los 3 kilogramos en un mes.

Recomendaciones para no caer en tentaciones



No debemos responder a nuestro estado de ánimo con comida. No hay que ingerir una cantidad mayor de comida por sufrir algún tipo de problema. Esta situación de asociación de ingesta de comida de acorde a los sentimientos, puede ser el resultado de una enfermedad o algún proceso mental. Lo mejor es tratar ese malestar anímico con la ayuda de profesionales.

Al menos una vez a la semana podemos complacernos con un antojo, porque la dieta saludable no es un castigo sino aprender a comer de una manera equilibrada para cuidar nuestro cuerpo.

No debemos saltarnos el desayuno porque además de ser la comida más importante del día nos ayuda a controlar el peso, a combatir los problemas cardiovasculares y a mantener el equilibrio metabólico. Al desayunar evitamos sufrir de estreñimiento, gastritis, cansancio extremo y pérdida de memoria. Aunque nuestro estilo de vida sea muy activo y agitado debemos preparar un desayuno saludable y evitar las comidas de restaurantes debido a que muchas contienen ingredientes procesados.

Al aceptar la invitación a una fiesta o celebración debemos consumir la menor cantidad de grasas saturadas, por lo que la mejor decisión será que elijamos comer algún dulce o plato de preferencia y no todos. La clave para alcanzar el éxito al perder peso es comer con moderación. Pulsa sobre el enlace para obtener más información sobre la pirámide alimenticia

 

  [ENLACES RECOMENDADOS]

Fuente: este post proviene de Piramide alimenticia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos