Psicorumbo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Cómo te puede cambiar la vida un año sabático? El master

Este este un artículo de invitado de Cintia autora del blog Cintia´s Love in action. Cintia sufrío una crisis vital que le llevo a tomarse dos años sabáticos, en este artículo te cuenta como esa decisión cambió su vida por completo y cómo cualquier persona puede seguir sus pasos.

¡Te dejo con ella!

año sabático


Si fueras consciente de cómo te puede cambiar la vida un año sabático no estarías haciendo lo mismo que estás haciendo ahora ni te predispondrías a ir a trabajar el lunes con total normalidad.

Si fueras consciente, te pondrías a informarte como un loco para saber cómo puedes superar tus obstáculos y qué tienes que hacer para dar el primer paso para hacer realidad tu sueño.

Porque recuerda, los sueños se hacen realidad convirtiendo nuestros objetivos en acciones.


Los sueños se hacen realidad convertiendo nuestros objetivos en acciones
Click To Tweet


Bajo mi propia experiencia te diré que cogerte un año sabático es…

Como saltar al vacío (y a veces sin paracaídas)

Como comerte un brownie con chocolate negro suizo durante una puesta de sol.

Como darte un chute de dopamina y no saber si vives o sueñas.

¿Quieres saber cómo se transformó mi vida el día que me cogí un año sabático? (Bueno, ¡en mi caso fueron dos!)

Pues sigue leyendo… Me juego lo que sea, a que después de leer éste post tendrás unas cuantas mariposas que te bailarán por la barriga y algún que otro sueño buscando la luz

Te pongo en antecedentes…

 Antes de explicarte los resultados finales quiero que entiendas cómo fue el proceso de gestación.

Y sobre todo quiero que entiendas que un año sabático no son ni unas vacaciones largas, ni una huida, ni maquillar ningún problema de tu vida, ni un tiempo de relax, ni una etapa de desconexión.

Es mucho más que eso.

Es un cambio total de vida, pues es difícil volver a la vida de antes como si nada hubiera pasado durante ese año.

Descansas, viajas, disfrutas, te relajas… Sí.

Pero a un nivel más profundo están habiendo cambios muy grandes en tus ideas, en tus creencias, en tu forma de vida y tus conceptos.

El castillo de naipes que habías creado a lo largo de toda una vida empieza a derrumbarse. Una nueva realidad emerge en ti. Te transformas por momentos.

Yo llevaba muchos años soñando con ese año sabático pero seguía en la rutina del día a día, abducida por la comodidad dentro del sistema, viviendo para trabajar… ¡y pagar facturas!

Muy resumidamente te diré que mis niveles de estrés llegaron a un punto tan elevado, que entré en una crisis espiritual muy profunda y se me manifestó en forma de depresión. Estuve 7 meses de baja laboral y más de 1 año metida en el hoyo.

Esa es mi historia y todo mi proceso de muerte y renacimiento, estoy segura que si la lees te inspirará mucho y te darás cuenta que la mitad de tus argumentos para no cogerte un año sabático son excusas.

La cuestión es que después de irme dando de narices contra las paredes, de haber manifestado múltiples enfermedades físicas, de haber perdido la ilusión por todo, de sentir que no tenía un gramo más de energía, de que el médico me enviara al psiquiatra… vi claro que debía cogerme ese ansiado año sabático para reinventarme.

A partir de ahí todo vino rodado.

Toma de decisiones rápida.

Dejo el piso.

Hablo con la directora de mi escuela y le notifico que me voy.

Lo vendo todo para ahorrar dinero.

Vuelvo a casa de mis padres.

Compro billetes de avión y contrato un seguro de viaje… ¡rumbo al sureste asiático!

Y de repente… llega el GRAN DÍA.

Imagínate esta escena.

Estás en el aeropuerto. Vienen a despedirte tus padres, familia y amigos. Ya dijiste adiós a tu jefe y compañeros de trabajo. Sientes en tu interior una mezcla de emociones. Una profunda e incontrolable emoción y al mismo tiempo unas cosquillitas en la barriga de nervios…

Y ola lá… ¡llega la luz!

¡Empieza tu nueva vida!

año sabático


¿Cómo me ha cambiado la vida un año sabático?

De lo que te he contado hasta ahora ya deduces que el cambio ha sido gigante, pero te estarás preguntando a nivel más práctico cómo se han manifestado esos cambios.

¡Pues ahí voy!

#1 He aprendido a vivir el momento presente

 Desde que empecé mi año sabático, es como si el tiempo se hubiera detenido. No pienso. No planifico. Se han esfumado mis miedos. He dejado de pensar en el futuro. No sé en qué día vivo. No sé qué haré mañana.

Simplemente fluyo con la vida.

Vivo súper conectada a mí misma, al aquí y ahora, al momento presente.

¿Me dejas que te diga un secreto?

Vivir así es una MA-RA-VI-LLA. Es como vivir en otra dimensión donde tiempo y espacio no existen.

#2 He aprendido a vivir una vida más simple 

Antes, como la gran mayoría de personas, me había creado mil necesidades y pensaba que no podría vivir sin ellas.

Mi piso de alquiler, mi coche, mis modelitos de ropa,  mi maquillaje y cosméticos, cenas con mis amigos,…

Y de repente, te vas, y te das cuenta que no necesitas nada de eso.

Esto ya lo sabía, pero la vida me lo ha confirmado. El secreto de la felicidad reside en pequeñas cosas: un atardecer, una taza de té, la belleza de contemplar un paisaje, una buena conversación con alguien que te encuentras en el camino…

año sabático


Aligerando tu equipaje la vida es mucho más liviana y sientes mucha más libertad. Con cuatro mudas de ropa, cuatro tangas, un bikini, unas hawaianas, una mochila y un pasaporte… ¡va que te matas!

#3 Me he desapegado de muchas cosas

Una de las cosas que me fue más difícil desapegarme, fue de mi piso y mis muebles. El piso de alquiler en el que estaba, no sería el mejor piso del mundo, pero le tenía mucho cariño. Allí era feliz.

Me encantaba sentarme en mi balcón a comer al sol o tomarme una taza de té, estirarme en mi cómodo sofá cheslong a leer o escribir, o disfrutar de momentos de silencio en mi sala de meditación.

Pero si quería cogerme un año sabático debía renunciar a él. Obviamente no podía seguir pagando el alquiler.

¡Dar el paso era absolutamente necesario! Y no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho.

#4 He profundizado en mi práctica espiritual

Mi vida ha ido siempre íntimamente vinculada a la espiritualidad. Meditar es para mí una necesidad, algo que me aporta un bienestar, dirección en la vida y conexión conmigo misma.

Pero cuando vivía tan estresada y trabajando tantas horas, apenas tenía tiempo para ello. Y justamente eso es lo que me reclamaba mi alma: más tiempo para mi y para meditar (¡sin mendigar tiempo para ello!)

Y así ha sido. Durante mi año sabático, tengo todo el tiempo del mundo, no solo para meditar sino también para profundizar en muchos otros temas que me interesan. Y eso me aporta unas dosis de bienestar enorme.

año sabático


#5 He encontrado la pregunta a ¿Quién soy yo?

Como yo siempre digo, para mí ésta es la pregunta del millón.

Cuando no sabemos quiénes somos, estamos perdidos. Sentimos que lo externo nos gobierna: la familia, la sociedad, la cultura, la religión, los amigos, lo socialmente establecido.

Me pasé muchos años todavía sin saber quién era yo del todo. Seguía dividida entre eso que yo era verdaderamente, y lo que los demás o la sociedad esperaban de mí. Y eso me tenía en una lucha interna.

Durante mi gran crisis, desnudé mi alma y mi ego del todo, y ha sido después, durante mi año sabático, que finalmente he encontrado la respuesta. Para ello, me ha hecho falta mucho silencio, tiempo de introspección y mucha honestidad conmigo misma. Pero he visto la luz.

Descubrir quién soy ha sido como encontrar el mejor tesoro que podía encontrar. Ahora entiendo la vida mucho mejor.

#6 Me he reinventado a nivel profesional

Desde bien pequeñita, cuando tenía 4 o 5 años, siempre quise ser maestra. Y en eso me convertí. He trabajado de maestra durante muchos años, profesión que, por cierto, me apasionaba y me apasiona.

Pero había algo que me mataba cada día lentamente: el sistema y pasarme mil horas trabajando dentro de una escuela (entre cuatro paredes) educando bajo un tipo de educación en la cual no creía completamente.

La gran crisis que atravesé me llevó a tener que replantearme muchas cosas, y una de ellas fue darme cuenta que necesitaba tomar distancia de las aulas por un tiempo.

De momento, la vida me ha llevado a reinventarme profesionalmente como blogger y nómada digital. Algo que me apasiona también, ¡porque siento que es la mejor manera de difundir mi mensaje por el mundo entero!

año sabático


#7 He aceptado la incertidumbre como compañera de camino

Antes de cogerme el año sabático, tenía mil dudas e incertidumbres sobre muchos temas: trabajo, dinero, futuro, pareja… Esas incertidumbres me bloquearon durante mucho tiempo, impidiéndome avanzar.

Hasta que me rendí y las acepté.

Cuando dejé de buscar la seguridad, cuando acepté que es imposible controlarlo todo, cuando me di cuenta que debía abrazar la vida tal cual se presentara y simplemente fluir… todo se transformó.

Y desde entonces vivir es mucho más fácil para mí. Ahora dejo que la vida se encargue de su parte y yo me encargo de la mía: vivir en el momento presente.

#8 He conectado con mi verdad

Todos tenemos nuestra propia verdad, esa voz interior que nos guía, pero a menudo nos resistimos a escuchar, o simplemente no podemos escucharla, porque estamos demasiado entretenidos con otros asuntos.

Escuchar a veces duele porque lo que escuchamos no nos gusta,  y a menudo requiere hacer cambios. Eso acostumbra a dar un miedo horrible. Pero yo dejé de resistirme más. Le dije a la vida que me dijera lo que tuviera que decirme, que la escucharía.

Ella me habló bien clarito, y desde entonces, no he dejado de escuchar y de seguir esos dictados, que no son más que los dictados de mi alma y mi corazón.

Desde que he aprendido a seguir mi verdad puedo decir que mi mente, mi cuerpo y mi alma están en armonía, y eso se traduce en que mis pensamientos, acciones y emociones también lo están.

Ahora todo está impregnado de una gran coherencia e integridad personal.

He dejado de traicionarme a mí misma, o de hacer cosas en contra de mi voluntad, y eso me aporta una paz interior infinita.

#9 He hecho realidad mis sueños…¡ viajar y ver lugares increíbles!

¡Yesssss! Lo que estoy haciendo es justo lo que quería hacer… ¡viajar!

Siempre he sido una adicta de los viajes y siempre que viajaba me pasaba lo mismo: se me hacían super cortos  y nunca me quería ir del lugar.

Cuando empecé a plantearme lo del año sabático empecé a imaginar (soñaba despierta con ello) como sería una vida viajando sin fecha de regreso.

A día de hoy, solo me sale una palabra: ¡Wowwwwwwwww!

Es increíble.

Tan solo puedo decir que viajar de éste modo te trae experiencias increíbles.

Literalmente puedo decir que ya he hecho realidad mi sueño.

Me he bañado en playas paradisiacas de Indonesia, he visto orangutanes en Borneo, he disfrutado de la bella y eterna Bali, he paseado entre preciosos campos de té en Sri Lanka, he disfrutado de los increíbles templos de Bagan en Myanmar, o de los históricos templos de Angkor Wat en Camboya…

año sabático


Y mucho más.

La sensación de hacer realidad mis sueños me hace sentir pletórica, feliz… ¡y más que auto realizada!

#10 He desarrollado una plena confianza en mí misma

Todos los obstáculos que he tenido que atravesar hasta llegar aquí me han hecho muy fuerte interiormente… ¡o eso, o morir en el intento!

En ésta sociedad dominada por el miedo y donde todo el mundo sigue al ramado como ovejas, el que decide salirse de todo éste circo es el raro, el loco, la soñadora… Eso, y  mil adjetivos más que pretenden hacerte creer que no tocas con los pies al suelo.

Lloré mucho. Derramé muchas lágrimas de dolor y tristeza al sentirme incomprendida, pero la vida ha recompensado mis esfuerzos con creces.

Lo que hoy me llevo es una profunda confianza en mí misma y un gran aprendizaje, pues sé que puedo con eso y con mucho más. Y sé que cualquier otro obstáculo que la vida me presente, también lo podré salvar.

#11 He conectado con valores de frecuencia más elevada

Cuando vivimos una vida demasiado rápida, siempre ocupados con mil cosas, estresados, trabajando a tiempo completo… a menudo perdemos la conexión con nosotros mismos.

Y cuando perdemos esa conexión con nosotros mismos, también perdemos la conexión con la naturaleza y el universo que nos rodea.

Recuerdo que los fines de semana necesitaba irme urgentemente de Barcelona, a la casa que tienen mis padres en el campo. Allí conectaba completamente con mi ser y sentía que aquella era la verdadera yo. Me reencontraba conmigo misma en el silencio, entre las montañas, bañándome en el río, mirando las águilas volar…

Pero esos momentos no me eran suficientes. Quería (¡y necesitaba más!)

Desde que inicié mi año sabático, hay algo que ha marcado profundamente mis días: un profundo estado de gratitud por vivir lo que estoy viviendo y un profundo sentimiento de Amor hacia mí misma y todos los seres vivos y plantas que me rodean.

Ya lo sabía, pero he recordado cuan sagrada es la vida y lo importante que es honrarla y respetarla.

Haber podido transformar mi vida y poder vivirla como estoy haciendo, hacen que el amor, la gratitud y el respeto hacia la vida me salgan por todos los poros de mi piel…

#12 He desarrollado múltiples habilidades y talentos

Como os comentaba antes, un año sabático es un proceso de reinvención, y una oportunidad genial para aprender mil cosas nuevas.

Durante éste tiempo, he montado mi propio blog, he ayudado a varias personas con mis sesiones de coaching, he perfeccionado mi inglés, he aprendido a montar en moto, he escrito un ebook, he desarrollado la práctica de la meditación…

Y es que un año sabático… ¡da mucho de sí! Las experiencias se multiplican por 1000.

#13 He dejado de seguir alimentando el sistema inconscientemente

 Hace mucho tiempo ya que estoy muy crítica con el sistema. Que os voy a contar a vosotros, ¿no?

Desde hace muchos años, empecé a abrir los ojos a ésta realidad tan cruda que nos rodea, pero aun así seguía bastante abducida por el sistema y plenamente inmersa en el mundo capitalista.

Después de cogerme el año sabático y llevar viajando más de un año, me he dado cuenta de muchas cosas que desde dentro del sistema no podía ver y a las cuáles no estoy dispuesta a seguir alimentando.

He reducido drásticamente el dinero que gasto en accesorios, ropa, cosméticos, perfumes, ocio… pero además me he dado cuenta a qué tipo de empresas, bancos e instituciones no quiero seguir apoyando porque no considero que mis valores estén alineados con los suyos.

Y sigo tomando más decisiones día a día, haciendo todo lo posible para dejar de estar manipulada y controlada por un sistema que es una gran mentira.

#14 He abandonado mi ego

El ego es ese falso yo que no ve la realidad tal cual es, el que percibe erróneamente la realidad, el que se compara con otros, el que se cree más o menos que otros, el que juzga, critica o controla.

Cuando entré en aquella profunda crisis, fue el primer asalto a mi ego. Tuve que abandonar toda identificación creada anteriormente con el rol de super woman, super maestra, mujer fuerte, puedo con todo lo que me echen.

Tuve que rendirme y aceptar que NO. Esa no era yo.

año sabático


Tuve que aceptar con grandes dosis de humildad que no siempre puedo ser fuerte, ni estar enérgica, ni ir a trabajar, ni estar motivada, ni ir con una sonrisa en la boca, ni ser la salvadora del mundo.

Tuve que verme enferma, sin brillo en la mirada, apática y dejada (pues no tenía apenas fuerzas para cuidar de mi imagen física) y eso provocaba que a menudo no me sintiera guapa.

Acallar el ego de Cintia fue un duro golpe para mi, pero esa fue mi mayor sanación. Aceptar que esa era la realidad que me tocaba vivir en ese momento.

Y a partir de ahí, mi vida cambió. Me he aceptado a mí misma tal como soy, sin luchar, sin pretender aparentar nada ni demostrar nada a nadie.

Mi ego ha muerto, y yo he encontrado la más absoluta paz en mi interior teniendo la profunda convicción de que las cosas están bien, sean como sean. Y sabiendo que tampoco tengo que demostrar nada a nadie, y mucho menos justificarme.

He aprendido a perdonarme, a no pretender ser prefecta  y dejar de culpabilizarme. Por eso, doy GRACIAS a la vida a cada momento. ¡He dejado atrás mucho lastre!

#15 He reconocido y empezado a seguir mi misión de vida

Tal como os contaba siempre me dediqué a la educación porque es lo que siempre me ha apasionado hacer, desde bien pequeña.

¿Pero por qué misteriosa razón, después de muchos años dedicándonos a lo mismo, el universo a veces nos lleva por otros caminos?

Eso es cosa de nuestra misión de vida.

Yo siempre me he sentido muy implicada en transformar la sociedad, crear un mundo mejor, traer la paz a la Tierra… y altos ideales de éste tipo. A pequeña escala, ya he ido cumpliendo mi misión a lo largo de mi vida, pero supongo que el lugar que debo ocupar en el universo, tal vez sea otro más allá del mundo de la escuela.

En cualquier caso, este año sabático me está metiendo por caminos absolutamente nuevos e inesperados para mí.

Lo mejor de todo es que siento que éste es el lugar que debo ocupar ahora, porque gracias a ello, evoluciono yo y ayudo a que el mundo sea un poquito mejor. Y estoy segura que eso es cosa de mi misión de vida…

#16 Me he sumergido en las profundidades del tantra y el amor consciente

Otra cosa maravillosa e inesperada que me ha sucedido durante mi año sabático es que he conocido a mi alma gemela.

año sabático


¡Tenía que irme a viajar para que eso sucediera! Lo conocí en el momento menos esperado, en un lugar que jamás hubiera imaginado. Fue mirarnos a los ojos y reconocernos al instante. Sin ningún tipo de dudas.

A partir de ahí, la vida ha querido que sigamos viajando juntos y de ahí ha nacido un amor muy puro, honesto y sincero.

Está siendo fascinante la experiencia de compartir mi vida con alguien que me entiende 100×100. Alguien que dirige su vida en la misma dirección que tú y te permite crecer personal y espiritualmente a su lado.

Además, compartimos proyectos profesionales (pues los dos estamos en la movida bloggera) y secretos tántricos de alcoba que me están llevando a disfrutar del sexo como no lo había disfrutado nunca… ¿se puede pedir más?

#17 He aprendido a gestionar mis emociones en momentos de adversidad

Viajando sola son muchos los imprevistos y momentos de adversidad que surgen en el camino.

Trenes que llegan con retraso, personas que se cruzan contigo y no te inspiran demasiada confianza, dormir sola en hoteles de mala muerte o llenos de bichos, sentir como los hombres te intimidan con la mirada,  pasarlo fatal mientras viajas en medio de una lluvia torrencial con un conductor chiflado, taxistas que te miran por el retrovisor del coche y te hacen sentir vulnerable…

Pero todos esos malos momentos los atravesé manteniéndome conectada al momento presente, respirando lentamente y no dejando que la mente se me disparara montándose su propia película.

Todas estas experiencias me han ayudado mucho a gestionar mis emociones y aprender que los momentos de adversidad son solo eso, momentos.

#17 +1  He aprendido a disfrutar más de la vida… (¡EN MAYÚSCULAS!)

Y todo lo que aquí os he contado me ha llevado a un aprendizaje básico y de un valor incalculable: ¡APRENDER A DISFRUTAR DE LA VIDA!

A día de hoy, me doy cuenta que hasta el momento disfrutaba, pero disfrutaba a ratos. Disfrutaba a momentos. En mi día a día aún había muchos momentos de esfuerzo, de sacrificio… ¡e incluso de tortura! ¡Me había convertido en una trabajalcholica!

Hoy entiendo que llegué a hacer verdaderas barbaridades intentado vivir dentro de un sistema que me encorsetaba y castraba mi libertad. Y yo lo consentí, por supuesto (mea culpa J )

Afortunadamente se produjo mi rebelión interna  y dije ¡Basta! Eso me llevó al gran regalo de aprender a vivir, ¡y aprender cuál es la receta de la verdadera felicidad!

año sabático


¿Tú también sueñas con un año sabático? 

Si has llegado hasta aquí, intuyo que es porque tú también sueñas con un año sabático.

Pues déjame que te diga algo… ¿A qué estás esperando?

Te animo fervorosamente a que te lo plantees seriamente y empieces a dar pequeños pasos que te lleven a hacer tu sueño realidad, porque lo que te está esperando… ¡ni te lo imaginas!

Mi experiencia ha superado con creces mis expectativas. Jamás pensé que un año sabático provocaría tantos cambios y transformaciones como se han producido, y siguen produciéndose. Sigo en modus non-stop

No me preguntes qué pasará con mi vida, por qué no lo sé.

Solo sé que de momento, ¡sigo viajando por Asia!

Si mi historia te da un poquito de envidia, déjame decirte que está más a tu alcance de lo que imaginas.

Pero para conseguirlo hay que superar varios obstáculos. Miedos. Dudas. Incertidumbres. Dejar resueltos algunos temas relacionados con el trabajo, el dinero, la hipoteca…

Para ello creé mi blog Cintia’s Love in Action, justo para ayudarte a que te cojas un año sabático tú también.

Si necesitas mi ayuda, ¡ya tardas en contactar conmigo!

De momento, hoy es tu día de suerte.

¡TENGO UN REGALO PARA TI!

Descárgate GRATIS MI EBOOK: Todo lo que necesitas saber para cogerte un año sabático.

Es una Guía + Workbook para que diseñes un plan de acción y superes todos tus miedos y obstáculos.

Puedes descargarlo AQUÍ

año sabático


Llegamos al final…

Aquí acaba todo lo que hoy quería compartir contigo. Pero si te quedas con ganas de más en mi blog encontrarás muchos más posts que te serán de una enorme utilidad.

Entre ellos, te recomiendo especialmente que leas la colección de posts Operación Año sábático, escritos especialmente para resolver dudas básicas que seguro te estarás planteando.

Amig@, mucha suerte en tus proyectos y sobretodo… ¡que reúnas el coraje necesario para hacerlos realidad!

Un fuerte abrazo con todo mi cariño,

Cintia



¿Y tú qué opinas?

¿Alguna vez te has planteado cogerte un año sabático pero has desestimado la idea por motivos varios?

¿Qué es lo que te impide avanzar?

¿Cuál era tu idea de año sabático y qué nuevas ideas te han llegado después de leer el post?

La entrada ¿Cómo te puede cambiar la vida un año sabático? El master aparece primero en Psicorumbo.

Fuente: este post proviene de Psicorumbo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

filosofía psicología alma de emprendedora ...

Cómo puede cambiar tu vida en un año

Hoy he tenido una siesta de lo más reparadora. Hace mucho que no tenía siestas así: profundas, de esas que no te dejan despertarte y cuando crees que ya lo has hecho, resulta que vuelves a dormirte y sueñas mil cosas después, y luego te levantas por fin con esa cara de haber rejuvenecido 5 años. Y en uno de esos momentos a punto de levantarme, soñé con mi pasado. Mi tan querido y tan odiado pasado ...

Cambio de Vida año sabático cintia castelló ...

Cómo encontré mi propósito de vida durante el año sabático

Testimonio revelador y 10 claves para que encuentres tu propósito. Un post invitado de la mano de Cintia Castelló, viajera, bloggera y aventurera espiritual. Decidió tomarse un año sabático que le ha cambiado la vida y ahora nos comparte de primera mano su increíble experiencia personal. Eso sí, te advierto que este post tiene peligro, pues mientras edito este artículo siento unas ganas locas de d ...

Cambio de Vida año sabático cintia castelló ...

El secreto de cómo encontré mi propósito de vida durante un año sabático (y cómo encontrar el tuyo)

Testimonio revelador y 10 claves para que encuentres tu propósito. Un post invitado de la mano de Cintia Castelló, viajera, bloggera y aventurera espiritual. Decidió tomarse un año sabático que le ha cambiado la vida y ahora nos comparte de primera mano su increíble experiencia personal. Eso sí, te advierto que este post tiene peligro, pues mientras edito este artículo siento unas ganas locas de d ...

REINVENCIÓN PROFESIONAL Año sabático guestpost

Cómo reinventarse profesionalmente durante un año sabático (¡y empezar a vivir la vida de tus sueños!)

¿Has soñado alguna vez con un año sabático?  Pues dependiendo de tus circunstancias puede ser el mejor paso para empezar tu camino de reinvención profesional. Para que veas que es viable y cómo puedes hacerlo traigo hoy a una invitada de excepción: Cintia Castelló del blogo Cintia’s Love in Action.  No me enrollo más porque Cintia tiene mucho que contarte. Si conocieras al genio de la lámpa ...

filosofía psicología cambio de vida ...

Cómo Coaching puede cambiar tu vida

Michael Jastremski Últimamente estoy agitada, excitada, con emociones a flor de piel y una dosis de energía muy elevada. Y es que estoy viviendo un cambio: uno de los cambios más importantes de mi vida. Y eso se nota en todo: en mi actitud ante cosas que antes me sacaban de quicio, en mis ideas que a veces sorprenden a otros pero sobre todo que me sorprenden a mí misma. ¿Esta soy yo? ¿La chica tím ...

el arte de vivir emociones consejos

El Entusiasmo Puede Cambiar Tu Vida

El Entusiasmo Puede Cambiar tu Vida de El Arte de Vivir España Si miras para atrás, ves que todo el pasado se disolvió, que el pasado bueno o malo es como un sueño, se termino. ¡La vida es ahora! Por lo menos ahora, en este instante, ten entusiasmo. ES TU OPCIÓN de SER O NO SER entusiasta con las cosas de la vida. No se puede vivir con entusiasmo si estás aferrado al pasado. simplemente tienes que ...

nutrición aprendo a quererme felicidad ...

Cómo una contraseña cambió mi vida

La semana pasada te hablaba en la segunda parte de este post sobre la nueva sección que me gustaría comenzar en septiembre y te comentaba que si no tenías muy claro a qué me refería con gente capaz de agarrar aquello que no le gustaba de la vida y darle la vuelta que iba a publicar esta semana un post muy chulo con el que entenderías a qué me refiero. Cómo una contraseña cambió mi vida Antes de c ...

crisis inspiracional mi vida

La crisis del cuarto de vida

Supongo que todos vosotros habéis leído ese artículo que ronda por diversas redes sociales hablando de la crisis del cuarto de vida, una crisis que afecta a multitud de jóvenes de entre 23 y 25 años debido a la incertidumbre tras acabar los estudios. Pese a que es uno de esos textos inspiracionales que todos parecen compartir en Facebook, hay pocas personas que haya conocido que realmente admitan ...

nutrición exito felicidad ...

El truco de 2 minutos que puede cambiar el resultado de tu vida

¿Crees que es posible que haya algo realmente sencillo que en menos de 5 minutos pueda ayudarte a enfrentarte mejor a los retos de tu día a día y además aumentar tus posibilidades de éxito? Pues lo hay. Así que te hago un trato. Si después de leer el post sigues pensando que no, no hagas nada o puedes mandarme a freír pimientos en los comentarios. Pero si lo que vas a leer y ver te convence, lo c ...

BiblioMind cómo meditar Meditación mindfulness ...

Qué es meditar y cómo se medita. La meditación que cambia la vida

Ante la gran pregunta de qué es meditar y cómo se medita, este libro de Jeanne Siaud-Facchin te resultará imprescindible. Sin duda, la meditación puede cambiar tu vida y saber qué es meditar es un buen camino para hacerlo. Cómo la meditación cambió mi vida…y puede cambiar la tuya Jeanne Siaud-Facchin En este libro que te presento, la pregunta qué es meditar y cómo se medita, queda suficientemente ...