Centro Mézières Miró Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿COMO SABER DIFERENCIAR SI TU DOLOR DE ESPALDA ES POR UNA LESIÓN?



Debes aprender a diferenciar cuando tu cerebro proyecta dolor de espalda y saber si es:
Por una decisión de tus neuronas correcta, es decir, hay lesión asociada en tu espalda. 

Por una decisión de tus neuronas que se han vuelto a equivocar al sacar sus propias conclusiones, y por tanto, no hay lesión asociada en tu espalda, es un falso positivo.

En ambos casos la percepción del dolor es fuerte, como una daga, vivo, por eso, te aconsejo que nunca te guíes por la percepción del dolor. Has de aprender a analizar con racionalidad si el dolor es justificado desde un punto de vista biológico.

Para aprender a diferenciarlos te voy a proponer que hagas unos deberes, así evitarás mucho sufrimiento "gratuito".

Antes de hacer los deberes, recuerda que tu espalda es fuerte , robusta y capaz de resistir todos los movimientos. Estás diseñado para resistir esfuerzos físicos intensos como correr una maratón a diario. Tenemos el mismo cerebro de hace 200.000 años y para comer, por aquellos tiempos, no íbamos a la nevera ni al supermercado. Íbamos detrás de la presa corriendo hasta que se agotaba después de muchos kilómetros y finalmente la cazábamos. La espalda necesita un cierto esfuerzo y dinamismo para funcionar bien.

Estos ejemplos son casos reales que me encuentro prácticamente todos los días en mi trabajo. Pacientes que vienen asustados, con mucho dolor y muy angustiados. Un trío calavera que evitarás si haces bien tus deberes.

¿Empezamos? Piensa bien la respuesta. Indica en que ejemplos sería un dolor justificado, un dolor debido a una lesión:

1. Dolor que aparece después de estar sentado 5"en una silla.

2. Dolor que aparece al agacharse para recoger un lápiz del suelo.

3. Dolor que aparece al cuarto de hora después de estar en la cama.

4. Dolor que aparece a los 10´ de estar andando.

5. Dolor que aparece por la mañana cuando te levantas de la cama.

6. Dolor que aparece después de una jornada laboral en la que no te has movido de tu silla.

7. Dolor que aparece cuando te levantas de la silla .

8. Dolor que aparece cuando te cepillas los dientes .

9. Dolor que aparece al alcanzar un peso considerable del suelo y no has flexionado tus caderas.

10. Dolor que aparece al alzar el brazo para sacar el polvo a un estante.

11. Dolor que aparece cuando subes o bajas escaleras.

Dentro de unos días pondré la solución en los comentarios, espero encontrar tus respuestas.

Te dejo este tema del blog que te servirá de ayuda >> La salud postural y la ergonomia hoy en dia

Fuente: este post proviene de Centro Mézières Miró, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos