comunidades

¿Cómo aumentar nuestra asertividad?

¿Alguna vez te has sentido culpable al decir "no"? 

¿Dices cosas que no sientes para quedar bien? 

¿Te preocupas más de complacer a los demás que a ti mismo?

Si alguna vez te has sentido así, entonces quizá no seas una persona asertiva.

La asertividad es la conciencia de los propios derechos. Y cuidado porque no hablamos de ser agresivo o prepotente, sino de hacerlos valer con educación, de saber negociar.

La asertividad es esencial para sentirnos a gusto con nosotros mismos, para querernos:

Porque implica autoafirmacióny respeto, tanto por los demás como por nosotros mismos. 
Porque implica asegurar con firmeza y decisión cuanto decimos y hacemos, aceptándonos tal cual somos. 
Porque implica autoestima: no podemos hacernos respetar si nosotros mismos no nos creemos merecedores de respeto.
aprender a decir no


Cuando somos capaces de hablar y de discrepar sin miedo al rechazo, cuando somos capaces de decir no a las exigencias de los otros y obramos sin sumisión. Cuando aceptamos nuestras propias equivocaciones y las comprendemos de la misma manera que las aceptamos en los demás, entonces estamos siendo asertivos.

No se trata de sentirnos superiores, sino de conocernos y valorarnos en la justa medida; de forma racional, realista y positiva. Se trata de ser capaces de expresar tanto sentimientos positivos como la gratitud o la admiración, como sentimientos negativos como la insatisfacción o la decepción.

¿Qué provoca que no seamos asertivos?

La timidez: tener un miedo excesivo a hacer el ridículo.
La falta de autoestima: no confiar en nuestra propia valía; pensar que hemos de complacer siempre a los otros para conseguir que nos aprecien
Pocas habilidades de comunicación: no ser capaces de expresarnos adecuadamente, o no saber entender lo que nos dicen. Dejarnos llevar por los prejuicios, no ser capaces de discutir sin pelear.
La sobreprotección: no haber aprendido a hacer las cosas por nosotros mismos. El miedo a quedarnos solos, que nos convierte en personas dependientes y manipulables.¿Cómo aumentar nuestra asertividad?

Básicamente reforzando nuestra autoestima.

Eliminando todos esos pensamientos automáticos que nos inducen a creer que valemos menos que los demás, que nos hacen creer que los demás no nos van a querer si no les complacemos en todo. 

Venciendo la timidez, el miedo al ridículo. 

Liberándonos de esos complejos de culpa que tan a menudo nos inculcaron en la infancia y que no nos dejan reclamar lo que nos merecemos. 

Olvidándonos de eso de que "hay que dar la otra mejilla" o  "no hay mejor desprecio que no dar aprecio"...  

Porque no es cuestión de ir por la vida buscando pelea, ni de ceder a la provocación, sino haciéndonos valer, procurándonos respeto.
aprender a decir no

imagen: www.adarvephotocollage.com, retoque fotográfico
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * 

No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones.

Recíbelas en tu eMail y accede a todos nuestros contenidos

haciendo "clic" aquí:



Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En los post anteriores hemos hablado de la agresividad, de lo qué es, de cómo se gesta, de cómo actuar ante las personas agresivas - o mejor dicho ante las personas con comportamiento agresivo - y ta ...

En el post anterior, además de ver las múltiples formas que adopta la agresividad, veíamos cómo ante una frustración lo normal es experimentar una emoción (rabia, ira, decepción) y cómo esta emoción e ...

En general, definimos "agresividad" como la propensión a atacar, a destruir, a provocar, a hacer daño a los otros. Es la respuesta a la "ira", una emoción que a su vez es la respue ...

Día a día, a lo largo de nuestra vida, nos enfrentamos a dilemas ante los cuales se impone tomar una decisión. Incluso cuando esos dilemas no nos vienen dados por las circunstancias, somos nosotros qu ...

Recomendamos