comunidades

Agradecer: el secreto de la abundancia y felicidad

No sé si algún antropólogo se lo ha planteado alguna vez, pero creo que sería muy oportuno estudiar cómo aprendemos a agradecer la mayoría de los seres humanos.

Supongo que te suena esta secuencia:

Un adulto le da a un niño un regalo.

El niño de forma instantánea lo abre y se dispone a jugar con el juguete inmediatamente.

Acto seguido el padre o la madre le llama la atención y le pregunta: ¿Qué se dice?

La pregunta sobre la que te invito a reflexionar es ¿crees que experimenta un verdadero sentimiento de agradecimiento?

Sinceramente yo no, pero no porque el niño sea mejor o peor, sino porque habitualmente no se le enseña el verdadero significado y finalidad de expresar agradecimiento.

¿Somos verdaderamente agradecidos?

Reflexionando sobre lo anterior me da la sensación de que la importancia de que el niño dé las gracias estriba en que el niño sea juzgado como bien educado de acuerdo a las normas de nuestra sociedad.

Esto es algo que sin duda importa más al padre que al propio niño, ¿no crees?

Obviamente a edades muy tempranas es difícil que los niños puedan apreciar el valor de aquello que tienen o reciben en sus vidas.

Y probablemente para cuando pueden reflexionar sobre el asunto dialogar sobre el agradecimiento dé demasiada pereza…

Quizás por eso la acción de agradecer, aunque automática, en términos de educación tiene sin duda un considerable valor social, pero a efectos prácticos creo que carece de verdadero valor emocional.

No es de extrañar.

En mi opinión nuestra sociedad ha sido entrenada para ver el vaso medio lleno en el mejor de los casos..

Nos dan a ingerir 3 dosis al día de desgracias en formato de noticias televisivas, y eso sin duda alguna acaba haciendo huella en nuestro cerebro.

Como si no ocurrieran cosas por las que nuestra sociedad debiera sentir dicha.

¿Cómo alguien puede crecer experimentando agradecimiento si es un sentimiento altamente escaso?

Acción de gracias

No soy muy fan de los americanos, lo confieso, pero eso de que haya un día de acción de gracias es algo que me llama la atención y me gusta.

Considero que tener una celebración cuyo objeto principal es dar las gracias por lo bueno que se experimenta en la vida, permite cuando menos recordar un gesto que deberíamos realizar a diario.

La verdad es que no lo he vivido nunca de cerca, y es probable que al igual que la Navidad se celebre de un modo muy poco espiritual.

Pero me gusta porque la denominación de la festividad en sí contiene todo un manifiesto de intencionalidad.

Agradecer

Agradecer en acción de gracias


Sé que este tipo de actos surgen de la religión, y que en estos tiempos a algunas personas les producen cierto rechazo las costumbres religiosas.

Sin embargo en mi opinión lo interesante es el agradecimiento en sí, más allá de quién sea el receptor del mismo.

Agradecer es simplemente un acto de reconocimiento y apreciación por lo bueno que sucede en la vida, y puede hacerse a Dios, al Universo, a otra persona o a uno mismo.

Quizás suene pretencioso, pero creo firmemente en esto que te voy a decir:


Adquirir el hábito del agradecimiento puede cambiar por completo tu vida
Click Para Twittear

Te animo a compartir este tweet para que todo el mundo recuerde su importancia.

¡Evitemos que tengan que esperar a experimentar momentos críticos para apreciar de verdad aquello de lo que hoy disfrutan en la vida!

Mi historia personal

Gracias a la labor de mis padres a lo largo de toda mi vida he sido una persona muy educada.

Siempre he dado las gracias a aquellas personas que han hecho algo por mí.

Pero la realidad es que no he instaurado el hábito de agradecer lo bueno que hay en mi vida hasta hace relativamente poco tiempo.

Como ya he contado en otras ocasiones, hace unos años mi vida estaba sumida en una permanente queja.

Y ¡ay amigo!, mientras uno se queja no puede sentirse agradecido.

La verdad es que mirando hacia atrás puedo decir que he disfrutado de una vida bastante abundante, pero siendo sincero no lo he experimentado así.

Mi auto-exigencia ha hecho que cosas extraordinarias de mi vida hayan quedado en un segundo plano.

Como si una energía interior no me permitiera sentir lo bueno.

Supongo que unas expectativas siempre muy altas sobre lo que debería ser mi vida me impidieron disfrutar verdaderamente de ellas.

Ahora me doy permiso para sentirme abundante.

Para, a pesar de cualquier problema o imprevisto en mi vida, agradecer todo lo bueno que la rodea.

Pienso que esto que me ocurría a mí es algo que frecuente en gran parte de nuestra sociedad victimista.

¡Con lo tremendamente fácil y beneficioso que es llenarse la vida de agradecimiento!

Los beneficios de agradecer

Agradecer no es más que un ejercicio mental que llevado a cabo de forma diaria puede llegar a cambiarte la vida.

No soy psicólogo ni médico, pero puedo afirmar por experiencia propia que agradecer es un hábito verdaderamente saludable.

Algunos de sus beneficios son:

Desarrolla mentalidad para la abundancia

Cuando dedicas un tiempo diario a agradecer, experimentas lo bueno que hay en tu vida, y se genera en ti una mentalidad abundante.

Dicho de otro modo, pasarás de ver el vaso casi vacío a verlo bastante lleno ;)

Hacerlo te proporcionará la energía necesaria para atraer más cosas buenas y positivas a tu vida.

Mejora la experiencia vital

Mientras agradeces ineludiblemente adquieres una mentalidad positiva, lo cual te hace disfrutar de una experiencia más plena y realizada.

Aumenta la autoestima

Cuando agradeces experimentas el sentimiento de ser merecedor de lo bueno que te da la vida.

Es por eso que agradecer de forma habitual aumenta considerablemente la autoestima.

Mejora la relación con uno mismo y con los demás

Agradecer a los demás
Ya sea al universo, a otra persona, o a ti mismo, agradeciendo estás expresando que aprecias lo que recibes.

Al hacerlo estás mejorando tu forma de relacionarte con aquello que es origen de tu sentimiento de aprecio.

Disminuye el estrés y la ansiedad

Agradeciendo adquieres conciencia de que tu vida ya está llena de cosas buenas.

Así reduces tu sentimiento de urgencia para conseguir otras cosas que habitualmente son poco importantes.

Seguro que sabes de qué te hablo ;)

5 ejercicios para experimentar agradecimiento

Supongo que a estas alturas ya tienes claro que agradecer es un ejercicio muy beneficioso y estarás pensando en implementarlo en tu vida.

Para ayudarte te voy a proporcionar 5 ejercicios para que puedas empezar desde este momento:

1. Da gracias por cada nuevo día

Imagínate que cada mañana te tocara la lotería.

Pues si el tiempo es oro (y lo es) piensa que cada día que estás aquí es como si te cayeran del cielo 24 lingotes de oro, uno por cada hora del día.

Por eso, si por la mañana al despertar agradeces al Universo que te haya regalado la posibilidad de vivir un nuevo día, estarás empezando la jornada con la mejor de las energías.

Agradecer cada mañana



Agradece cada mañana, porque ¿hay mayor regalo que la posibilidad de experimentar un nuevo día?
Click Para Twittear

2. Haz un listado con lo bueno que hay en tu vida

Este ejercicio es brutal y hacerlo con frecuencia puede cambiarte la vida.

Se trata de algo simple, dedicar 10-15 minutos a reflexionar sobre todas las cosas buenas que tienes o que ocurren en tu vida.

Poder ver la sonrisa de cualquiera de tus seres queridos

Vivir en una sociedad llena de oportunidades

Poder disfrutar de unos días de vacaciones

Poder reírte cada martes con tu serie favorita

Sentir la piel de la persona amada


Cualquier cosa que sea motivo de gozo puedes incluirla en la lista.

Luego obsérvala y expresa con una sonrisa tu agradecimiento al Universo por ser la persona afortunada que eres.

3. Ábrete a recibir y agradece lo que te regala la vida

Este es un ejercicio de apertura que consiste básicamente en decir “sí” a lo que te ofrece la vida.

Yo he sido de esas personas que a menudo decían “no” a muchas cosas. Solía resistirme a aceptar ayuda de otros y me resultaba a menudo incómodo recibir regalos.

Aquello que los demás hace por ti, o que la vida pone en tu camino es motivo de agradecimiento y por eso es importante estar abierto a recibirlo.

Date permiso para ser merecedor de lo que llega a tu vida, y agradécelo.

Porque si te cierras a ello te estarás convirtiendo en una víctima de ti mismo, y recuerda si te estás quejando no puedes al mismo tiempo disfrutar de la vida.

Yuhu_hommer_carnet-300x235


4. Agradece lo que los demás hacen por ti

Estoy seguro de que por educación has aprendido a dar las gracias, pero las palabras vacías de emoción no significan nada.

El verdadero agradecimiento se expresa con emoción.

No es necesario darle un abrazo a todo aquel que haga algo por ti..

Pero acompañar la palabra “Gracias” con una sonrisa sincera mirando a la otra persona a los ojos, modifica por completo la experiencia para ambas partes.

5. Agradece antes de dormir 3 cosas buenas que han pasado 

Una excelente forma de fundirse en un hermoso sueño es despedirse del día con pensamientos de agradecimiento hacia algunas de las cosas buenas que han sucedido en el día.

Este ejercicio te lleva a hacer un repaso de lo sucedido con el objetivo de buscar cosas buenas, y por tanto generará en ti una energía especial que te ayudará a sentirte una persona afortunada.

Cada noche a la hora de dormir pon el foco de tu pensamiento en 3 cosas buenas que han sucedido a lo largo de día y agradece que hayan sucedido.

Te reto a agradecer durante 7 días

Si no pasas a la acción todo lo leído anteriormente tendrá un efecto efímero (y lo sabes :D )

Por eso te reto a que durante 7 días pongas en práctica los ejercicios anteriores para dar las gracias por lo bueno que hay en tu vida.

Te propongo que seas extremista y agradezcas cosas que por comunes habitualmente pasan desapercibidas.

Piensa en todas esas personas que pasan hambre, que no tienen electricidad o que no pueden ducharse con agua caliente.

Gozar de salud o de oportunidades lo vivimos como algo normal, y frecuentemente sólo nos acordamos de ello cuando nos falta.

Toma esta oportunidad como una invitación para durante una semana agradecer por ello.

Si lo haces con consciencia y corazón, en sólo siete días podrás cambiar de un modo muy positivo tu experiencia en esta vida.

Yo pienso hacerlo, y tú…

¿Te apuntas?

Te animo a expresar tu agradecimiento en el campo de comentarios y a que nos cuentes tu experiencia agradeciendo.

Como no podía ser de otro modo, yo lo hago aquí y ahora :)

Mil gracias por leer hasta aquí!

¿Te ha resultado útil este contenido? Te agradezco infinitamente que lo compartas en tus redes sociales para hacer que llegue a más personas. Sólo tienes que darle a estos botones. ¡Gracias! :roll:

Photo credit: J.Gil via Small Kitchen / CC BY-NC-SA

.

Fuente: este post proviene de Autorrealizarte, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos