Idea guardada 6 veces
La valoración media de 8 personas es: Excelente

ACTITUD POSITIVA, MEJORA TU VIDA.



Imagen 0


Muchas veces, no sabemos como afrontar los problemas o las decisiones que debemos de tomar para vivir una vida más saludable y plena, para alivianar nuestras cargas y poder centrarnos en conseguir avanzar hacia nuestras metas. Por eso aquí os dejo unas pautas que quízas no os cambien la vida radicalmente pero si os ayuden a afrontarla de una manera más positiva y con muchas más ganas de vivir cada segundo de ella.

1.- RESPIRA PROFUNDAMENTE;


Ante cualquier circunstancia que te desestabilice, ante un imprevisto y antes de reaccionar de manera apresurada, toma aire, respira profundamente, en una postura corporal erguida, con la espalda recta y la cabeza ligeramente levantada, mientras llevas los hombros ligeramente hacia atrás. Podrás comprobar como tu fisiología cambia y mejora tu estado de ánimo con tres o cuatro respiraciones profundas. Además, eso le da tiempo a tu mente a pensar y elaborar una respuesta con mayor inteligencia emocional.

2.- ACTÚA CON COHERENCIA;


En coaching ontológico, llamamos columna izquierda a aquello que pensamos pero no decimos ni hacemos. Para sentirte mejor, para tener una actitud positiva, es necesario ser consciente de nuestra columna izquierda, es necesario hacer lo que pensamos que debemos hacer. Tener conductas que contradicen lo que pensamos hace que uno se sienta mal consigo mismo y se instale voluntariamente en un estado de infelicidad. Tu eres responsable de hacer y decir lo que quieres hacer y decir. Nadie te obliga si tu no te obligas.

3.- APRENDE A ACEPTAR;

Cada día la vida nos presenta momentos buenos, malos, muy buenos o incluso durísimos…. Si nos quedamos instalados en el dolor por lo que ha ocurrido, si respondemos de manera descontrolada, limitamos nuestra capacidad de acción y empeoramos el resultado. En cambio, aceptando que la vida no será perfecta, que habrá circunstancias que no nos gustan y que aún así podemos ver el lado positivo de esos acontecimientos, nos damos fuerzas para salir adelante. Sobre todo, cuando esas circunstancias son imposibles de cambiar.

4.-  NO TE COMPARES;

En cada oportunidad en que te comparas con otros y te sientes inferior en algo, te estás engañando. ¿Por qué? Porque solo comparas un aspecto, positivo, de la otra persona, con algo tuyo que aun te queda por desarrollar o que incluso tu puedes ser mejor o igual pero no lo ves!!!  Nada mejor que ser TU MISMO. Olvídate de las idealizaciones y de las comparaciones…. vivirás más sereno y reforzarás tu autoestima.

MEJORA TU AUTOESTIMA DÍA A DÍA.

5.- PON TU ATENCIÓN EN EL PRESENTE;

El pasado no puedes cambiarlo y el futuro aún no ha llegado.  Vive, de manera consciente, cada momento presente, dando lo mejor de ti en cada situación, llenando de valor cada hora, mejorando incluso lo que haces bien. Preocuparte por lo que pueda pasar en el futuro, te resta tiempo para ocuparte de lo que está pasando en el presente.

6.- OLVIDA EL PERFECCIONISMO;

Nada más dañino para nuestra salud mental que querer hacer todo perfecto, que querer controlar que cada detalle sea perfecto. Querer hacer las cosas bien, buscar la excelencia en tu desempeño personal y profesional no es posible desde el perfeccionismo, sino desde la aceptación de que algunas cosas pueden salir mal.

7.- ENTRA EN ACCIÓN;

La manera de conseguir resultados es entrando en acción. Mientras permaneces dudando si dar un paso o no darlo, te cargas de inseguridad y falta de confianza. A veces, solo son necesarios 5 segundos de valor para hacer que tu proyecto se ponga en marcha o siga avanzando. Cada paso dado te pone un paso más cerca de la meta. Cada día dudando te aleja de tus proyectos.

8.- AUMENTA TU AUTOESTIMA: CUIDA TU IMAGEN;

Es imposible sentirse positivo cuando el espejo refleja una imagen que no nos satisface. Cuidar tu imagen aumenta considerablemente tu autoestima, tu actitud positiva. Con invertir 10 minutos en ti puedes ganar una gran dosis de autoestima. Invierte 30 minutos y el mundo será tuyo!

9.- VIVE CON RESPONSABILIDAD;

Si tu mayor preocupación está en tu propia vida, en sentirte injustamente tratado por los demás, por la suerte, por las oportunidades, aumentan tus probabilidades de que tus resultados sean negativos. Cuando nos sentimos víctimas de las circunstancias creemos que no podemos hacer nada. Asume que aunque no seas el responsable de tus problemas, SI eres el responsable de encontrar las soluciones.

10.- CONCLUYE LAS TAREAS;

No hay nada que nos quite más energías, que nos haga aumentar nuestro diálogo interno saboteador que sentirnos personas improductivas al no acabar lo que hemos empezado. Todas esas tareas inconclusas, ocupan espacio en tu mente y constantemente golpean para llamar tu atención. Cuanto más temas y asuntos resuelvas, más espacio liberas en tu mente para pensar y actuar con decisión hacia tus metas.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos