comunidades

5 historias sobre flujo y olores vaginales

La secreción vaginal olorosa es uno de los signos más comunes de infección vaginal (o vaginitis), y con frecuencia se acompaña de picor vaginal, inflamación, enrojecimiento, ardor al orinar o dolor pélvico. Si alguna vez has padecido una vaginitis, entonces sabes sin duda lo molestos que son estos síntomas. Además de crear malestar, pueden afectar la confianza en ti misma, la autoestima y las interacciones sociales.

Por suerte, las infecciones vaginales pueden ser controladas con el tratamiento adecuado, algo que solo puedes obtener por orientación de un especialista después de haber llegado a un diagnóstico. Este material responde a 5 consultas realizadas por lectoras que buscaban información sobre flujo y olores vaginales. Recuerda que nuestro objetivo es informar, educar y anticipar posibles causas, el diagnóstico preciso se debe obtener en la consulta médica ya que en materia de salud vaginal, cada caso es único.

Caso 1. Últimamente he estado experimentando una gran cantidad de flujo vaginal de color amarillo, con olor. Es espeso, amarillento y luce como el requesón, con grumos. No tengo picazón o ardor, a excepción de un mal olor a pescado, no tengo otros síntomas. Mi médico dijo que tengo una infección por levaduras y me recetó Monistat, pero siento que esto no sirvió de nada. La cantidad de flujo se ha incrementado.¿Debería probar un medicamento diferente?

olor vaginal
Respuesta: 
Primero debo preguntar: ¿Su médico le ha tomado muestras vaginales para identificar la causa de la descarga anormal?

Pregunto esto porque la vaginosis bacteriana (VB) puede causar síntomas bastante similares a la infección por hongos. Sin embargo, la consistencia suele ser un poco más delgada y el olor generalmente es más fuerte después de las relaciones sexuales. Tampoco es común que la VB cause síntomas como picor vaginal, ardor al orinar y molestias, de los cuales dices que no están presentes, pero cada caso es diferente y lo que experimenta la mayoría, puede ser distinto a lo que experimentas tú. Por eso es importante llegar al diagnóstico a través de un examen de laboratorio.

La vaginosis bacteriana resulta de un desequilibrio entre las poblaciones de bacterias vaginales. Los cambios en la dieta, la limpieza excesiva, tener una inmunidad débil y tomar antibióticos son los principales factores que pueden afectar dicho equilibrio y provocar la secreción maloliente típica de la VB. Si tienes tres o más de los siguientes criterios médicos, entonces es muy probablemente que se trate de una VB y no de una infección por levaduras:

Mal olor proveniente de la vagina

Una prueba de pH vaginal que muestra baja acidez

Un revestimiento blanco y fino en las paredes vaginales durante el examen pélvico

Células de la piel vaginal que están recubiertas con bacterias cuando se observan bajo el microscopio
Obviamente esto debe ser analizado por un especialista. El tratamiento de la vaginosis bacteriana a tiempo es fundamental para prevenir posibles consecuencias, como la enfermedad inflamatoria pélvica. Si no se trata, la VB puede causar cicatrices en las trompas de Falopio, lo que resulta en infertilidad.

Mi consejo es que acudas al médico, le comuniques que no has notado mejoría con el medicamento prescrito y que te gustaría ser examinada más a fondo para descartar la vaginosis bacteriana.

Caso 2. Recientemente he comenzado a tomar pastillas anticonceptivas porque estoy en una relación monógama y seria. Soy sexualmente activa pero no planeo tener hijos muy pronto. Hace unos días me di cuenta de una descarga vaginal marrón, rara y con cierto olor. Mi período debe llegar en dos semanas, por lo que no puede ser el inicio. Ayer por la mañana mi ropa interior tenía una gran mancha de color marrón, como si hubiera sangrado. Fui a mi médico para un examen vaginal, pero ella me dijo que no tengo ninguna infección. ¿Qué causa este flujo de color marrón con mal olor? ¿Debería estar preocupada?

Respuesta: La mayoría de las mujeres que comienzan a tomar píldoras anticonceptivas experimentan sangrado por disrupción. Este sangrado se produce en un momento del ciclo menstrual ajeno al período. La cantidad de sangre suele ser mínima, ​​el sangrado dura desde unos pocos minutos a unas pocas horas o días. Sin embargo, no debes asustarte por esto. La presencia de sangre puede causar que tu secreción acuosa normal se convierta en un flujo en rosado o marrón. Puedes notar manchas en la ropa interior de vez en cuando.

De cualquier forma, para descartar la posibilidad de una condición seria en los órganos reproductivos, debes obtener un examen completo que incluya la prueba de Papanicolaou y un examen pélvico. Si la naturaleza de la hemorragia es diferente a la descrita anteriormente, esto puede indicar la presencia de una condición más preocupante.

Si estás teniendo dificultades para controlar el sangrado por disrupción, considera el uso de toallas sanitarias para absorber la sangre y evitar manchas en tu ropa. Evita el uso de tampones y protectores diarios, ya que pueden interferir con el medio ambiente normal de la vagina y cambiar su pH ácido. Si es necesario, cambia tu ropa interior con mayor frecuencia. Este sangrado suele desaparecer por sí solo en unos meses, pero si notas que aumenta la cantidad o el color es más rojo que marrón, entonces no dudes en acudir pronto al médico.

Caso 3. Hoy tengo 33 semanas de embarazo y en el último par de días he estado experimentando una diferencia en el olor vaginal. No tengo el olor normal de mi flujo vaginal, es más fuerte y se nota especialmente cuando me siento a hacer pis. Además, ahora tengo una descarga vaginal constante, apenas puedo lidiar con eso. Necesito cambiar mi ropa interior varias veces al día para evitar mojar la ropa. Mi ginecólogo / obstetra dice que todo está bien, pero me sigo preguntando si esto es un motivo de preocupación.

Respuesta: Es tranquilizador saber que el doctor dice que tu descarga es normal. Mientras no haya infección, todo está bien. Ya que estas a tan sólo 4 semanas del parto, el cambio en el olor de tu flujo probablemente se deba a los cambios hormonales que estás teniendo ahora. Es posible que sudes mucho más y la combinación de sudor, hormonas con el aumento de la mucosidad cervical puede hacer que tu vagina huela mucho más fuerte. Sin embargo, el olor no debe ser a pescado porque eso indicaría la presencia de una infección.

Otra posibilidad sería la expulsión del tapón mucoso que está  sellando tu cuello uterino, con el fin de proteger al feto de las infecciones. Hacia el final de su embarazo, el cuello del útero se dilata y se ablanda, permitiendo que el tapón mucoso salga de forma intermitente en pequeños chorros, o como una bola de moco. Por lo general, el tapón mucoso contiene rastros de sangre e indica que tu cuerpo se está preparando para el parto. Esto puede hacer que el flujo vaginal claro y normal huela diferente y que se incremente la cantidad. La mejor manera de tratar con él es mantener la limpieza de los genitales con agua todos los días. Evita el jabón porque incluso el más suave puede interferir con la flora vaginal y causar VB. Cambia tu ropa interior con frecuencia, lávate las manos antes y después de usar el inodoro, y asegúrese de limpiarte correctamente de adelante hacia atrás.

Caso 4. Mi descarga solía ser clara y acuosa, a veces de color blanquecino, pero ahora es de color verde claro, y tiene un muy mal olor. Me hace sentir muy avergonzada cuando salgo con mis amigos. Yo no recuerdo haber tenido ninguna relación sexual en seis meses. No he hecho nada fuera de lo normal, a excepción de ir a la piscina con frecuencia. ¿Qué pasa con esta descarga de color verde claro y mal olor? ¿Puedo tener una infección?

Respuesta: Si tu secreción vaginal pasó de normal a anormal, sin duda tienes una infección. El flujo verde generalmente indica una tricomoniasis, ya que es una de las pocas enfermedades de transmisión sexual que causa flujo de ese color. Dices que no has tenido relaciones sexuales, lo que me lleva a pensar que has entrado en contacto con la infección de manera diferente. Puesto que has estado yendo a la piscina, tal vez el medio de contagio haya sido un traje de baño o una superficie contaminada.

Otra posibilidad podría ser que utilizaras una toalla o un paño infectado. Tal vez usaste la toalla de otra persona, o tal vez alguien utilizó accidentalmente la tuya.

En este punto, deberías acudir al médico e informarle acerca de tus síntomas para que tomen muestras y las examinen en un laboratorio. Si no es la tricomoniasis, quizás sea gonorrea o la vaginosis bacteriana, que aunque no es una ETS, también puede causar un flujo amarillento o ligeramente verde. Cualquiera que sea el tratamiento que te prescriban, tómalo según las indicaciones del médico.

Caso 5. He viajado recientemente a Francia, pasé un mes allí. Desde que regresé, he notado un tipo de flujo con olor a pescado. Es grueso, se ve como requesón y es de color blanco. El olor es horrible y me revuelve el estómago. No he tenido sexo en los últimos meses, así que no creo que sea una ETS. Traté de eliminarlo lavándome constantemente, pero no ha servido de nada. ¿Qué me puede aconsejar para deshacerme de este flujo tan desagradable?

Respuesta: Viajar, ya sea a una ciudad cercana o a un país en otro continente, es una de las razones más comunes por las que tenemos que lidiar con cambios en el color, la consistencia y el olor del flujo vaginal. Lo que me preocupa es el olor que describes. Si es un olor tan desagradable, entonces puedes tener una infección. Una enfermedad de transmisión sexual es muy poco probable, pero tanto la infección por levaduras como la vaginosis bacteriana podrían ser la causa de estos síntomas.

La descarga vaginal como requesón es común de la infección por levaduras, especialmente si es grumosa o espesa. La vaginosis bacteriana también puede causar una descarga más gruesa de lo normal, pero significativamente más delgada que en la infección por levaduras. Ambas provocan un olor muy sospechoso, si el olor es más notable después del sexo, entonces puede ser VB.

La única manera de saber si tienes una infección es visitando al médico y obtener un examen pélvico completo para identificar la causa. Ten en cuenta que el tratamiento de la infección no es opcional, si no se tratan, las infecciones vaginales pueden llevar a una serie de complicaciones en el futuro. Cuanto antes se investigue el tema, más rápido podrás empezar un tratamiento.

También es importante aplicar los principios de higiene correctas mientras se sigue el tratamiento. No practiques una higiene personal excesiva porque puedes empeorar la situación. Tu médico puede proporcionarte algunos buenos consejos sobre cómo mantenerte limpia y fresca mientras dure la medicación.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos