Salud

Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Por qué cuesta tanto mantener la motivación en invierno?

Lo se, aún no ha llegado el invierno, quedan por delante bastantes días de alfombras de hojas de colores y cálida luz otoñal, pero las temperaturas ya han empezado a bajar y, poco a poco, los abrigos se van haciendo lugar en nuestro armario.
Y, con la bajada de las temperaturas, viene lo que yo llamo el síndrome del oso polar, que no es nada más ni nada menos que esa pereza que suele invadirnos y que hace que solo nos apetezca una dosis de sofá, manta, algo calentito y a poder ser dulce y no hacer absolutamente nada que implique movernos.


Mmmm vale, me habéis pillado, no es un oso polar, pero es peludita y en invierno se enrosca como ua bolita cerca de cualquier fuente de calor, así que, para lo que viene al caso nos sirve para ilustrar la entrada, y no me negaréis que está monísima! :P
Bueno, punto humorístico a parte, ya veis porque lo del oso? aunque no invernemos en una cueva, más de un día transformamos nuestra casa en una con mil excusas para no salir ni movernos lo más mínimo y, si de por si ya somos de las que les da pereza ir al gimnasio, en esta época esto se puede llegar a convertir en una misión imposible.
Que si me resfriaré si salgo con el pelo medio mojado, que me voy a congelar como salga a correr, que hoy está lloviendo un montón y llegaré empapada, parece que cualquier excusa es buena para justificar el no salir de casa.
Y no, eso no es plan, porque después llega la primavera y nos lamentamos y ya no únicamente por esto,  sino porque nos encarcaramos, nos olvidamos de lo que es sudar y, cuando decidimos volver a ello, se nos hace más cuesta arriba que nunca, por lo que nos desanimamos y volvemos al mismo círculo vicioso de siempre: quiero pero no lo consigo, acabo tirando la toalla, lo dejo para más adelante y vuelta a empezar.
Hacer el oso es fantástico, a mi también me encanta, pero para esto existen los domingos, nada de ampliarlo a toda la semana, el resto toca currar!
hacer ejercicio en invierno, motivación y consejos
Pero, como el síndrome del oso polar está por ahí acechando y preparándose para atacar al más mínimo signo de debilidad, hoy os traigo unas serie de pautas para combatirlo y poder relegarlo al domingo que es donde debería de estar, así que ahí van!
1. Recuerda todo el esfuerzo y sudor que le has dedicado, seguro que no quieres que sea en vano.
Cada vez que te esté tentando la idea de no ir hoy al gimnasio, saltarte tu clase de fitness, o cualquier actividad que hagas, recuerda lo mucho que te ha costado llegar donde has llegado, las horas de sudor, de esfuerzo, la sensación tan agradable que deja después al saber que hemos cumplido y el bienestar que le aporta a nuestro cuerpo.
En serio, no hay nada mejor que la sensación que te queda en el cuerpo tras una dura sesión de entrenamiento, esa sensación de ligereza, como de flotar, es impagable, pero para ello hay que estirar bien.
2. Busca alternativas a aquello que te causa molestias.
Si lavarte la cabeza después de entrenar se convierte en un suplicio por tener que secar bien el cabello o salir medio mojada, prueba a combinar tu champú habitual con alguno de lavado en seco.
Que al salir a correr tienes mucho frío durante los primeros minutos, hazte con un par de camisetas térmicas y unos buenos calcetines.
Y, si te da pánico el pensar que tienes que salir de casa con la que está cayendo, enfúndate en unas buenas UGG, es como ir con unas zapatillas de estar por casa bien calentitas por la calle, un abrigo mullidito y una bufanda abrigada y no hay excusas que valgan.
3. Opta por alguna actividad que realmente te guste. 
Si de por si esto es siempre importantísimo, en las épocas en que nos da más pereza se vuelve imprescindible.
Como ya os dije aquí, no os dejéis guiar por modas, lo que se supone que se debe hacer o lo que hagan las amigas, sed sinceras con vosotras mismas porque al fin y al cabo esto lo hacéis por vosotras y os tiene que gustar.
estiramientos


4. Estira más que nunca, y, cuando te parezca suficiente, estira un poco más aún.
Cuando las temperaturas bajan no nos resulta tan fácil estirar por lo que es necesario emplearse más a fondo que en verano para obtener resultados similares.
Esto vale para cualquier tipo de deporte o actividad física, da igual la disciplina que sea o si es un hobby o algo más.
También es importante aunque no hagas deporte, verás como mejoras tu postura y te sientes más ágil, ligera y menos acartonada.
5. Ten cuidado con los cambios de temperatura. 
Aunque empieces a sudar no es conveniente que te quites toda la ropa de golpe, es mejor hacerlo de forma progresiva y pecar de ir demasiado tapadas y sudar demás que coger un catarro tras otro.
Lo ideal es llevar varias capas de ropa para poder ir poniendo o sacando en función de nuestras necesidades, y, siempre mejor si se trata de materiales suaves y naturales como el algodón que nos permitan transpirar bien.
6. Aunque con el frío no apetezca tanto beber agua no te olvides de ella. 
Es indispensable para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y no beber suficiente afecta negativamente a nuestro rendimiento y a nuestros ánimos.
Y tú, padeces el síndrome del oso polar cuando empiezan a caer las temperaturas o te mantienes igual de activa llueva, haga frío o calor?¡Nos vemos el viernes!

Fuente: este post proviene de Rosa Ballerina...deporte en femenino y mucho más..., donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Salud-Enfermedad Vida Saludable Enfermedades ...

¿Por qué cuesta tanto sanarse?

Fuente: revistadonna.clicrbs.com Sanación y curación parecen términos sinónimos, sin embargo muchos pensamos que son términos diferentes, mientras la sanación viene de dentro la curación viene de fuera.  El médico nos puede curar pero sólo nosotros nos podemos sanar. Ante una enfermedad o desequilibrio emocional, mental, físico; la sanación siempre va a implicar un cambio interno, a veces es darle ...

otras

Encontrar y mantener la motivación 

Sabes que tienes muchas cosas que hacer pero no consigues ese impulso, esa chispa para arrancar o esa fuerza para concluirlo. A veces te invaden sentimientos de frustración, ansiedad y culpa. El estrés entonces empeora las cosas porque estás agotado. ¿Cómo puedes encontrar la motivación para concretar todas esas cosas pendientes o que deseas? Sabemos que de entrada no se ve sencillo, pero aquí pod ...

decir no consejos para decir no

PERO, ¿POR QUÉ ME CUESTA TANTO DECIR 'NO' A LOS DEMÁS?

¿Cuántas veces te has encontrado en una situación en la que aceptas hacer algo que en verdad no quieres? Hay muchas razones por las cuales nos cuesta trabajo decir "No", depende de la situación y de la persona. La dificultad para decir "No" es algo normal y adapatativo en cierta medida. Como en todas las conductas humanas, existen los extremos, y mientras más nos acerquemos a u ...

¿Por qué me cuesta meditar?

¿Te ha ocurrido alguna vez, querer ponerte a meditar y no encontrar el momento para hacerlo? ¿O querer ponerte pero terminar haciendo otras mil cosas antes que eso? A mí sí. Qué curioso. La cuestión es ¿por qué tenemos tanta resistencia a sentarnos unos minutos en silencio? No pretendo dar una receta mágica para cambiar la situación. Ni si quiera digo que haya que cambiarla si es tu caso. Sólo voy ...

motivación fitness entrenamiento ...

Adelgazar y ejercicio físico: ¿cómo mantener la motivación? (III)

Continuamos con la serie de posts “Mantente motivado a la hora de adelgazar“. En esta tercera entrada veremos más preguntas y respuestas clave a la hora de adelgazar. ¿Por qué debo adelgazar? Adelgazar no se trata solo de intentar conseguir un mejor físico con el que podamos sentirnos 100% a gusto con nosotros mismos. Adelgazar implica llevar una vida más sana y equilibrada, realizand ...

motivación fitness entrenamiento ...

Adelgazar y ejercicio físico: ¿cómo mantener la motivación? (II)

Hace un par de semanas ya vimos en este post: Adelgazar y ejercicio físico: ¿cómo mantener la motivación? pequeños trucos y consejos a la hora de empezar a adelgazar y no tirar la toalla a la primera de cambio. Hoy os traigo nuevas ideas que quiero compartir con vosotros para que podáis alcanzar vuestro objetivo. ¿Puedo adelgazar 5-10 kilos en 1 mes? Sí, es posible adelgazar 5-10 kilos en 1 mes. ...

motivación fitness entrenamiento ...

Adelgazar y ejercicio físico: ¿cómo mantener la motivación? (IV)

Continuamos con la serie de posts "Adelgazar y ejercicio físico: ¿cómo mantener la motivación?". Hoy veremos 3 últimos consejos a tener en cuenta a la hora de adelgazar y realizar deporte. Recuerda que la motivación y la positividad son puntos a favor para cumplir tu objetivo. La tentación… Seguir un plan alimenticio al pie de la letra está muy bien, pero ¿cuántas veces te han dad ...

consejos deporte para adultos

Mantener La Motivación Para hacer Ejercicio

Mantener La Motivación Para hacer Ejercicio Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu cuerpo y mente es ponerte en forma y mantenerte así. Muchas veces, el estilo de vida ocupado nos impide poner en forma. ¿Has perdido la motivación? Es hora de encontrar motivación. Es hora de ponerte en forma. En este artículo voy a intentar que recuperes esa motivación y sientas que nadie te puede parar ...

fundamentos siente ejercicios de mindfulness ...

Cómo mantener la motivación para seguir meditando

La psicología positiva fomenta el empoderamiento personal, puesto que te ayuda a tomar conciencia de que, más allá de las circunstancias externas, tú eres el guía de tu propia vida. Es decir, tú tienes el poder de transformar cualquier situación negativa en una vivencia de aprendizaje a través del optimismo que se refleja en la actitud. El optimismo no es innato, sino que se fortalece a través de ...

deporte featured motivación

Motivación para correr en invierno | #Video

Cuando llega el invierno y los días fríos invaden las ciudades, son demasiados los corredores que evitan salir a correr y prefieren quedarse en sus casas. Aunque el frío extremo puede ser molesto e intimidante,  es importante que un corredor sepa que las temperaturas bajas son ideales para obtener un mejor rendimiento. Por ello, siempre recomendamos salir a correr (tomando las precauciones necesar ...