Comiendo Salud Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Reto de diciembre: evita que la Navidad te pese

Se acercan las Navidades y los comentarios de cada año se repiten: "Ya no vendré hasta enero porque total, con las navidades...", "Con lo bien que estoy, y ahora llega la Navidad", " Prepárame para enero una buena dieta depurativa que después de las fiestas..." o "Ahora que he perdido los kilos del verano, a recuperarlos en diciembre"

Parece que la Navidad fuera una condena inevitable a coger unos kilos de más hagamos lo que hagamos... Cada año ocurre lo mismo...Pero, ¿por qué este año tiene que ser igual?

Organízate, ¡aún estás a tiempo! 

¿Por qué me estás pidiendo soluciones para cosas que aún no han sucedido? ¿Por qué das por sentado que tienes que bajar unos kilos que aún no has subido? ¿Por qué me pides medidas para compensar excesos que no has cometido?

Creo que fue Sartre quien dijo que "Una batalla que uno cree que ha perdido, es una batalla perdida" y contra los kilos post navideños solemos dar la batalla por perdida, cayendo en un autoboicot que puede ser el causante de que año tras año, Navidad tras Navidad, unos pocos días de fiesta den al traste con el esfuerzo de meses por mejorar nuestra salud.

Ya sabes lo difícil que es adquirir buenos hábitos con las miras puestas en una recompensa a largo plazo y lo fácil que es acomodarse al placer del premio inmediato olvidando las consecuencias que pueda traer con el tiempo. Hemos aprendido la gran cantidad de perjuicios para la salud que llevan aparejados sobrepeso y obesidad, y muchos de nosotros hemos experimentado en carne propia las mejoras tanto físicas como psíquicas que trae consigo el librarse de esos kilos de más. Sabiendo todo esto... ¿Aún crees que unos días de fiesta van a poder contigo?

No se trata de amargarse, ni "estar a dieta" en Navidad, pero, ¿te has parado a pensar por qué fiestas y excesos tienen que ir siempre de la mano?

Quizás en épocas de carestía, el sentarse ante una mesa llena de alimentos a los que normalmente no se tenía acceso podía incitar a comer y beber con desmesura, pero hoy en día que el exceso nos invade... ¿hay necesidad de acumular exceso sobre exceso para que nos parezca que estamos celebrando algo?

Ten en cuenta que no hablo de situaciones económicas, la obesidad y el sobrepeso se ceban aún más en las clases desfavorecidas pues los alimentos más baratos no suelen ser precisamente los más saludables. Todos, con mayor o menor capacidad adquisitiva, nos hemos acostumbrado a que la celebración debe ir acompañada de abundancia y derroche porque si no, no es celebración. 

Veamos algunos consejillos para organizar las navidades de forma que no tengamos nada que "depurar" en enero.

Aún no es Navidad

Lo dije el año pasado y lo repito este... ¡todavía no es Navidad! Me parece estupendo que aproveches las ofertas de las grandes superficies y compres el turrón a 3x2 o a 4x3 pero, ¡no empieces a comerlo aún! 

Piensa que esas pocas (o muchas) calorías diarias, en forma además de grasas y azúcares, que estés añadiendo a tu dieta por no poder resistirte a comer un polvorón en el desayuno o un trocito de turrón de chocolate con el café te van a pasar factura sí o sí, y la culpable de ello no será la Navidad, que aún está a más de tres semanas, sino la poca fuerza de voluntad que mostramos frente a la implacable presión del ambiente que nos rodea y que nos hace vivir siempre consumiendo y siempre a contrarreloj.

"Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad"

Así reza el villancico. Conclusión: dos fiestas que celebrar. Si a esto sumamos la despedida del año que se va y la bienvenida al que llega, ya son cuatro. Apurando mucho, "acepto pulpo como animal de compañía" y sumo también el día de Reyes, aunque más bien sea un día de regalos y alegría con los más pequeños, día de empujar bicis "sin ruedines" e intentar armar ese castillo de forma que guarde algún parecido con el estupendo modelo que presenta el cartonaje... Pero lo sumaremos porque ¿quién se resiste a probar el tradicional Roscón de Reyes, intentando que no nos toque el haba, sobre todo si es casero como el que prepara cada año mi hermana Belén?

¡Cinco días! y ni siquiera eso... ¡cinco comidas! ¿Crees que cinco comidas pueden estropear tus esfuerzos de meses si, al fin y al cabo, no estás saliendo del concurso Supervivientes, sino que tienes la suerte de comer varias veces al día, cada día?

Algunos ya me estarán recordando que están las comidas con amigos, las de empresa,... Vale, y el resto del año lidiamos con cumpleaños, bodas, comuniones, bautizos, etc y sabemos cómo salir airosos porque hemos aprendido a elegir bien lo que comemos y a reordenar las comidas del día de forma que la celebración no lo desequilibre demasiado. ¡Pues lo mismo haremos ahora!

Lo que no podemos hacer es del mes de diciembre un mes en el que todos los excesos en comida y bebida estén justificados en nombre de la Navidad.

Mejor calidad que cantidad

Coincidiremos en que actualmente la oferta en alimentación es muy amplia y tenemos a nuestro alcance durante todo el año muchos productos a precios más o menos asequibles (aunque tristemente los más asequibles suelen ser también los menos saludables). Por eso, creo que las comidas de Navidad pueden ser especiales simplemente por el cariño y la dedicación que pongamos en prepararlas; esto es lo que les dará la calidad, y no su precio. 

Elige una materia prima de las que no necesitan etiqueta (así nos evitamos también la necesidad de descifrarlas): verduras, hortalizas, pescado, marisco, carne,... y después  rescata del cuaderno de recetas de la abuela la de aquel plato que siempre preparaba por estas fechas y que os gustaba tanto de pequeños o reinterpreta a tu manera la receta del ganador de Master Chef (eso sí, ensáyala primero, que no son fechas para experimentos...). Si tienes tiempo de investigar, en internet tienes innumerables páginas de recetas de Navidad de todo tipo para que sorprendas a los tuyos.

chiste navidad


Lo importante es que la comida sea especial no por lo que te hayas gastado en ella ni por la cantidad y variedad de fuentes que inunden la mesa, sino porque en cada detalle se note que quieres a cada una de las personas que ese día especial van a compartirla contigo... ¡y eso se nota!

No decores con comida

Tenemos multitud de adornos navideños para decorar nuestras casas y nuestros lugares de trabajo como para que también tenga que estar ocupando un lugar privilegiado entre este maremágnum de bolitas, campanas, guirnaldas, coronas y renos una enorme bandeja con un surtido de los innumerables dulces que nos ofrecen estas fechas.

¿Acaso no es humano que nuestra mano se alargue en un movimiento "totalmente involuntario" cada vez que pasamos cerca de la dichosa bandejita (que siempre está situada estratégicamente en lugares de paso difíciles de evitar) para llevar a nuestra boca algún dulce que, ni necesitábamos, ni siquiera nos apetecía?

Mi consejo es que saques la bandeja de los dulces al final de las comidas de celebración; tu bolsillo y tu cintura lo agradecerán.

Sí a la tradición 

Me parece muy bien que las comidas navideñas culminen con los dulces típicos de cada país, región o incluso de cada casa. Por ejemplo, en Canarias no faltan las típicas "truchas" y en mi casa los pestiños andaluces y los roscos de limón, que además preparamos en familia con la colaboración en el amasado y moldeado  de los más pequeños de la casa ( ver a mis ocho sobrinillos "con las manos en la masa" hace que luego me resista mejor a comerme sus creaciones jeje).

turrones raros

¿¿Turrón??
Pero ocurre que la industria alimenticia, en su encomiable afán porque no nos aburramos de los típicos polvorones y turrones de Alicante y Jijona (familiarmente "turrón duro" y "turrón blando") o quizás, malpensada que es una, en su no tan encomiable afán de aumentar el consumo de productos navideños, ha inventado sucedáneos de los tradicionales turrones de sabores tan extraños para un dulce navideño como yogur, natillas, ron con pasas, coco, piña, arroz con leche, crema catalana o, incluso, ¡chocolate con patatas fritas!

Para mí los turrones siempre serán el duro y el blando y sus sabores los que están asociados con mi Navidad junto a los de los roscos cariñosamente amasados, primero por mis hermanos y yo, luego por mis hijos y ahora por mis sobrinos... Lo demás son dulces que pueden estar más o menos buenos y que lo mismo pintan en Navidad que en agosto y que, eso sí, el mismo flaco favor van a hacer a nuestra salud en una u otra época.

En conclusión, estás a tiempo de preparar un menú saludable a la vez que delicioso y especial y de ponerte una serie de "normas", como dejar los dulces navideños para las fechas destacadas o no excederte con el alcohol, para que en enero, quizás por primera vez, veas que las navidades han sido tan estupendas y agotadoras como siempre pero ¡que no te han pesado!

Para acabar con un poco (más) de humor... ¡que éste no sea tu calendario de Navidad!  ;)

calendario Navidad humor


Leer el artículo completo

Fuente: este post proviene de Comiendo Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

No cariño, eso no debes comerlo

Vaya, estaréis pensando, eso de que nos llames "cariño" no nos consuela a la hora de renunciar a esos caprichos que nos apetecen pero no son del todo buenos para la salud... Pero no.... hoy ...

Recomendamos

Relacionado

deporte desmontando falsos mitos nutrición

Cómo afrontar la Pre-Navidad sin coger kilos de más

Sí, el escaparate de El Corte Inglés y las luces de las calles no mienten, queda menos de un mes para la Navidad. Esa época que despierta amores y odios a partes iguales y que suele caracterizarse por las compras y regalos, las reuniones familiares y, por último pero no por ello menos importante, la comida en abundancia y no precisamente ligera. La Navidad tiene muy mala fama la pobre, cada Enero ...

nutrición adelgazar come sano ...

Decálogo para no engordar en Navidad

Estas son fechas llenas de compromisos, donde no hacemos más que comer: comidas y cenas con amigos, con compañeros de trabajo, con la familia? No suele tratarse de un menú normal, sino de copiosas comidas donde las grasas y azúcares suelen ser protagonistas, y por si fuera poco como son alimentos que no se consumen todos los días...te invade un gran deseo de probarlo todo. Es tarea imposible no ca ...

nutrición alimentación sana aprender a comer ...

Ocho consejos para superar la Navidad sin engordar en el intento

La semana pasada os propuse el reto de no permitir que la Navidad devolviera a nuestro cuerpo ese par de kilos de más del que con tanto esfuerzo nos habíamos librado, pero quizás echásteis de menos concretar un par de consejos prácticos para ayudarnos a superar dicho reto. Pues, no se hable más, aquí los tienes... A la hora de afrontar las comidas navideñas hay estrategias que pueden ayudar a evit ...

deporte nutrición

Cómo sobrellevar la Navidad sin coger kilos de más

Si hace unas semanas hablamos de la Prenavidad y de lo traicionera que era esa época, ahora, a pocos días de lo que es la Navidad en sí, toca hablar de como sobrellevar estas fiestas sin coger kilos de más. Al ser menos días y, aproximadamente, unas 5 comidas, si sabemos gestionarlo bien y compensar un poco, no hay nada de que preocuparnos. La báscula estará exactamente donde la dejamos y podremos ...

remedios para adelgazar consejos no engordar no engordar navidad ...

7 Consejos para no engordar en navidad

Ha llegado la navidad y una de las preocupaciones más comunes es lo que solemos engordar casi irremediablemente por los excesos navideños. La buena noticia de todo esto es que esto se puede remediar. Para ello vamos a ver unos consejos para no engordar en navidad que los mismos expertos recomiendan para no salir de estas fechas navideñas con unos cuantos kilos de más. 1. Las 5 comidas En navidad ...

nutrición fiestas recetas

Menú de Navidad de Comiendo Salud

Abro los ojos extrañada de que ya sea de día, porque normalmente soy madrugadora, pero es que anoche llegaron mi hermana, mi cuñado y mi preciosísima sobrina Sara de Sevilla y, a pesar del permanente y diario (más bien al minuto, con esta maravilla del whatsapp) intercambio de noticias, anécdotas e impresiones, nada sustituye a tener a las personas que quieres a tu lado, porque una mirada o un be ...

psicología dietas y nutrición navidad ...

10 consejos para disfrutar de la Navidad sin perder la forma

Noche de paz, noche de amor... ♫♫ Y noches de excesos en las cenas. La Navidad es la época del año en la que más te despreocupas de la dieta, del ejercicio y de todo lo que se aproxime a llevar una vida saludable. Ana Márquez, dietista-nutricionista de Doctoralia, te trae cinco recomendaciones para que no cunda el pánico y puedas sobrellevar estas fiestas sin miedo a subirte a la báscula cuando ll ...

beneficios de beber agua beneficios de caminar mantener el peso en navidad ...

6 consejos para no subir de peso en Navidad

Sin duda la Navidad es hermosa, pero también es un gran tormento a la hora de pensar en todos los kilos que ganaremos. ¡No te mortifiques! Échale un vistazo a estos tips súper sencillos para mantenerte en la línea. Conforme se va a cercando la fecha nos surgen cenas con amigos, la cena del trabajo, con la familia de nuestra pareja, en fin, las comidas se multiplican, ingerimos más calorías de las ...

dietas y nutrición adelgazar chitosán ...

Consejos para no engordar en Navidad

La Navidad es una época de excesos, sobre todo en lo que a la comida se refiere. Son muchas las cenas y comidas que se celebran en esos días junto a la familia y a los amigos, en las que nos rodeamos de buena y abundante comida, dulces típicos... Todo ello hace que nuestra dieta se resienta, y que el esfuerzo llevado a cabo durante todo el año pueda venirse abajo en pocos días. ¿Cómo podemos evita ...

Alimentación Ejercicio Motivación ...

Controlar la báscula en Navidad…

¡Hola a todos! Antes que nada… ¡¡Feliz Navidad!! ¿Cómo estáis pasando estas fiestas? ¡Seguro que bien! ¿Y cómo os estáis portando con la comida…? Ayyy, me da que aquí la respuesta no es tan buena… vale, no pasa nada, aún estamos a tiempo de que en enero no nos dé un soponcio al subirnos a la báscula… Así que hoy vamos a ver cómo controlar la báscula en navidad. Importante, ¿estáis cumpliendo con l ...