comunidades

¡Que la incontinencia no afecte a vuestra vida social ni bienestar emocional!

Lejos de lo que la mayoría de la población cree, la incontinencia urinaria no distingue entre géneros. Sí que es cierto que las mujeres son más proclives a padecerla (1 de cada 4 mujeres mayores de 35 años aproximadamente), pero los hombres también son sensibles a este trastorno (1 de cada 10), que consiste en la incapacidad de controlar la fuga de orina desde la uretra.

La incontinencia puede manifestarse en diferentes intensidades y tipologías, pero, antes de entrar en materia, queremos que sepáis que este problema no debería afectar a vuestras relaciones sociales ni bienestar emocional. Las estadísticas hablan por sí mismas, muchas son tanto las personas afectadas que entenderán -entienden- perfectamente vuestra situación como las soluciones para sobrellevar la incontinencia de la mejor forma posible. No os escondáis y, recordad, Depend® siempre estará a vuestro lado para ayudaros. 



¿Por qué se produce la incontinencia urinaria?
En primer lugar, distinguiremos entre los diferentes tipos de incontinencia. Hablamos de incontinencia urinaria de esfuerzo cuando la fuga se produce al toser, estornudar, practicar algún tipo de ejercicio...; de incontinencia imperiosa cuando, de repente, surge una necesidad repentina de orinar; de incontinencia por rebosamiento cuando la vejiga no se vacía del todo, provocando goteo posmiccional, y de incontinencia mixta cuando una misma persona sufre de más de un tipo de incontinencia urinaria. 

Sus causas son variadas. Pueden deberse a obstrucciones del aparato urinario, a problemas neurológicos o cerebrales, demencia, alteraciones musculares o nerviosas, debilidad de los músculos del suelo pélvico o uretrales. 

Además, pueden presentarse durante un periodo acotado de tiempo, como consecuencia del reposo en cama tras una cirugía, el consumo de determinados fármacos, una contusión mental, el embarazo... o prologarse a lo largo del tiempo si se sufren enfermedades más graves o trastornos perdurables: alzhéimer, cáncer de vejiga, depresión, lesiones de columna, próstata de tamaño excesivo en el caso de los hombres, prolapso pélvico en el caso de las mujeres...



Consecuencias emocionales de la incontinencia urinaria
Las pérdidas de orina no deben tomarse a la ligera. Muchas personas tienden a obviar el problema: en lugar de acudir al especialista pertinente y aplicar las medidas adecuadas, se encierran en sí mismas por miedo a que su entorno las perciba y les juzgue.

Este aislamiento social puede ir acompañado de otras alteraciones en la vida cotidiana, como pueden ser la interrupción de las relaciones sexuales o la aparición de problemas cutáneos derivados del mal asesoramiento y el uso de productos de dudosa calidad. 

Si sufrís de incontinencia pero tenéis claro que estas consecuencias no van a poder con vuestra vida social ni bienestar emocional, probad la ropa interior absorbente Depend®.

Fuente: DEPEND


Discreción y calidad: ropa interior absorbente Depend®
La ropa interior absorbente Depend® ofrece modelos específicos para hombres y mujeres elaborados con materiales de máxima calidad que asegurarán una superabsorción y bloquearán las pérdidas de orina en el momento en el que más lo necesitéis.

Además, la cuidada selección de componentes que garantizan una excelente suavidad, a la vez que se adaptan a cada tipo de cuerpo como si de una segunda piel se tratase y minimizan el ruido, la convierten en la opción más parecida a la ropa interior real.

Todas estas características permitirán que recobréis la confianza y seguridad en vosotros mismos, potenciando vuestra libertad y bienestar integral. 
 

¡Apostad por Depend®: adaptabilidad, suavidad, seguridad y discreción aseguradas! 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos