comunidades

Ortodoncias: por una boca perfecta

La importancia de poder sonreír sin complejos

niño con ortodoncia
Nuestra boca es uno de nuestros intrumentos más preciados. Con ella hablamos, comemos, sonreímos, besamos... Por ello, tener unos dientes bonitos cobra un protagonismo especial en la armonía del rostro, al mismo tiempo que son un indicativo de buena salud.

 

Lograrlo es cada vez más fácil gracias a los avances que se han conseguido en los últimos años en salud dental, que dan la posibilidad de corregir algunos aspectos para poder lograr que nuestra dentadura presente una forma lo más perfecta posible. Uno de los productos más demandados son las ortodoncias dentales.

 

La solución a tus problemas

A menudo, durante la niñez, cuando aparecen los dientes definitivos, éstos no crecen en su posición normal, pudiendo aparecer descolocados. Esto, además de ser un problema estético, puede afectar a la salud dental, "siendo más probable el riesgo de caries y enfermedades de las encías", relata Vicente Torres Zaragozá, odontólogo y coordinador de la unidad de calidad asistencial de la Fundación Vital Dent. Por otro lado, " una mala posición, provoca que haya dificultad en la forma de encajar y articular los dientes, lo que puede desencadenar dolores de cabeza continuos", añade el experto.  

Por todo esto, corregir estas desviaciones dentarias es muy importante desde el primer momento que se empiezan a hacer evidentes. Para ello, se utilizan las ortondoncias, que no son más que unos aparatos que sirven para guiar a los dientes hacia su posición correcta. Las más conocidas y eficaces son las de tipo fijo, que se forman por unas "bandas o brackets adheridos a los dientes", explica el odontólogo que especifica que "éstas pueden ser de diferentes materiales en función de lo que precise el paciente".

 

No obstante, llevar uno de estos aparatos puede resultar incómodo y antiestético, por lo que las últimas novedades del sector van encaminadas a mejorar estos dos aspectos. "Autoligados que eliminan las ligaduras elásticas y que pueden conseguir que se consiga una alineación adecuada en menos tiempo, y ortodoncias invisibles, bajo un sistema de férulas transparentes que resultan inapreciables a la vista", son los logros más recientes dentro de este campo, asegura el especialista. Por otro lado, "los más pequeños pueden disfrutar de ortodoncias de colores para que los brackets se conviertan en un auténtico juego", comentan desde Vital Dent.

 

boca perfecta
niña con ortodoncia


Un tratamiento largo pero eficaz

A pesar de que se gana en salud y que, tras la ortodoncia, la dentadura lucirá prácticamente perfecta, el tiempo que se debe llevar este aparato hace que muchos se muestren reticentes. Vicente Torres asegura que "la duración del tratamiento depende de la alteración a corregir y de la respuesta y edad del paciente, pero que, como media, se prolonga hasta los 24 meses". No obstante, para los adultos puede llegar hasta los cuatro años, "puesto que los dientes son más difíciles de alinear porque el movimiento del hueso, ya maduro, es menor", detalla el odontólogo.  

Sin embargo, ya sea por estética o por salud, son muchos los adultos que deciden someterse a este tratamiento por su gran eficacia, que les permitirá sonreír sin complejos. Además, desde Vital Dent recuerdan que "no hay ningún límite de edad, aunque sí que resulta favorable realizarlo en el momento del crecimiento".

 

niña sin ortodoncia
dentista


Tras la instalación

Puesto que el aparato dental supone una novedad para la estructura de la boca, es importante seguir unas pautas básicas en cuanto a su mantenimiento. Torres asegura que "se necesita una limpieza más exhaustiva tras las comidas, tanto de los dientes como de la lengua y que, si la ortodoncia tiene gomas, es conveniente retirarlas y poner unas nuevas al terminar el lavado".  

Siguiendo con la higiene, el especialista puntualiza que "se debe cepillar cuidadosamente cada diente, limpiando bien las zonas de alrededor del bracket y por debajo de los alambres". Para ello, lo mejor es emplear "un cepillo suave y con un tamaño apto para cepillar todos los espacios y, en el caso de que la ortodoncia no sea fija, lavarla tras cada comida para eliminar posibles restos", agrega el experto.

 

Otra indicación a tener en cuenta va en relación con la alimentación, ya que el odontólogo recomienda "evitar consumir en exceso alimentos azucarados, pegajosos o duros que pudan romper los brackets". La ortodoncia puede generar molestias, por lo que también es aconsejable contar con un bote de cera protectora "para evitar roces". Por último, Vicente Torres advierte que hay que "acudir al dentista de manera regular para ver la evolución del tratamiento y ajustar los brackets a la nueva postura de los dientes".

 

Aunque suponga un tratamiento un tanto sacrificado, las ortodoncias dentales son una solución para todas aquellas personas que ven cómo sus dientes o los de sus hijos crecen de manera desordenada.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado