Salud

Infografías de Salud Idea guardada 5 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Mitos y verdades sobre la vacuna de la gripe

Muchas personas con riesgo de sufrir gripe no se vacunan porque hoy en día existe un extraño movimiento contra las vacunas. En este post quisiera aclarar ciertos puntos que se comentan por las redes de los cuales hay algunos de ciertos y otros que no lo son.

Considerando que hasta el 20% de la población contrae el virus influenza (gripe) cada año, vacunarse contra la gripe tiene sentido para la salud. También es bueno recordar que hay gente muy susceptible a padecer esta enfermedad y que si se complica puede dar lugar a problemas muy graves como neumonía, sepsis, asma e incluso se puede llegar a morir.

No es una exageración. Pensad que una complicación en personas de riesgo puede llegar a provocar: “la inflamación del tejido que rodea el corazón (miocarditis), el tejido cerebral (encefalitis) o el tejido muscular (miositis, rabdomiólisis) y la insuficiencia multiorgánica (p. ej., insuficiencia renal y respratoria)”. Datos obtenido del CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades).

Empecemos a ver qué hay de cierto en lo que se dice por Internet:

“No es seguro vacunarse contra la gripe mientras estoy embarazada …”

Dado que las mujeres embarazadas experimentan cambios en su cuerpo que pueden afectar su sistema inmune, pulmones y corazón, son especialmente susceptibles a contagiarse del virus de la gripe. Los CDC  recomiendan que las mujeres embarazadas reciban una vacuna contra la gripe durante cualquier trimestre de su embarazo para protegerse a ellas y para proteger a sus bebés. Es más, en los recién nacidos también es aconsejable vacunarlos desde los 6 meses y hasta que ellos puedan elegir si vacunarse o no. (1)

Pero ¡cuidado!, en menores de 6 meses no ni tampoco a personas que sean intolerantes a la vacuna del huevo o a alguna sustancia de la vacuna. Eso se debe preguntar siempre que alguien sufra alergias.

“La vacuna contra la gripe solo es necesaria para gente de la tercera edad y muy jóvenes …”

La vacuna contra la gripe es para cualquier persona que no quiera enfermarse con la gripe o propagar el virus a otras personas. Los CDC recomiendan la inmunización anual para “todas las personas” de 6 meses o más. (2)

He puesto “todas las personas” entre comillas porque no todo el mundo puede vacunarse. Por ejemplo, estas personas no se pueden poner la vacuna antigripal:

   Personas con alergia a la proteína del huevo (o a sustancias que pueda haber en la vacuna como gelatina, antibióticos…).

   Si se ha hecho una transfusión de sangre o ha recibido gammaglobulinas.

   Si se padece otra enfermedad o en ese momento la persona tiene mucha fiebre. Se debe consultar al médico antes de vacunarse.

   En caso de padecer enfermedades que afecten al sistema nervioso, como la epilepsia, al hígado o al riñón, hay que preguntar primero al médico. En niños se desaconseja y en personas mayores la enfermedad debe estar estabilizada. También en personas con asma debe prestarse atención.

   Las personas que se hayan administrado una dosis de la vacuna y haya desarrollado un Síndrome de Guillain-Barré hasta 6 semanas después, no deben ponerse las siguientes dosis.

“Tengo miedo a las agujas, y las vacunas contra la gripe solo están disponibles en este formato …”

Existen otras alternativas. La vacuna contra la gripe subcutánea se inyecta en la piel en lugar del músculo y utiliza una aguja mucho más pequeña que la vacuna contra la gripe común. La vacuna intranasal contra la gripe (con el virus vivo debilitado) en España se puede encontrar desde 2016. (3)

Os explico un poco de qué va la vacuna intranasal porque es muy nueva y quizás más de uno no haya ni escuchado hablar de ella. En este tipo de vacuna se usan virus vivos atenuados (conocidos como LAIV) y que se pueden administrar sólo a personas sanas.

Esta vacuna protege frente 4 tipos de virus, dos A y dos B. Con ella nuestro cuerpo produce una respuesta antiinflamatoria en las mucosas nasales y se generan inmunoglobulinas A, las que deben defendernos (actúan de barrera defensora uniéndose a las bacterias y patógenos y evitando que se adhieran a las mucosas o pasen al plasma).

Así podemos combatir la gripe mucho mejor y más rápido porque el virus está debilitado, no tiene fuerza. Y cuando nos ataque el virus real, el de la calle, el fuerte, nuestro cuerpo lo combate casi al instante con las IgA que hemos activado con la vacuna.

Tampoco puede usar la vauna intranasal todo el mundo…

Se excluye a gente considerada de riesgo como las embarazadas o las personas de la tercera edad. Deben ser de entre 2 a 49 años de edad y no padecer ninguna enfermedad. Esta vacuna está hecha con el virus debilitado de la influenza pero no causa gripe.

Aunque sea una vacuna distinta a la que solemos estar acostumbrados, las personas que no deben usarla son las mismas que he mencionado antes. Y además, si la persona tiene la nariz tapada no sirve o se reduce mucho su efecto.

Tarda en hacer efecto unas dos semas y puede durar una temporada entera.

“Será mejor que corra mis riesgos …”

Tener gripe también significa convertirse en portador, es decir, poder contagiar a otras personas. Dado que la gripe es altamente contagiosa, con síntomas que comienzan entre uno y cuatro días después de que el virus ingrese al cuerpo, incluso la persona más prudente puede diseminar el virus sin darse cuenta. (4)

Gripe Infografía


“Hago ejercicio y como alimento sano, así que no necesito vacunarme …”

La gripe se puede propagar cuando una persona enferma tose, estornuda o habla, y también puede transmitirse en superficies que hayan tocado las personas enfermas. Incluso las personas sanas pueden infectarse con el virus de la gripe sin mostrar ningún síntoma. (4)

“Las vacunas contra la gripe realmente no funcionan. Me vacuné y todavía tengo gripe … “

La vacuna reduce el riesgo de contraer la gripe en un 50-60%. La efectividad de la vacuna está sujeta a variables como:

   Cantidad de tiempo entre la vacunación y la exposición a la gripe,
   Edad y estado de salud,
   Coincidencia entre las cepas de virus en la vacuna y las que están en circulación. (5)

“Es muy tarde para vacunarse”. Además, ya me puse una el año pasado … “

Si bien los meses de octubre y noviembre son los meses recomendados para la vacunación, vacunarse más adelante en la temporada de diciembre a marzo no estaría de más. La “temporada de gripe” a menudo llega a su punto máximo después de enero y puede durar hasta mayo. (2)

“Todas las vacunas contra la gripe contienen mercurio para preservarlas …”

La mayoría de los viales de dosis única y las jeringas precargadas de la vacuna antigripal y la vacuna contra la gripe nasal * no contienen mercurio porque están destinados a usarse una sola vez. (6)

“No hay vacunas contra la gripe hechas sólo para personas mayores …”

Hay dos vacunas diseñadas específicamente para personas de 65 años o más. La vacuna de dosis alta está diseñada para adultos mayores de 65 años y contiene 4 veces más antígeno que la vacuna contra la gripe común. (7)

La vacuna contra la gripe con adyuvante tiene un adyuvante agregado para ayudar a mejorar la respuesta inmune en personas mayores de 65 años. (8)

“Enfermarse de gripe no es tan grave …”

Según los CDC, desde 2012 se calcula que las muertes relacionadas con la gripe variaron de 12,000 a 56,000. (3)

Los síntomas de la gripe (los cuales podemos ver en la infografía) pueden interferir en nuestro trabajo, en la escuela y en la vida social hasta dos semanas. (9)

“Podría contraer la gripe con la vacuna contra la gripe …”

Una vacuna contra la gripe no nos provoca gripe. Las cepas virales en la vacuna inyectable contra la influenza se han inactivado, por lo que son biológicamente incapaces de causar enfermedad.

Las cepas virales en la vacuna nasal se debilitan y no causan los síntomas severos que se asocian con la enfermedad de la influenza. (2)

“Me vacuné el año pasado. Esa vacuna contra la gripe también debería ser buena para este año … “

Dado que la respuesta inmune del cuerpo a una vacuna contra la gripe disminuye con el tiempo, una vacuna anual es la mejor protección. Y, debido a que los virus de la gripe siempre cambian, las cepas se revisan cada año y algunas veces se revisan para mantenerse al día con los cambios en los virus de la gripe. Si los virus se van modificando también hay que ir cambiando las vacunas, y por eso se necesita una vacuna por año. (3)

Referencias:

Flu Vaccine Safety and Pregnancy.

Misconceptions About Seasonal Flu and Flu Vaccines.

Key Facts About Seasonal Flu Vaccine.

How Flu Spreads.

Vaccine Effectiveness – How Well Does the Flu Vaccine Work?.

Thimerosal in Flu Vaccine.

What You Should Know and Do This Flu Season If You Are 65 Years and Older.

FLUAD Flu Vaccine With Adjuvant.

Flu Symptoms and Complications.

Fuente: este post proviene de Infografías de Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos