comunidades

JUGANDO A PERDER

¿Me podrías indicar, por favor, hacia dónde tengo que ir desde aquí? Preguntó Alicia.

Eso depende de a dónde quieras llegar- contestó el Gato.

A mí no me importa demasiado a dónde...explicó Alicia

En ese caso, da igual hacia a dónde vayas- interrumpió el Gato.

(Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll)

Le había tocado la lotería. Por capricho del destino o designio del universo, quién sabe, un día cualquiera, un día no muy distinto a los varios miles de días anteriores a ése, la vida decidió que la suerte llevaría su número.

Cuando Alicia chequeó su boleto aquella mañana, no daba crédito. Imposible. Su deseo no podía hacerse realidad porque violaría las leyes de la probabilidad. Entre los millones de personas que habrían jugado ese día, ¿cómo era posible que le hubiera tocado a ella?

Los juegos de azar son bien curiosos: se apuesta para ganar pero si eso ocurre uno se repite "no puede ser" "debe haber un error" "es imposible".

(El ser humano es misterioso...)

Después de revisar distintas páginas de prensa buscando el error, se dio por vencida, y no le quedó otra que reconocerse clara vencedora en la millonaria competición por el camino a la felicidad.

En ese instante se imaginó feliz y soñó. Se compraría una buena casa, con piscina, claro, porque es lo que todo el mundo desea ¿no? Y se compraría un cochazo, que aunque no le interesaban nada los vehículos, supuso le haría sentir bien. Y viajaría, aunque no sabía donde, porque nunca fue muy viajera. Y se iría a las mejores firmas de ropa y no repararía en gastos, a pesar de que gustaba de tejanos y aborrecía el mundo de la moda...

Su vida, por fin, cambiaría totalmente. Dejaría de vivir esa vida plana, aburrida, sin proyectos ilusionantes, ni motivaciones más allá de los pequeños placeres cotidianos, más arraigados en la costumbre que en el propio deleite.

Pero no fue así. Su vida gris no cambió de color. Sólo oscureció.

Se suponía que la felicidad había llamado a su puerta pero no la estaba sintiendo. ¿Cómo era posible?¡Por Dios, le había tocado la lotería! ¡Eso era más dinero del que jamás podría pulirse, ni ella ni sus generaciones venideras, si las hubiera! Podía tenerlo todo...Pero lo único que tenía era dinero. Apostar tu felicidad a un número, es arriesgar demasiado.

Así fue como la euforia de sus expectativas fue cayendo en picado con el paso de los meses.

Alicia no vivió nunca en el país de las maravillas, de modo que no supo ver la madriguera cuando la tuvo delante. Se quedó en la puerta, esperando que la diosa fortuna la rescatara de su prisión. Hizo lo que sabía hacer: esperar que alguien o algo llenara su vacío. Pero el vacío de cada cual, a cada cual pertenece. Y más tarde que temprano uno descubre su trampa.

Alicia esperó que la maravillaran en lugar de escoger ella cómo maravillarse. Cedió el poder de su bienestar y descubrió, que las jaulas, jaulas son, aunque de oro sean.



Probablemente, si Alicia hubiera escogido vivir una vida razonablemente buena, llenándola de personas, cosas y experiencias agradables, nutriéndose de ilusiones y proyectos más o menos motivantes, el día que hubiera tentado a la suerte en la lotería y ésta le hubiera respondido, quizás, entonces, ya llena de mucho, hubiera esperado menos de tanta fortuna, y quizás entonces, el dinero

se convertiría en una bendición. Parece bastante probable...¿no?¿Nos la jugamos?

Fuente: este post proviene de Con viento favorable , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

SOS!: libremente prisionera

Esta es la historia de Socorro, una mujer infelizmente casada. Supo que su matrimonio sería un fiasco mucho antes de casarse, no obstante fantaseó con la idea de que las cosas cambiarían. Como era de ...

Jugando con la comida

LA COMIDA, eso con lo que se juega. Un bien preciado que en lugar de honrarlo con el mejor de los cuidados, a menudo se desprecia o se castiga su disfrute. La comida mueve el mundo, por carencia o por ...

Recomendamos

Relacionado

Noticias

Me ha tocado la lotería y te hago un regalo

Hoy en España es el día de la lotería. Se celebra el sorteo especial de Navidad y… ¡me ha tocado la lotería! Que te toque la lotería no es fácil, por eso lo quiero celebrar haciéndote un regalo. Luego te cuento en que consiste. Es muy posible que si tú estas viendo esto también te haya tocado la lotería, aunque todavía no te hayas dado cuenta. Quizá a ti y a mi nos haya tocado de forma dife ...

Ansiedad Psicología general como superar el miedo ...

Miedo a Perder

En este artículo vamos a hablar del miedo a perder. Miedo a perder lo que tenemos, lo que creemos que tenemos o aquello que consideramos que merecemos tener. Miedo a perder oportunidades, a perder objetos, a perder dinero, a perder el control… Miedo a perder relaciones, a perder costumbres, a perder las cosas que tanto trabajo nos a costado conseguir… Miedo a perder orgullo, a perder a ...

curiosidades de deportes

Perder peso jugando al Pádel, ¿es posible?

Una de las grandes metas del ser humano es la de perder unos kilos, ya sea porque se acerca una fiesta importante, el verano en las playas o simplemente por salud. Hacer ejercicios es tu mejor alternativa para la salud y la estética, y uno de los planes  que te voy a recomendar es este. Perder peso con el Pádel es una de las opciones más divertidas que tienes. ¿Por Qué el Pádel Ayuda a ADELGAZAR? ...

psicología amor dinero ...

Día de la salud

Hola a todos queridos lectores: Como sabéis hoy es 22 de diciembre, el día que se celebra la tradicional Lotería de Navidad. Son muchas las ilusiones que a lo largo de la mañana se colman o se derrumban: pagar la hipoteca, comprar una casa, saldar deudas, o abrir un negocio son algunas de las expectativas que se crean cuando se adquiere un billete de lotería. Sin embargo, centrar todas las expec ...

general terapias naturales magia ...

Psiball, Jugando con la Magia

Las Psiballs son bolas de energía que una persona puede crear y programar su uso. Parece de película y en las películas se ha visto algo parecido.   Pues no es ficción, puede ser algo real.  Y pueden ser programadas para sanar, limpiar, prosperar, … “Como su nombre lo indica, las psiball son esferas de energía, que se forman al manipular nuestras energías de tal modo que se produce en ...

filosofía psicología beneficio secundario ...

Perder el miedo a soñar

De nuevos los miedos… Les conozco tan bien y les tengo ya tanta manía, que en cuanto asoman, tengo unas ganas de fulminarlos… pero no es fácil. Por eso los comparto, a ver si así se desvanecen y me dejan en paz de una vez. Bromas aparte, esto es muy serio, amigos. Los miedos, me refiero. Siempre hablamos del miedo a empezar, a hacer cosas nuevas, a intentar eso que nunca nos atrevíamos ...

general adelgazar alimentación ...

Cómo adelgazar después de los 30

Después de los 30 años las personas empiezan a perder masa muscular, densidad ósea y su metabolismo se ralentiza, todo esto hace difícil perder peso. Si esto le agregamos el sedentarismo, puede que después de los 30 no sea suficiente una buena dieta para mantenerse en forma. Por ello en este artículo se presentan algunos consejos que pueden ayudar a las personas que están buscando perder peso. Ace ...

general blog entradas recientes ...

¿Prefieres perder peso o perder grasa?

La gran mayoría de personas que quiere adelgazar no se han hecho esta pregunta:  ¿Qué prefiero:  perder peso o reducir tejido graso? Bajar de peso no es lo mismo que reducir tejido adiposo, o sea, grasa.  En cuanto hacemos una dieta, del tipo que sea, nuestro cuerpo tiene tendencia a eliminar agua retenida, si además le ayudamos con algún diurético, estamos propiciando una bajada de peso a costa d ...

Autoayuda gestión del tiempo

Consejos Para No Perder el Tiempo

La idea de perder el tiempo no está relacionada con esos espacios de pereza y ocio personal sino con las vueltas que podemos llegar a dar que nos alejan de propósitos que realmente queremos conseguir. Tendemos a complicar las cosas cuando nos dejamos llevar por el miedo, el apego a la zona de confort, el temor al fracaso o el miedo al qué dirán. Existen situaciones en las que es posible perder el ...