comunidades

Hormonas: la importancia de controlar sus niveles

Hormonas
Cada día aumenta más la comprensión sobre lo importante que es tener hormonas saludables para mantenerse sano, feliz, delgado, con energía y todo lo que relacionamos con la salud, pero hay mucha confusión y controversia sobre si medirlas y más importante aún, cómo deben medirse.

¿Debes medir las hormonas? La respuesta es un sí contundente!

Necesitas saber si son o no realmente la fuente de tus síntomas: Fatiga, insomnio, sofocos, aumento de peso, piel seca, dolor crónico, problemas digestivos, ansiedad!

En otras palabras, descartar que las hormonas sean las culpables de tu falta de salud.

No obstante, si lo son, hay saber que hormonas son las que causan el problema.

Además, necesitarás saber si hay déficit o superávit, o si están desincronizadas. Pueden ser muchos factores.

También es importante saber si las medidas que estás tomando para fortalecer las hormonas están funcionando o no.

Es decir, ¿estas dando pasos en la dirección correcta? Esos son los beneficios y valores que obtienes al medir las hormonas.

¿Cómo evaluar las hormonas?

Los exámenes de sangre funcionan muy bien para las hormonas provenientes de la tiroides, ovarios, testículos y glándulas suprarrenales.

Para la tiroides, es vital saber la acción del cerebro sobre la tiroides.

Hay que saber si no esta atacando la glándula o si se inflama la glándula.

¿Que hormonas produce la tiroides?

Hormonas

Hubo un tiempo en que algunos laboratorios usaban los paneles de saliva para determinar estos valores, pero han abandonado esta práctica puesto que incluso los defensores más recalcitrantes han reconocido que no son muy precisos.

Esto es porque estas hormonas están presentes en cantidades tan microscópicas en la sangre que son difíciles de medir de esa manera.

La cantidad en la saliva es incluso más pequeñas, son pequeñas fracciones, haciendo más difícil de medir estos tipos de hormonas con precisión en la saliva.

Por lo tanto, se deben medir mediante análisis de sangre, y lo que se mide son la TSH, T3, T4, antitiroglobulina, anti peroxidasa tiroidea, la tiroglobulina y la T3 reversa. Es la mejor forma de identificar el estado de la tiroides.

Repasemos los testículos y los ovarios

Para estas hormonas, las pruebas de sangre también funciona realmente bien. Hay una gran variedad de pruebas salivales y algunas pruebas de orina que se han utilizado durante años.

Químicamente, las hormonas de estas glándulas se clasifican como esteroides y son elaboradas de colesterol. Testosterona, progesterona, estriol, estradiol y estrona están hechas de colesterol.

Son derivados del colesterol, por así decirlo y son moléculas muy grandes que no se pueden obtener de forma consistente de la saliva.

Así, aparece el mismo problema. Están en la saliva pero en fracciones muy reducidas.

Estas hormonas están en dos estados: Libres y activas o combinadas e inactivas.

Obtenemos información de los estados libres y de las combinadas en la sangre pero en la saliva la información no es significativa.
Hormonas

Otro inconveniente es que si la persona está tomando algún tipo de terapia hormonal, los niveles salivales pueden ser muy incompatibles.

Esto significa que justo después de tomar una píldora anticonceptiva o aplicarse una crema, los niveles salivales van a estar por las nubes durante unas horas y luego van a caer en picada.

Por lo tanto, es difícil medir si se recibe demasiada o nada en absoluto, dependiendo del momento en que se mida.

Así que, para ambos sexos, un buen análisis de sangre debe incluir testosterona libre y total (idealmente), junto con hidrotestosterona, estrona, progesterona, estriol y estradiol.

Lo que da un buen indicador de los testículos y de los ovarios.

Para una mujer que tenga ciclos menstruales regulares, debe comenzar a sangrar justo alrededor de la tercera semana de su ciclo.

Considerar el primer día como el día uno en que comienza el período. De ahí, seguir la cuenta de forma normal.

Suponiendo que estás en un ciclo de 20-30 días, y el flujo menstrual se da entre los días 17 y 23.

Estos son los días más importante para el estradiol y la progesterona.
Hormonas

Ninguna mujer produce estas dos hormonas en cantidades lo suficientemente consistentes en otros momentos de su ciclo menstrual.

Por lo tanto, no sabes si el verdadero problema se debió a valores bajos o elevados o te debería bastar ver el tiempo. Con todas las demás hormonas, no hay ningún momento real que sea relevante.

¿Cómo medir las hormonas suprarrenales?

Aquí, realmente hay que mezclar y emparejar un poco. Hay distintas hormonas medibles y tan solo unas pocas son prácticamente medibles.

Las principales hormonas suprarrenales, son la pregnenolona, dehidroepiandrosterona (DHEA) y el cortisol.

Es preferible probar estas tres en la sangre al mismo tiempo, preferiblemente por la mañana.

El DHEA, pregnenolona y cortisol son medibles también mediante la saliva, y existen muchos paneles de salivales que son capaces de medirlas.

Al invertir en la salud, hay que centrarse en lo que realmente importa.

En ese sentido, es importante efectuar pruebas de saliva para obtener cuatro lecturas de cortisol.

Estas pruebas salivales realmente sobresalen debido a que pueden dar una imagen precisa de la producción (estado) del cortisol a medida que avanza el día.

Te dicen cuánto produces en la mañana, al mediodía, tarde y noche, que es un factor muy importante a tener en cuenta.
Hormonas

Algunas personas que padecen enfermedad suprarrenal o bien no producen cortisol o bien producen cantidades exageradas.

Otras personas con disfunción suprarrenal, producen cantidades erróneas en momentos inadecuados.

Este tipo de detalles solo se pueden identificar mediante test salivales.

También es importante tener una lectura de sangre para el cortisol, porque hay momentos en los que la persona puede estar sangrado de las encías u otros factores que hacen que sus niveles salivales sean algo extraño.

Tener un examen de sangre, preferiblemente a la misma hora del día, así como una muestra salival, puede proporcionar una mejor lectura de los resultados.

Hay dos otras hormonas suprarrenales que son posibles de medir. La primera es la androstenediona, que es una débil hormona suprarrenal masculina.

Es una de las hormonas masculinizantes producida por ambos sexos. La segunda es la aldosterona, en la cual recae una gran parte del equilibrio del sodio, potasio y los niveles de los líquidos.

Las mediciones de aldosterona no son exactos, ya que puedes estar de pie, sentado o luego de haber tomado un poco de agua, basta para que los resultados cambien de forma ostensible.

La androstenediona es medible pero no hay muchos datos sobre su relevancia. Por lo tanto, no seguimos profundizando sobre dicha hormona.

Para asegurar que no te pierdas los futuros artículos, puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter.

Demuestra que estas vivo, comentario abajo y haz saber tu criterio.

Lo más importante…Tu salud

Fuente: este post proviene de Temas sobre salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos