Rutinas deportivas Idea guardada 4 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Alimentación correcta para acompañar una rutina de HIIT



El entrenamiento HIIT (High Intensity Interval Training) que se basa en sets de ejercicios cortos, pero con una carga de intensidad alta, se hace cada vez más famoso con el pasar del tiempo gracias a que es una alternativa perfecta para quemar grandes cantidades de grasa y mejorar el rendimiento físico.

La alimentación correcta para acompañar una rutina de HIIT es de vital importancia para llevar a cabo los exigentes ejercicios de manera óptima; es por ello que en este artículo te explicamos todo lo que debes saber respecto al tema.

Consejos de alimentación para antes y durante el entrenamiento HIIT

Queda terminantemente prohibido realizar el entrenamiento en ayunas. Los principales alimentos que debes consumir antes de cualquier entrenamiento de este estilo son todos aquellos ricos en carbohidratos de absorción lenta, así te evitas peligrosas bajas de azúcar o quedarte sin suficiente energía para los ejercicios. Estos alimentos pueden ser:

Frutos secos como nueces, almendras, cacahuetes, entre otros

Frutas como manzanas, plátanos, arándanos entre otros

Alimentos como el amaranto, la batata, pan integral, miel, quínoa etc
Habiendo hablado ya de los alimentos que debes consumir antes de un entrenamiento HIIT, es hora de tocar otro punto igual de importante: la hidratación.

Para mantener tu rendimiento al máximo, es importante que ingieras la cantidad de líquidos adecuada cada 15 minutos durante la práctica de los ejercicios para recuperar todo lo que se vaya perdiendo con el sudor que se genera con la intensidad de la sesión. Se recomienda lo siguiente:

Beber 250ml de agua o una taza de alguna infusión antes de entrenar.

Beber 150ml de agua cada 15 minutos durante el entrenamiento.

Beber 500ml de agua justo después del entrenamiento.
Alimentación Post-entrenamiento

La energía que pierdes durante una intensa rutina de HIIT es necesario que la recuperes dentro de los primeros 15 minutos después de realizar el último ejercicio. Todos los alimentos que consumas durante ese período de tiempo serán utilizados por tu cuerpo para regenerase.

El único problema es que si dicho tiempo no se cumple estrictamente al cuerpo le costará más el poder recuperarse, provocando así síntomas como cansancio extremo, sueño y ansiedad por consumir azúcar por echar en falta los carbohidratos perdidos.

Comidas ricas en carbohidratos y proteínas son las ideales para después de una sesión de entrenamiento HIIT, como lo pueden ser:

Ensalada de atún con lechuga, tomate y almendras.

Sándwich de pan integral con queso sin grasa y pechuga de pavo.

Batido de suplementos de proteína.

Rebanadas de pan integral con huevos cocidos y un vaso de leche.
Así que ya lo sabes, teniendo un plan de alimentación correcto para acompañarla, una rutina HIIT no debería convertirse en un reto tan difícil de superar. De igual forma, si notas que se te hace un poco cuesta arriba el entrenamiento siempre existe la opción de acudir a un especialista en la nutrición fitness que te sirva como guía y no abandonar en ningún momento.

Todas las dietas que ofrecemos en esta página son totalmente sensibles a cambios para adaptarlas a cualesquiera que sean tus necesidades físicas.

Fuente: este post proviene de Rutinas deportivas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bases del entrenamiento personal

En los últimos años ha crecido mucho, la cantidad de personas que se han interesado por el mundo del deporte en general, pero, como todo, cometemos el error de pensar que únicamente por leer en Intern ...

Etiquetas: Nutrición

Recomendamos