Salud

Lindanita Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Entre la cocina… y la farmacia, me quedo con el ajo

Buenas a todos chic@s, he de decir que ya hace tiempo que no escribo, no porque no haya querido sino porque no he podido hacerlo con soltura hasta ahora, no obstante he de deciros que aún me sigue costando bastante, pero bueno, estas cosas van poco a poco.

Ahora bien, hoy vuelvo para hablaros de un aliado para nuestra salud que casi todo el mundo tiene a buen recaudo en su cocina y el cual tiene muchas propiedades que ayudan a nuestra salud y que a continuación os voy a contar detalladamente, os daréis cuenta que con este poderoso alimento podemos combatir o prevenir múltiples de carencias de nuestro organismo y que además es muy poderoso, hoy os hablo del ajo.

Hacia el año 5000 años a. c. , el ajo era utilizado como condimento y también con fines medicinales en Egipto, a donde fue importado desde Asia Central, su tierra de origen. Su empleo en aquellas regiones se remonta a tiempos inmemorables, aunque las primeras recetas curativas que lo incluyen en su composición- concretamente veintidós- aparecen en el papiro egipcio de Ebbers, que data del año 1.550 años a. c.

Desde Egipto, el ajo fue llevado a Grecia y Roma, donde se le atribuyeron virtudes fortalecedoras, hasta el punto de que atletas que participaban en los juegos olímpicos solían tomar un diente de ajo antes de cada prueba.

Ensalzado y Denostado

También por aquel entonces hubo quien se quejó de su intenso aroma. De este modo, el poeta Horacio se lamentaba del olor que desprende la piel y el aliento después de haberlo comido. Por el mismo motivo los dioses lo despreciaron y prohibieron la entrada al templo a comedores de ajo. Los griegos le dieron el nombre de "ophioscorodon" cuyo significado era "rosa podrida" o "picante". Ello no fue obstáculo, sin embargo, para que el célebre Dioscórides destacara las virtudes medicinales de este bulbo, que no son pocas:

"Expele las lombrices del vientre, provoca la orina, clarifica la voz, ablanda la tos, mata las liendres y los piojos y provoca el menstruo"

En el pueblo romano, el ajo alcanzó una enorme popularidad y formó parte de un gran número de recetas para tratar las más diversas enfermedades. El famoso médico Celso lo empleó en el tratamiento de las fiebres intermitentes, y el poeta Marcial elogió sus virtudes afrodisiacas.

Seguramente fue también muy apreciado por el pueblo judío, puesto que en la biblia se nos recuerda que, en su huida de Egipto, lamentaba la perdida de los puerros, las cebollas y los ajos que allí se comían.

Durante la baja Edad Media se consideró al ajo como un eficaz remedio contra la peste, debido a sus propiedades desinfectantes. No iban desencaminados, pues en efecto, como hoy ha quedado ampliamente demostrado, este popular bulbo comestible destaca por su acción bactericida.

Conservarlos mejor en ristras.

Puesto que no es una planta originaria de nuestro país, el ajo común, o Allium sativum, no crece silvestre, sino que ha de ser cultivado. Los dientes de ajo se siembran entre los meses de octubre y abril, según los climas, aunque en Castilla es habitual hacerlo en diciembre ? dice el refrán que día que pasa de enero, ajo que pierde el ajero- . en primavera desarrollan hojas en forma de cinta , y a finales de la estación o comienzos del verano se habrán formado ya bajo la tierra los bulbos o cabezas de ajo a partir del diente sembrado.

Es el momento de recogerlos. Una o dos semanas antes se pisan las plantas con objeto de que la hoja deje de crecer en beneficio de un mayor desarrollo del bulbo. Una vez arrancadas, las hojas se trenzan y se forman las tradicionales ristras, que se cuelgan en un lugar fresco y aireado. De esta manera se conservarán los ajos en perfecto estado.

El elixir de la juventud:
Una de las innumerables virtudes del ajo es que reduce la capacidad de oxidación de los radicales libres de oxígeno, elementos que contribuyen enormemente al proceso de envejecimiento celular. Esto, unido a sus muchos beneficios sobre la tensión arterial, el corazón y la circulación sanguínea, y sobre la salud en general, hace que se considere como uno de los más importantes ingredientes del "elixir de la juventud".

Principales indicaciones y efectos del ajo.

Hipertensión arterial Disminuye la tensión arterial sistólica y diastólica.
Hipercolesterolemia Hace descender los niveles de colesterol LDL ?el colesterol malo-, a la vez que aumenta los del HDL ?el colesterol bueno- y equilibra los de lípidos y triglicéridos.
Aterosclerosis Produce dilatación de los  vasos sanguíneos periféricos  y disuelve las placas de ateroma.
Diabetes Es un complemento  del tratamiento habitual de las personas diabéticas. Disminuye  los niveles de glucosa en la sangre y aumenta los de insulina.
Enfermedades infecciosas y cáncer Es un poderoso estimulante del sistema inmunitario. Frena el crecimiento de las células cancerosas.
Bronquitis, gripe, parásitos intestinales, infecciones causadas por hongos. Estimula las defensas y actúa contra los organismos causantes.Es bactericida y anti fúngico.
Las recetas de la abuela.

La tradicional presencia del ajo en nuestra cocina ha demostrado ser una sana costumbre. De hecho, muchos de los beneficios de la dieta mediterránea se deben al empleo de este popular condimento. Así, el famoso ajiaceite se ha convertido, no sólo en una sabrosa manera de aderezar muchos platos, sino en una verdadera medicina aún vigente en muchos lugares. El ajiaceite se prepara añadiendo, muy poco a poco, aceite de oliva sobre los ajos machacados, hasta conseguir una emulsión unida y pastosa, de color amarillento e intenso aroma. Esta salsa la toma mucha gente en ayunas "para rebajar la sangre", es decir, disminuir la tensión sanguínea y mantener en perfecto estado el sistema circulatorio.

Con el mismo fin, pero si se quiere evitar comer los ajos crudos, se prepara una tintura con 200 gramos de dientes de ajo en pedacitos y un litro de espíritu de vino – vino destilado-. La mezcla se deja macerar diez días bien tapada ?conviene removerla de vez en cuando-. Por último, se cuela y se conserva en un sitio fresco. De esta tintura se toman entre veinte y treinta gotas antes de las comidas principales.

"Muchos beneficios de la dieta mediterránea son debidos a este popular condimento"

Los ajos se utilizaban también para hacer lavativas y eliminar las lombrices intestinales. Un antiguo remedio consiste en introducir un diente de ajo en el recto, a modo de supositorio.

En muchos lugares se frota el cuero con ajo para curtirlo: los niños cuidan así sus panderetas; los mayores, las botas de vino. Y si bien es corrosivo para la piel cuando se aplica sobre ella, resulta, sin embargo, muy útil cuando lo que se pretende es desaparecer las molestias de las verrugas. Para ello, se maceran unos dientes en vinagre y cada día se pone una rodajita fina sobre la verruga, sujeta con un esparadrapo, hasta que aquella termina por caerse.

Principio muy oloroso

Los principios activos responsables de las propiedades medicinales del Allium sativum se encuentran, sobre todo, en el bulbo. Los principales son un compuesto sulfuroso e inodoro, la aliína, y una enzima, la aliinasa. Al romperse el diente de ajo y entrar en contacto con el aire, la liinasa convierta a la aliína, primero en alicina, y luego en disulfuro de alilo, sustancia medicinal que ya posee la fragancia característica de este bulbo. Para que dicha sustancia se libere, opr tanto, los dientes deben machacarse; hay que tener presente aquí que cuanto más intenso sea el olor, más efectiva resultará su acción terapéutica.

El bulbo de Allium sativum contiene, además, vitaminas A,B1, B2 y C, sodio, calcio, hierro, azufre, silicio y yodo, y hasta un 75% de fructosanos. La acción conjunta de todos estos elementos confiere a la planta propiedades muy diversas, lo cual se traduce en una enorme cantidad de aplicaciones.

El ajo es, antes que nada, un potente vasodilatador periférico, muy útil en casos de hipertensión, aterosclerosis, exceso de colesterol, hiperglucemia y trastornos de la coagulación sanguínea. Es diurético, debido a los fructosanos, y anti fúngico y antibiótico, por la esencia.

Pero sus virtudes no acaban ahí. Los últimos estudios hacen hincapié en el efecto beneficioso de este medicamento milenario en la prevención y tratamiento complementario del cáncer. En China se observó, hace unos años, que en las regiones donde el ajo estaba presente en la dieta se daban menos casos de cáncer de estómago, y se comprobó que ello era debido, en parte, a que sus principios activos inhiben la formación de nitritos.

Para el corazón

Uno de los efectos del ajo más ampliamente estudiado es el de su acción antiagregante plaquetaria y fibrinolítica. Con este fin se emplea para prevenir la aterosclerosis y la trombosis, es decir, la formación de un trombo o de un coágulo sanguíneo en el interior de un vaso que produce su obstrucción. Este trastorno, dependiendo de su grado y localización, es responsable de diversas alteraciones circulatorias y procesos tan graves como el temido infarto cerebral o coronario.

Pues bien, el ajo actúa directamente sobre dos elementos que intervienen en la formación de trombos: la fibrina ?una proteína sanguínea- y el tromboxano, que está presente en casi todos los tejidos del organismo y que, además de encargarse de promover la agregación o unión de las plaquetas ?responsables de la coagulación de la sangre-, tiene efectos vasoconstrictores. Los sulfuros de alilo contenidos en el ajo impiden la formación de tromboxano y disuelven los trombos de fibrina. Por otro lado, gracias a su capacidad para atravesar la barrera encefálica, su acción alcanza también a las arterias cerebrales.
garlic-52937_1280


El ajo es, igualmente, un poderoso antihipertensivo que disminuye tanto la tensión arterial sistólica como la diastólica. A este respecto, no hay que olvidar que las cifras de tensión arterial elevadas constituyen uno de los más importantes factores de riesgo de padecer un infarto de miocardio.

Otro factor en discordia es el tristemente célebre colesterol. Se ha comprobado que este sabroso bulbo hace que se eleven los niveles de colesterol HDL ?el colesterol "bueno"- y reduce en un 10- 15% los de LDL ?el "malo"- , además de normalizar las cantidades de lípidos y triglicéridos presentes en la sangre.

?y para los bronquios

La eliminación de los compuestos medicinales de Allium sativum a través de la respiración es el hecho básico que viene a demostrar sus beneficios en diversas enfermedades de las vías respiratorias, cuando éstas son causadas por virus, bacterias, estafilococos y otros microorganismos. No hay que olvidad que su esencia es antibiótica y antifúngica. Así, tomar unos dientes en ayunas constituye una medicina excelente cuando se padece gripe o bronquitis.
Por otro lado, el ajo contiene cisteína, un aminoácido sulfurado que fluidifica las secreciones bronquiales y favorece a la expectoración. Curiosamente, la cisteína, en su forma sintética de acetilcisteína, es un fármaco mucolítico que forma parte de numerosos productos farmacéuticos que persiguen estos efectos.

La misma acción bactericida la ejerce la esencia del ajo sobre las vías digestivas, a nivel cerebral y en las infecciones de la piel producidas por hongos: tiña y pie de atleta, por ejemplo.

Todo este "bombardeo" de virtudes no hace sino recordarnos que acudir a la farmacia en busca de la preciada salud no debería ser algo tan frecuente si nuestros hábitos dietéticos fuesen más sanos. A este respecto, conviene no olvidad los beneficios de nuestra ensalzada dieta mediterránea. Conservarla o, en su caso, recuperarla, siempre será una buena manera de ahorrar en medicinas, creánme.

En crudo.

Sin duda el principal inconveniente de comer los ajora crudos es que, no solo huele el aliento, sino también la piel de todo el cuerpo. Esto se debea que tanto el aliento como el sudor son los vehículos naturales de eliminación de su aceite esencial y, por consiguiente, el olor se transmite a todas las membranas mucosas de los órganos de excreción.

No obstante esto, la única manera de aprovechar sus virtudes medicinales es comerlos frescos y machacados, pues sólo así pueden formarse los sulfuros de alilo que producen esos efectos; y mejor cuanto más huelan. Con razón dice el refrán "ajo hervido, ajo perdido"

Para paliar de alguna manera este "mal" aliento existen algunos remedios: comer manzana o yogur, masticar perejil o tomar pastillas o chicles de clorofila. Pero si no se quiere ir por el mundo "dejando huella", lo mejor es recurrir a los comprimidos y perlas de ajo que se suelen encontrar en farmacias y herbolarios.

GLOSARIO

Nitritos: son elementos que, entre otras cosas, son precursores de sustancias cancerígenas.

Acción fibrinolítica: la que provoca la disolución de la fibrina, proteína que interviene en la coagulación de la sangre.

The post Entre la cocina? y la farmacia, me quedo con el ajo appeared first on .

Fuente: este post proviene de Lindanita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

nutrición salud

Ajo

El ajo se ha utilizado en la medicina tradicional por millares de años y es una especia muy popular. El ajo puede ser eficaz contra las bacterias y hongos, estimula el sistema inmune. El ajo contiene anti-oxidantes y ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Los compuestos de azufre en el ajo pueden ayudar al cuerpo a deshacerse de los metales pesados. Allium sativum El ajo se ha utiliza ...

blog nombres de plantas medicinales aceite de hierbabuena ...

Plantas medicinales: la hierbabuena

Se conoce muchas plantas medicinales usadas en la actualidad por sus altas cantidades de propiedades curativas y por sus beneficios a la salud humana en la prevención y control de enfermedades. Se han mencionado en diversos estudios científicos que en muchas ocasiones los métodos naturales son mejores que los métodos medicinales convencionales, por ende, la relevancia de las plantas medicinales si ...

ajo propiedades del ajo productos naturales ...

El ajo y sus propiedades

El ajo es una hierba pero es más conocido como condimento a la hora de preparar alimentos, sin embargo, durante muchos años atrás fue usado como medicina para prevenir y curar un sin número de enfermedades y condiciones. El ajo produce una sustancia química llamada alicina. Ésta parece ser la que hace que el ajo funcione para el tratamiento de ciertas afecciones. La alicina es también responsable ...

consejos utiles salud ajo

Cómo usar ajo apropiadamente: ¡la panacea curativa!

Como usar el ajo, panacea curativa Yuyos y mas. Les cuento amigos que en la quinta de mi abuelo, siempre se hallaba la planta de ajo. Entre otras plantas que no podían faltar por supuesto, se le daba infinidad de usos culinarios y medicinales. El ajo procede desde Asia y sus propiedades son conocidas  desde hace más de 4000 años, si bien hasta el siglo XIX no se estudiaron sus principios activos. ...

Complementos Nutricionales de Belleza

Ajo desodorizado reduce la tensión arterial y regula el colestero

¡Hola Chic@s! El ajo es un aliado esencial para la salud, es utilizado desde hace más de 5000 años como alimento y también en medicina. El ajo es un potente antimicrobiano natural, inmune-estimulante y protege además nuestra salud cardiovascular mejorando el perfil lipídico al tiempo que disminuye la tensión arterial. De los principales compuestos del ajo destacan los compuestos azufrados (aliína, ...

general acidez gases ...

ACIDEZ , 'Crónicas de una farmacia (1)'

(ACIDEZ, GASTRITIS) Introducción: He vivido la experiencia de estar detrás del mostrador de una farmacia, ya inclusive dentro del vientre de mi madre, farmacéutica de ley, que aconsejaba a todas las personas que se acercaban y adolecían de tantas cosas. Muchas veces, ella debía hacer de médico, ya que por ese entonces, no había otro profesional de la salud cerca. ? Foto superior, gentileza wiki ...

consejos de salud medicina natural remedios caseros ...

El ajo

El ajo es un vegetal que pertenece a la clase allium de plantas bulbosas, las cuales también incluyen a las cebollas, los cebollinos, los puerros y las cebolletas (cebollín, cebollinas o cebollas de verdeo). Se usa como condimento al cocinar y es uno de los remedios más poderosos que nos ofrece la naturaleza. Su olor y sabor característico proviene de los compuestos de azufre formados a partir de ...

general alimentación salud

El ajo y sus propiedades curativas

El ajo es una planta que se ha usado durante siglos para combatir todo tipo de problemas de salud debido a sus excelentes propiedades curativas y medicinales. Los antiguos romanos, por ejemplo, lo comían después de las batallas para recuperar energía y aumentar las defensas. Incorporar un sólo ajo al día a nuestra dieta reportará grandes beneficios a nuestra salud, desde reforzamiento del sistema ...

vender farmacia farmaceutico valor comprar farmacia ...

Claves a la hora de vender una farmacia

Me gusta mucho la expresión que dice........."zapatero a tus zapatos". Y ésto viene a cuento porque explicarte cuales son las claves que debes dominar para vender o comprar una farmacia yo no lo puedo hacer. Y es que yo soy farmacéutica,boticaria,sanitaria,asesora del medicamento y buena escuchando. Y lo que no soy es asesora empresarial,ni financiera,ni patrimonial,ni abogada. Y cuando ...

general artritis contracturas ...

DOLORES, 'Crónicas de una farmacia (2)'

Dolor, dolores en todo el cuerpo, dolor de huesos, de columna, de piernas, de cervical, de cabeza, representan casos clásicos del día a día. Gentileza lacabezadolorida.blogspotLa gran mayoría de los pacientes que se acercan a la farmacia, tienen dolores. Por ello la venta de analgésicos y antiinflamatorios, supera ampliamente a otras patologías. A veces, sino siempre, llevamos dolores en el alm ...