Idea guardada 3 veces
La valoración media de 4 personas es: Excelente

Tengo demasiada progesterona: ¿por qué?

Las mujeres tienen dos hormonas sexuales que desempeñan papeles importantes en su apariencia y salud; ellas son el estrógeno y la progesterona. Aunque la mayoría de las mujeres conocen sobre los problemas causados ​​por un desequilibrio en los niveles de estrógeno, muchas desconocen las consecuencias que puede provocar un desequilibrio en los niveles de progesterona, específicamente si se tiene demasiada progesterona.



¿Cómo funciona la progesterona?

La progesterona es responsable de regular el ciclo menstrual. De ahí que se utilice ampliamente en la producción de anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados, y forme parte de las terapias de reemplazo hormonal.

La progesterona es muy importante para la salud femenina en general, ya que también ayuda a regular la glándula tiroides, a reducir la hinchazón, la inflamación y es fundamental para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Promueve la constitución de huesos fuertes, ayuda a producir colágeno en la piel, y a garantizar la función normal de los nervios y la adecuada coagulación de la sangre.

Pero como todo en el organismo, los excesos suelen ser perjudiciales. Tener niveles elevados de esta hormona provoca alteraciones más allá del entorno reproductivo o menstrual.

¿Por qué tengo demasiada progesterona?

Hay varias razones por las que el cuerpo puede producir demasiada progesterona. El caso más común es el propio ciclo menstrual, ya que en determinados momentos la cantidad de progesterona se eleva de forma natural para completar ciertas funciones. La etapa del ciclo donde se produce más progesterona es la fase lútea, después de la ovulación, para favorecer el engrosamiento del revestimiento uterino.

Otro caso en el que se puede tener demasiada progesterona es al principio del embarazo. Esto naturalmente tiene varios objetivos, por ejemplo el engrosamiento endometrial adecuado para la implantación y desarrollo del embrión, la prevención que contracciones prematuras que puedan poner en riesgo el embarazo, la producción de leche materna y agrandamiento de las mamas, entre otros.

Las mujeres que utilizan anticonceptivos o tratamientos hormonales por mucho tiempo también pueden experimentar altos niveles de progesterona a largo plazo. Así mismo ocurre en presencia de ciertas condiciones de salud, como tumores o trastornos en glándulas productoras de hormonas.

Síntomas cuando se tiene demasiada progesterona

Hay muchos síntomas comunes asociados al alto nivel de progesterona en el cuerpo, que pueden ayudar a los médicos a diagnosticar el desequilibrio hormonal. Por ejemplo:

- Sensibilidad en los senos

- Cambios repentinos de humor

- Ansiedad

- Depresión

- Inflamación

- Falta de deseo sexual

- Debilidad muscular y cansancio

- Sequedad vaginal
  También hay síntomas que aparecen con menos frecuencia, pero es importante saber identificarlos. Estos síntomas incluyen:

- Piel grasa y brotes de acné

- Aumento de peso

- Sensación repentina de calor

- Infecciones del tracto urinario

- Incapacidad para retener la orina

- Dolores de cabeza

  Cuando tienes demasiada progesterona y comienzas a experimentar varios de esos síntomas es lógico querer aliviarlos. No te pierdas los siguientes consejos útiles para controlar tus niveles de progesterona.

¿Cómo controlar tus niveles de progesterona y prevenir el desequilibrio?

Cambia tu estilo de vida. Hacer cambios sencillos en tu vida puede ayudar a reducir el exceso de progesterona en tu cuerpo, así como mejorar tu salud en general. Cambia tu dieta a una alimentación saludable, desarrolla un régimen de ejercicio regular y reduce el estrés diario mediante alguna técnica de relajación. 

Incluye alimentos que estabilicen tus niveles de estrógeno. Los granos enteros, el salmón, el aguacate y los frutos secos ayudarán a mejorar el desequilibrio en los niveles de progesterona. Cuando los niveles de estrógeno aumentan, la progesterona disminuye.

Medicina alternativa. El uso de la medicina alternativa, por ejemplo los remedios herbarios, puede ser una manera segura y eficaz de abordar un desequilibrio de progesterona. Actualmente se conocen dos clasificaciones de hierbas que se utilizan para tratar estos desequilibrios: las hierbas fitoestrogénicas y las hierbas no estrogénicas.

Las hierbas fitoestrogénicas son plantas que contienen estrógeno. Aunque el uso de estrógeno a base de plantas puede ser un tratamiento seguro, tiene que ser utilizado con cautela porque puede afectar la capacidad del cuerpo para producir sus propias hormonas.

Como su nombre indica, las hierbas no estrogénicas no contienen ningún estrógeno, pero estimulan la producción de hormonas desde las glándulas endocrinas. Esto ayuda a aumentar la cantidad de hormonas naturales en el cuerpo y corrige eficazmente el desequilibrio de progesterona.

Terapia de reemplazo hormonal (TRH). Después de realizar cambios en tu estilo de vida y usar medicina alternativa para tratar el exceso de progesterona, muchas mujeres necesitan someterse a una TRH para corregir el desequilibrio. La TRH consiste en tomar medicamentos que ayudan a equilibrar los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo. Estos medicamentos sólo deben tomarse bajo orientación médica, ya que pueden provocar efectos secundarios significativos.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, estas tres alternativas de tratamiento se pueden utilizar por separado o se pueden utilizar eficazmente en combinación.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos