comunidades

Sopa de tomate y pimiento rojo asado

Déjate embriagar por esta contundente y sabrosa sopa de tomate y pimiento asado.

Los tomates contienen licopeno, un nutriente con propiedades anticancerígenas. Además son diuréticos y depurativos. Siempre es mejor escoger tomates maduros ya que los verdes pueden ser algo indigestos y ligeramente tóxicos.


Much@s de mis clientes llevan una vida “completita” y me piden truquillos para organizar mejor y mas fácilmente sus comidas. Organizarte las comidas te ayuda más fácilmente a materializar tu objetivo de cuidarte, reducir la ansiedad, y tener más tiempo para tí.

En este enlace puedes descargarte mi herramienta para diseñar tus menús semanales con recetas saludables y placenteras.

Teniendo en cuenta la receta de hoy te recomiendo aprovechar el horno y “tu tiempo” preparando 2 ó 3 comidas al tiempo de 1. ¿Como? Hornea verduras al horno que te sirvan de acompañamiento de un plato principal, y aprovecha para hornear los pimientos, los tomates y las cebollas. Como resultado podrías elaborar en el horno a parte de la presente receta:

Suculentos tomates rellenos de espinacas

Alcachofas al horno

Crackers vegetarianos sin harina de ningún tipo

Champiñones rellenos de cebollas y espinacas

Filete de pescado a la provenzal

Raíces asadas con aderezo de hierbas salvajes

Ingredientes de la sopa de tomate y pimiento:

400 gramos de tomates rojos

2 ó 3 tomates deshidratados (opcional aunque muy recomendable porque potencia el sabor, puedes coger los tomates secos en aceite y luego no añadir aceite, o ponerlos en remojo durante unas 6-8 horas)

400 gramos  de pimientos rojos

300 gramos de  cebolla

Medio litro de  caldo de verduras

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal marina

Pimienta negra al gusto

Toppings opcionales: germinados, chía molida, sésamo tostado, levadura nutricional,… o una cucharada del delicioso preparado casero de ácidos grasos.
Elaboración:

Si quieres elaborar la crema con tomates deshidratados secos, ponlos en remojo durante unas 6-8 horas.

Precalienta el horno a 190ºC. Luego forra 2 bandejas de horno con papel para cocinar y coloca encima los pimientos troceados,  los tomates frescos y las cebollas cortados en rodajas.

Asamos las hortalizas durante aproximadamente 45 minutos.

Una vez cocinados los mezclamos con el caldo vegetal (y en este punto podemos agregar los tomates rehidratados o en aceite), trituramos bien hasta conseguir una textura fina y suave, probamos y rectificamos el condimento si fuera necesario.

Antes de servir calentamos unos minutos, si fuera necesario,  añadimos un chorrito de aceite de oliva al gusto,  y si nos apetece podemos espolvorear por encima un puñado de semillas de sésamo tostado, o otro de los toppings propuestos.

¡Qué aproveche!

Nota: Los tomates, pimientos, berenjenas y patatas pertenecen a la familia de las solanáceas. Debido a su contenido en solanina reduciremos su consumo en caso de inflamación articular, ya que esta sustancia puede acumularse y facilitar los procesos inflamatorios.

Fuente: este post proviene de Mentxu da Vinci, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos