Blog de frida Idea guardada 86 veces
La valoración media de 341 personas es: Muy buena

Cómo aumentar la energía


Fuente: Pixabay


Llega el cambio de tiempo y con él los tan temidos cambios emocionales y de estado de ánimo. Somos energía y, cuando esta falta, las motivaciones se van al traste y las ganas de hacer cosas se pierden en la desgana y el desinterés por todo lo que nos rodea. Lo mencionado se traduce en cansancio, y el apartado físico arrastra al emocional y viceversa. Ciertas épocas del año son propicias a esta bajada en los niveles de energía, pero hay pasos que puedes seguir para dejar a un lado el cansancio y levantarte con la fuerza que requieren las actividades diarias. ¡Toma nota de estos consejos!

1. Descanso en cantidad y de calidad

Cuando no se descansa las horas suficientes, el organismo acusa el agotamiento. Se establece una recomendación de dormir entre 7 y 8 horas, pero entendemos que las circunstancias de cada persona son diferentes, por eso destacamos la importancia de un descanso de calidad, duradero, profundo y continuo que nos permita renovar la energía diariamente. Para alcanzarlo, debes tener en cuenta los alimentos que ingieres antes de ir a dormir y lo apropiado de productos como el colchón o la almohada.

Fuente: Pixabay


2. Ejercicio físico

La energía que produce nuestro organismo se mantiene e incluso se multiplica cuando practicamos un mínimo de actividad física diaria. Las pautas generales no existen en este punto porque el entrenamiento debe ser individualizado. La única condición es ser constante. Liberar energía y a la vez renovarla nos predispone adecuadamente a la hora de descansar. 

Fuente: Pixabay


3. Equilibrio físico y mental

La salud total, encontrarnos en un estado de bienestar, exige que tanto el estado físico como el mental estén conectados y en perfecta armonía. Las energías deben compensarse y encontrar motivaciones para mantener la salud de ambos es fundamental. La sensación de cansancio o fatiga es, en muchas ocasiones, solo una cuestión de estímulos e incentivos para enfrentarnos al día a día. Establece metas y objetivos, entusiásmate con lo que haces e intenta retener el estado de felicidad a través de las 'pequeñas' cosas de la vida.

Fuente: Pixabay


4. Aleja el estrés


Mantenerse alejado de las situaciones o de las personas que nos causan episodios de ansiedad o estrés es esencial para no perder energía en algo que no causa productividad personal. Hay actividades que pueden ayudarte, el yoga o el pilates son algunas de ellas, pero también ejercicios de autocontrol o una práctica tan sencilla como cerrar los ojos y respirar profundamente.

Fuente: Pixabay


5. Alimentación adecuada

Una buena alimentación puede ser una gran aliada a la hora de renovar la energía que gastas o que no tienes. La proteína que contienen productos como el chocolate o frutas como el plátano es fundamental. ¡Cuidado, no todas las proteínas producen lo que necesitamos! Debes incorporar carbohidratos como los granos completos y no ingerir arroces antes de ir a dormir. Los frutos secos son fuente de energía, intenta consumirlos crudos y sin excederte.

Fuente: Pixabay


6. Suplementos vitamínicos

Podemos acudir a un refuerzo energizante gracias a los complementos que se adquieren en farmacias o herbolarios. En momentos concretos, y bajo la supervisión de un facultativo, en la ingesta de estos puede encontrarse la solución a nuestra falta de energía.

Arkopharma recomienda apostar por suplementos 100% de origen vegetal, procedentes de frutas y verduras, como por ejemplo las hojas de curry, la acerola, el fruto de amla o la albahaca sagrada, entre otras, para una óptima eficacia. "Un producto elaborado con plantas naturalmente ricas en vitaminas y minerales proporciona micronutrientes naturales", permitiendo, de esta forma, "una mayor asimilación requiriendo por tanto dosis menos elevadas, pero que se corresponden más con nuestras necesidades diarias reales", apuntan desde el laboratorio farmacéutico. 



7. Toma el sol

Siempre que tomemos las precauciones necesarias, el sol es una de las mayores fuentes de energía que existen. Su ausencia está relacionada con episodios de depresión y menor productividad diaria. Puede ayudarte, así que no te prives de unos minutos de exposición al sol.

Fuente: Pixabay


¡Aplica estos consejos y llena tu vida de energía y vitalidad!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos