comunidades

Endometriosis y laparoscopia

El revestimiento interior del útero es un tejido llamado endometrio que a menudo se desprende durante la menstruación. Algunas mujeres sufren de una condición dolorosa llama endometriosis, en la cual el tejido endometrial crece anormalmente fuera del útero. Esta condición y los implantes endometriales se pueden encontrar en cualquier parte de la región pélvica, generalmente los ovarios, los intestinos o el revestimiento pélvico.

La laparoscopia es un procedimiento quirúrgico que se realiza a través de una pequeña incisión en la piel, mediante la cual la endometriosis puede ser diagnosticada. Esto implica la inserción de un instrumento delgado con una cámara a través de un pequeño corte en tu vientre. La laparoscopia puede detectar la presencia de infecciones, quistes, fibromas, adherencias y tejido endometrial en el abdomen, además, permite al cirujano tomar una pequeña muestra (biopsia) para examinarla en el laboratorio.

Uso de la laparoscopia en el diagnóstico y tratamiento de la endometriosis

El tratamiento médico a menudo se utiliza como primera terapia para tratar condiciones dolorosas en el bajo abdomen y la pelvis. Sin embargo, si tu condición no mejora, el médico puede aconsejarte que te sometas a la laparoscopia ya que la endometriosis en ocasiones se considera la causa de estos problemas.



A través de un laparoscopio, un instrumento quirúrgico largo y delgado que tiene cámara en la punta, el cirujano puede ver el interior de tu vientre sin tener que realizar un corte ancho en la piel. El instrumento puede ayudar al cirujano a ver tus órganos internos y confirmar si hay tejidos que se asemejan al revestimiento interno del útero (endometrio) fuera del útero. También permite al cirujano obtener muestras de tejido para realizar una biopsia y confirmar a través del examen de laboratorio si estás sufriendo de endometriosis. Esto es importante porque la endometriosis puede causar no sólo dolor, sino también provocar infertilidad y otras complicaciones.

Preparación. Antes de realizar la laparoscopia para el procedimiento de endometriosis, la preparación incluye el ayuno de alimentos y bebidas ocho horas antes del procedimiento. El procedimiento se realiza bajo anestesia general, regional o local.

Que esperar. Durante la laparoscopia, el abdomen se inflará con un gas (generalmente dióxido de carbono) para separar la pared abdominal de los órganos internos, así el cirujano tendrá una visión óptima. El laparoscopio se inserta a través de una pequeña incisión cutánea y el cirujano examina el contenido abdominal. Se pueden hacer algunas incisiones más para insertar otros instrumentos delgados que se usan para mover las estructuras internas para facilitar la visión. Durante la laparoscopia, la endometriosis puede ser diagnosticada en alrededor de 30 a 45 minutos.

El cirujano puede quitar el endometrio o el tejido de la cicatriz cortándolo (escisión) o destruyéndolo con el uso de corriente eléctrica (electrocauterio) o con un rayo láser. Al final del procedimiento, las incisiones abdominales se cierran con puntos de sutura, que generalmente no dejan cicatrices.

Consejos antes y después de una laparoscopia. Pregúntale al médico acerca de las ventajas y riesgos del procedimiento.

La laparoscopia para la endometriosis es un procedimiento ambulatorio, pero es posible que tengas que quedarte durante la noche si la cirugía fue complicada o prolongada. Tu estancia hospitalaria puede llegar a extenderse si se producen complicaciones tales como un corte del intestino o sangrado abundante. Es por eso que se recomienda ir al hospital con un familiar o amigo para que te ayude y lleve a casa después de que te den el alta del hospital.

Manteniendo estas consideraciones en mente, prepara cosas que necesitarás en el hospital, tales como artículos de tocador, ropa holgada, medias y zapatos o pantuflas. El cirujano ordenará una preparación intestinal la noche antes de la cirugía para evacuar el contenido de tus intestinos.

Después del procedimiento serás colocada en la sala de recuperación, donde te monitorearán hasta que el efecto de la anestesia pase. Puedes experimentar dolor, temblores y náuseas. Hazle saber a la enfermera o al médico sobre tu estado actual para ver si pueden hacer que te sientas más cómoda.

Algunas mujeres experimentan dolor en el hombro causado por los gases que quedan atrapados debajo del diafragma. Esto se alivia a menudo, mediante la aplicación de calor y analgésicos.

Las náuseas son comunes después de la laparoscopia y pueden ser aliviadas tomando medicamentos o té de jengibre.

Puedes sentirte cansada y somnolienta durante dos o tres días después de la laparoscopia, por lo que es mejor que alguien te ayude con tus comidas y medicamentos. Mientras te estás recuperando, es recomendable que evites conducir, nadar, bañarte en una tina o tener relaciones sexuales. Aunque necesitas descansar, también es bueno que intentes moverte para apresurar tu recuperación.

Puedes experimentar inicialmente algún adormecimiento o dolor en el sitio de la incisión, pero mejorará después de unos días, cuando tu cuerpo sane. Sin embargo, debes decirle al médico acerca de cualquier enrojecimiento, hinchazón, aumento de sangrado o nudos en el lugar de la incisión.

Tu menstruación después de la laparoscopia para la endometriosis puede variar. Es posible que experimentes dolor y sangrado abundante, pero no te preocupes porque tu cuerpo todavía está en el proceso de recuperación. Dile al médico si el dolor es persistente y severo.

Preguntas frecuentes sobre la endometriosis y la laparoscopia

P: ¿Por qué necesito una laparoscopia para la endometriosis? R: El diagnóstico de la endometriosis sólo puede hacerse mediante una laparoscopia. Una combinación de tratamiento médico y quirúrgico puede ser necesaria porque la endometriosis es una enfermedad impredecible que puede afectar tu fertilidad.

P: ¿Necesitaré alguna otra laparoscopia? R: La mayoría de las mujeres no requieren otro procedimiento laparoscópico en el futuro, pero en algunas la endometriosis puede repetirse, por lo que requerirán otro procedimiento.

P: ¿Tendrán que eliminar mi útero? R: La extirpación del útero (histerectomía) no es necesaria, ya que los tratamientos tienden a preservar tu fertilidad.

P: ¿Podré quedar embarazada? R: La infertilidad puede ocurrir en mujeres que la endometriosis causa cambios severos en los ovarios y las trompas de Falopio. Con la laparoscopia temprana, la endometriosis no debe causar infertilidad.

P: ¿Debo quedar embarazada pronto para curar la endometriosis? R: Algunas mujeres creen que quedar embarazada puede curar la endometriosis, pero esto es sólo un mito.

P: ¿Cuánto tiempo debo acudir a consultas de seguimiento por endometriosis? R: La endometriosis es una condición a largo plazo que no tiene cura, por lo que requiere de tratamiento a largo plazo y seguimiento, especialmente durante los años fértiles de la mujer. Te pueden recetar medicamentos para controlar los síntomas y pedirte que acudas a consultas de seguimiento.

P: ¿La laparoscopia es más efectiva que la laparotomía? R: La laparoscopia es menos invasiva que la laparotomía, pero son igualmente eficaces. Las tasas de recurrencia de ambos procedimientos son similares, pero las mujeres que se someten a la laparoscopia suelen experimentar una recuperación menos dolorosa y más rápida. Habla con tu médico acerca de las ventajas y riesgos de cada técnica.

P: ¿Qué se puede hacer para reducir la probabilidad de que se formen nuevas adherencias? R: Las adherencias o bandas fibrosas que conectan anormalmente las estructuras separadas, se desarrollan generalmente después de la cirugía. Algunas pacientes que se someten a una laparoscopia para la endometriosis forman adherencias en el sitio de la cirugía, lo que puede causar infertilidad, dolor pélvico u obstrucción del intestino delgado.

Los tratamientos preventivos durante la cirugía pueden ayudar a prevenir la formación de adherencias. Estos incluyen el uso de soluciones especiales para enjuagar la cavidad pélvica después de la cirugía y la colocación de un material protector para que actué como una barrera que evitará que las superficies se froten. Esta barrera eventualmente se disuelve y se absorbe por el cuerpo. En algunos casos, se necesitarán cirugías adicionales para eliminar las adherencias formadas después de la laparoscopia.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos