Blog de Esther Niego Palatchi Idea guardada 1 veces
La valoración media de 6 personas es: Excelente

Optogenética: encender y apagar neuronas para entender el cerebro



¿Qué haría usted con con tres millones de dólares? La pregunta parece el reclamo publicitario de un anuncio de loterías. La respuesta, en ese caso, sería la habitual retahíla de objetos lujosos y prescindibles: yates, chalets, cruceros, cochazos… Cosas caras (incluso divertidas) que el dinero puede comprar. Cuando un periodista le hizo esa pregunta a Ed Boyden tiempo después de haber ganado el premio Breakthrough -el más cuantioso al que puede optar un científico, dotado con exactamente tres millones de dólares-, de sus planes no surgió una sola frivolidad. Reconoció, con cierto pudor, que había destinado una cantidad a asegurar la educación de sus hijos para el futuro. El resto, como todo en su vida, lo dedicó a la ciencia, concretamente a financiar experimentos demasiado locos, según sus palabras, para encontrar financiación. Esas investigaciones locas son las que han permitido encontrar soluciones terapéuticas inimaginables o resolver grandes enigmas científicos en el campo de la biología. Un terreno en el que, quizá, la gran incógnita continúa siendo cómo funciona el órgano que nos permite hacernos tantas preguntas: nuestro propio cerebro.


Gracias a Ed Boyden estamos un poco más cerca de comprender esa máquina tan compleja que hace única a nuestra especie. El cerebro humano tiene cientos de miles de millones de neuronas, miles o decenas de miles de células diferentes, de distintas formas, conectadas a través de un intrincado circuito que activa distintas regiones cerebrales. Pero a pesar de su dificultad, si queremos encontrar la solución a desórdenes neurológicos como el Alzheimer, por ejemplo, la única posibilidad es conseguir desentrañar el funcionamiento del cerebro. Hasta ahora estas enfermedades han sido enfrentadas con tratamientos químicos o estimulación eléctrica de las neuronas. Ambas técnicas comparten los mismos problemas, en opinión de Boyden. En primer lugar no curan la enfermedad, en el mejor de los casos consiguen paliar los síntomas. Y, en segundo, no es posible controlarlas de forma precisa, con lo que a veces el daño que se produce en las neuronas que rodean las células afectadas es muy importante. ¿Cómo entonces curar estas enfermedades? La única posibilidad es conocer exactamente cómo funciona el cerebro y qué células entran en juego en cada caso. Y eso es lo que Boyden está intentando descubrir a través de la optogenética, una nueva tecnología que ha diseñado junto a Gerhard Nagel y Karl Deisseroth.

La idea -sencilla como todas las ideas hermosas- consiste en conseguir que las neuronas se iluminen cuando entran en funcionamiento aprovechando las descargas eléctricas que producen. Para ello, hay que inocular en las células de nuestro cerebro una proteína que existe en determinadas algas capaces de convertir la luz en electricidad. Esto nos permitiría activar o desactivar células a distancia sin dañar a sus vecinas. La sencillez de la idea encierra, sin embargo, una gigantesca dificultad para ser llevada a cabo. Algo que no asusta a Boyden, creador del principio de pereza aplicada a veces hacemos demasiadas cosas sólo para estar ocupados. Y eso no es necesariamente lo correcto, cuando podrías estar pensando en una idea mejor con un mayor poder de transformación.

Aun en sus primeros pasos, la optogenética, cuenta con unas enormes posibilidades de desarrollo y ya ha sido probada con éxito en experimentos con animales para curar algunos tipos de ceguera, actuando sobre las células de la retina. Necesitamos practicar la medicina sin riesgos, asegura, y hacer que la resolución de enfermedades complejas sea tan sencillo como programar una aplicación para un teléfono. Podemos hacerlo verificando previamente el terreno; es decir, mapeando los bloques que constituyen la vida, entendiendo cómo funcionan y qué es lo que se estropea cuando están enfermos. Suena casi como echarse una partida al Minecraft para comprender cómo se puede construir un puente antes de lanzarse a mezclar el hormigón y el acero. Con gente como Ed Boyden, en un futuro, será así…

Puedes leer la transcripción del vídeo: Optogenética

Fuente: ElFuturoEsOne

Archivado en: Cerebro, Método Feldenkrais, Neurociencia, Neuroplasticidad Tagged: Cerebro, Método Feldenkrais, Neurociencia, Neuroplasticidad
Fuente: este post proviene de Blog de Esther Niego Palatchi, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Aprender de los niños

Cuando un bebé aprende a moverse, intenta y vuelve a intentar cada acción aprovechando todas sus habilidades, cometiendo errores y experimentando, hasta que descubre cómo se puede realizar de la maner ...

Recomendamos

Relacionado

Inteligencia Emocional Método Feldenkrais Neurociencia ...

Cambiar el cerebro para cambiar el mundo

Nuestro cerebro es un órgano construido para cambiar en respuesta a las experiencias. Richard Davidson Estamos programados, más que cualquier otro animal, para cambiar, para aprender y para dejar que nuestro entorno moldee el sustrato de nuestros pensamientos: el cerebro. Si queremos mejorar nuestro comportamiento con los demás y con nuestro entorno natural habrá que trabajar en ello desde los pri ...

Aprendizaje Cerebro Método Feldenkrais ...

Entrena tu cerebro, cambia tu mente

Cada habilidad aprendida, cada lengua estudiada, cada experiencia vivida reconfigura tu mapa cerebral; y es que el cerebro es un órgano moldeable preparado para un sinfín de actividades. El cerebro cuando está ocupado en un nuevo aprendizaje o en una nueva experiencia, establece una serie de conexiones neuronales. Estas vías o circuitos neuronales son construidos como rutas para la intercomunic ...

Cerebro Creatividad Método Feldenkrais ...

Mentes Flexibles, Mentes Felices

Si entendemos por felicidad, un estado emocional, que se produce en las personas cuando creen haber alcanzado una meta deseada o que están estimuladas a conquistar nuevas metas, podríamos decir que una mente flexible es una mente que te motiva a alcanzar más fácilmente las metas deseadas. Moshe Feldenkrais dijo que lo que buscaba eran “mentes flexibles, no cuerpos flexibles”, estaba in ...

Aprendizaje Cerebro Método Feldenkrais ...

La conciencia nos da libertad

¿Somos libres cuando decidimos? ¿Qué margen tiene el libre albedrío ahora que la neurociencia desvela cada vez más el gran poder del inconsciente? Ya hay máquinas para ver cómo decide el cerebro y los primeros resultados muestran que, antes de entrar en la conciencia, muchas decisiones ya están tomadas por complejas redes cerebrales. John-Dylan Haynes nos habla  de sus experimentos para descifrar ...

método feldenkrais neurociencia neuroplasticidad ...

Feldenkrais y neuroplasticidad

La neuroplasticidad también conocida como plasticidad cerebral, se refiere a la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia. Es un proceso mediante el cual las neuronas consiguen aumentar sus conexiones con otras neuronas y éstas hacerlas estables como consecuencia de la experiencia, el aprendizaje y la estimulación sensorial y cognitiva. A medida ...

Cerebro Método Feldenkrais Neurociencia ...

El cerebro automático: el poder del inconsciente

¿Hasta qué punto el inconsciente domina nuestra vida?  ¿Está siempre el cerebro en modo automático? ¿Nos dirige nuestra mente inconsciente?  ¿Por qué nos enamoramos de ciertas personas y no de otras?  Un extraordinario documental que nos ayuda a ver en qué basamos nuestras decisiones. Muchas de las decisiones que tomamos están dictadas por una parte de nosotros, que actúa de forma automática, y qu ...

Cerebro Creatividad Método Feldenkrais ...

El gran explorador de la mente

El pasado 1 de septiembre falleció, el escritor y neurólogo británico, Oliver Sacks, conocido como el explorador del cerebro que tuvo el rigor de la ciencia y al mismo tiempo una escritura mágica como divulgador científico dando a conocer al público todo los entresijos del cerebro humano. Su perspectiva humanista y sensible dio lugar a libros como Despertares, Un antropólogo en Marte, El hombre qu ...

Aprendizaje Atención Método Feldenkrais ...

El movimiento lento desarrolla la coordinación

El Método Feldenkrais utiliza el movimiento lento y consciente como medio principal para desarrollar la coordinación. Muchas personas verán estos movimientos, lentos y suaves, y pensarán:  ¿cómo pueden hacer algo? ¿no es mejor ir más rápido en vez de lento y suave? Este post intentará responder a estas preguntas. Hay varias razones para utilizar el movimiento lento, fácil, suave y sin esfuerzo com ...

Cerebro Método Feldenkrais Movimiento ...

Movimiento Expresivo como regenerador neuronal

Neurociencias: El Movimiento Expresivo como regenerador neuronal. En los últimos veinte años se produjo un cambio de paradigma en la comprensión neuro psicológica del hombre. Los estudios sobre neuroplasticidad transformaron la visión estática del sistema nervioso, que fue casi un axioma hasta mediados del siglo XX, al demostrarse cómo las sinapsis (conexiones interneuronales) sufren una remodelac ...

Cerebro Emociones Método Feldenkrais ...

El segundo cerebro, el Intestino

El segundo cerebro también condiciona nuestra salud. Alojado en los intestinos, podría estar relacionado con enfermedades como el autismo o la osteoporosis. El sistema nervioso entérico o “segundo cerebro” se encuentra situado en nuestros intestinos, y está compuesto por 100 millones de neuronas. La revista Scientific American analiza el curioso funcionamiento de esta red neuronal y se analizan lo ...