Tu huerto fácil Idea guardada 51 veces
La valoración media de 125 personas es: Excelente

Beneficios de las semillas de Chia

A las semillas de chía se le atribuyen 2 veces la proteína de cualquier otra semilla, 5 veces el calcio de la leche entera, además del boro, mineral que ayuda a la absorción del calcio en los huesos, 2 veces la cantidad de potasio de los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, y 3 veces más hierro que las espinacas, a parte de grandes cantidades de ácidos grasos esenciales omega 3. También es fuente de magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc y otras vitaminas.

Son una fuente completa de proteínas, proporcionando todos los aminoácidos esenciales en una forma fácilmente digerible. También son una fuente fabulosa de fibra soluble, las semillas absorben el agua (de 9 a 12 veces su peso en agua) y crean un gel mucilaginoso.

Por su alto contenido de antioxidantes las semillas se mantienen frescas y comestibles durante más tiempo. Las semillas de chía pueden ser fácilmente almacenadas en seco durante 4 años sin que se deteriore el sabor, el olor o el valor nutritivo, y todo ello sin un solo producto químico o conservante. Los antioxidantes ayudan a prevenir los daños de los radicales libres en tu cuerpo, el envejecimiento prematuro de la piel e inflamación de los tejidos.
La Chía es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3, contiene antioxidantes, proteínas, aminoácido, vitaminas, minerales y fibra.


+ No contiene gluten.
+ Ayuda a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial.
+ Facilita la digestión, mejora el tránsito intestinal y tiene efecto laxante....
+ Ayuda a controlar el apetito.
+ Colabora en el mantenimiento de una buena salud cardiovascular.
+ Ayuda a mejorar la salud del sistema nervioso e inmunológico.
+ Ayuda a controlar los niveles de azúcar.
+ Tiene un bajo contenido en sodio.

Es una planta herbácea anual; tiene de hasta 1 m de altura que presenta hojas opuestas de 4 a 8 cm de largo y 3 a 5 cm de ancho. Las flores son hermafroditas, entre purpúreas y blancas, y brotan en ramilletes terminales. La planta florece entre julio y agosto en el hemisferio norte; al cabo del verano, las flores dan lugar a un fruto en forma de aqueno indehiscente cuya semilla es rica en mucílago, fécula y aceite; tiene unos 2 mm de largo por 1,5 de ancho, y es ovalada y lustrosa, de color pardo-grisáceo a rojizo. La semilla de chía contiene alrededor de 38% de carbohidratos; de estos, 30.5 % es fibra insoluble, 3.1 % es fibra soluble y el resto son almidones. En un medio acuoso, la semilla queda envuelta en un copioso polisacárido mucilaginoso. Cuando una cucharada de chía es mezclada con agua y puesta a reposar durante algunos minutos, se formará un gel sólido; tal reacción se debe a la fibra soluble de la semilla. Algunos investigadores suponen que tal fenómeno sucede también en el estómago cuando se ingieren alimentos que contienen este tipo de gomas.

El gel formado en el estómago se convierte en una barrera física para la digestión enzimática rápida de algunos carbohidratos, impidiendo su transformación en azúcares sencillos y modulando el metabolismo de estos compuestos en beneficio, por ejemplo, de los diabéticos. Por otro lado, la fibra dietética de la chía tiene un efecto favorable durante el transporte del bolo fecal, previniendo así la obesidad y diversas enfermedades del tracto digestivo.

Estas propiedades hidrofílicas de la fibra soluble de la semilla de chía, que posibilitan que la semilla absorba agua hasta doce veces su propio peso, permiten que, una vez consumida, el organismo prolongue su estado de hidratación, retenga humedad y se regulen más eficientemente los fluidos corporales, la absorción de nutrientes y, consecuentemente, el balance electrolítico.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La melisa, contra el mal de amores

La melisa officinalis ó toronjil, recibió su nombre de los griegos por la atracción de sus flores a las abejas. En la antigüedad la melisa era cultivada para alimentar a las abejas las cuales arán c ...

Castañas contra la hipertensión

La castaña es el fruto del castaño (Castanea sativa) que crece en zonas húmedas y frescas. Aunque hay polémica sobre su origen, la mayoría de los estudios apuntan a la región de la Dacia a orillas del ...

Los efectos hipnóticos de la miel

La miel tiene muchos efectos beneficiosos sobre el cuerpo humano, de todos es conocido su eficacia en la prevención del estreñimiento, las enfermedades infecciosas respiratorias, en el cuidado de la p ...

Recomendamos