comunidades

9 maneras naturales para tratar el flujo vaginal excesivo o leucorrea

El flujo vaginal normalmente debe ser un líquido blanquecino, el cual es producido en el útero y expulsado a través de la vagina. Este un proceso normal y por lo general se inicia en la vida de cada mujer cuando alcanza la pubertad o antes de comenzar a menstruar. El flujo vaginal es el mecanismo natural para mantener la vagina sana y lubricada a lo largo de la vida, aunque su presencia se reduce después que ha llegado la etapa de la menopausia.

El aumento en la cantidad de secresión vaginal que una mujer experimenta se le llama leucorrea y se considera normal en ciertas condiciones como unos días antes de la menstruación, durante el embarazo, durante un tratamiento hormonal, la excitación sexual, el estrés emocional y durante la ovulación.

Consejos para lidiar con una secreción vaginal normal

Se pueden usar protectores diarios para evitar que el flujo humedezca la ropa.

Usar prendas elaboradas con hilo de algodón, ya que esto mantendrá la piel seca y evitará que la descarga vaginal cause algún tipo de irritación.

Evitar el uso de ropa muy ajustada para dejar que la piel respire.

Mantenerse limpia y lavar el área vaginal con jabón suave y agua, dos veces al día como máximo.
Cuando la secreción vaginal es más de lo normal se conoce comúnmente como leucorrea.

Los síntomas de la leucorrea

?Descarga constante que es espesa y pegajosa
? Irritación y picazón en los genitales
? Un olor fuerte y desagradable
? En caso de una infección aguda el flujo vaginal puede presentar rastros de sangre o tener un color rosado
? Fatiga constante y malestar con dolor en las pantorrillas
? Fiebre en caso de que la infección sea grave

home-remedies-for-indigestion
La leucorrea se puede tratar y aliviar con procedimientos naturales, siempre y cuando se quieran evitar los efectos secundarios nocivos de algunos medicamentos.

Tratamientos naturales para la leucorrea

Amla: amla o la grosella espinosa india ayuda a curar la leucorrea. Use 3 gramos de polvo de amla y 6 gramos de miel, mézclelos hasta formar una pasta y tómelo dos veces al día durante 30 días.

Además tomar 20 gramos de jugo de amla mezclado con ½ cuchara de miel durante un mes, ofrece resultados muy positivos.

Plátano: debe comer plátano todos los días cuando sufre de leucorrea. Esto puede hacerse de varias maneras, por ejemplo comerse un plátano con leche y miel por la mañana, cocinar un plátano para acompañar las comidas o machacar dos plátanos maduros y mezclarlos con 3 cucharaditas de miel para comer dos o tres veces al día.

Granada: la granada es beneficiosa cuando se consume como fruta o jugo, pero sus hojas también tienen valor medicinal para aliviar la leucorrea.

Tome 30 hojas frescas de granada, lávelas a fondo y muélalas con 10 granos de pimienta negra. Mezcle la pasta con medio vaso de agua y cuélelo. Beba este líquido en la mañana y por la noche por tres semanas.

Jengibre en polvo seco: tome 2 cucharaditas de jengibre en polvo seco y ponga a hervir en 250 ml de agua hasta que el agua se reduzca a la mitad. Beba esta decocción durante tres semanas y podrá aliviar su leucorrea.
Albahaca: mezcle el jugo de las hojas de albahaca y miel en igual proporción y tómelo por la mañana y por la noche durante dos semanas.

Alumbre: el alumbre es un antiséptico natural que se puede tomar por vía oral o se puede utilizar externamente para tratar la leucorrea. Tome ¼ cucharadita de polvo de alumbre con agua dos veces al día para curar el flujo vaginal excesivo.

Además puede disolver el polvo de alumbre en agua y utilizarlo como ducha vaginal. Este es un remedio muy eficaz para curar varios tipos de infecciones relacionadas con los genitales.

Almidón de arroz: el almidón de arroz ayuda a tratar la leucorrea, así como los males estomacales. Hierva el arroz hasta obtener una espacie de almidón líquido, luego beba en pequeñas dosis si sufre de leucorrea.

Alholva: remoje 1 cucharada de semillas de alholva en agua durante la noche y cuele el agua en la mañana. Agrege ½ cucharadita de miel a la misma y beba con el estómago vacío por la mañana. Además puede preparar una decocción de las semillas de alholva para ser utilizada como duchas vaginales.

Guayaba: hierva unas pocas hojas de guayaba en un litro de agua hasta que el agua se reduzca a la mitad. Deje enfriar y cuele. Use el agua para duchas vaginales dos veces al día.

Siempre que se tenga una infección aguda es necesario seguir las orientaciones del médico, ya que puede convertirse en algo crónico si no se toman las medidas apropiadas. La leucorrea también puede estar relacionada con el aumento del nivel de estrés y con un estilo de vida sedentario. La mujer debe seguir un régimen de ejercicio regular y mantenerse ocupada en alguna actividad creativa o constructiva para conservar la forma física y reducir el estrés. También es muy importante consumir una dieta saludable a base de verduras frescas como el pepino, espinaca, tomate, rábano, cebolla, zanahorias, entre otras. Agregue frutas frescas a su dieta diaria, especialmente cítricos, para mantener una buena salud. Tome yogur y evite la leche durante algún tiempo, mientras la leucorrea sea severa. Evite los alimentos fritos y reduzca el consumo de té y café, ya que pueden agravar algunos síntomas como la irritación y el ardor en los genitales.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos