comunidades

3 principales causas de la inflamación vaginal

En este artículo voy a cubrir las tres principales causas de la inflamación vaginal, una condición muy frecuente entre las mujeres. También existe gran cantidad de información falsa sobre el tema en otros blogs y foros, espero que este artículo responda a todas sus preguntas.

La vaginitis es, por definición, inflamación en la vagina. La inflamación de esta área tan sensible puede causar síntomas adicionales, incluyendo picazón, flujo, dolor al orinar, dolor durante el coito, y casos menores de sangrado o manchado.

Aunque una infección por hongos se considera un tipo de vaginitis, existen varios tipos diferentes de inflamación vaginal. Gran cantidad de mujeres se sienten picazón y asumen automáticamente que tienen una infección por hongos, pero este no siempre es el caso. Es importante identificar qué tipo de condición se está sufriendo en realidad, de modo que puedas conseguir el tratamiento correcto de inmediato.

sintomas
Es importante que identificas si tienes una infección por hongos o no, entonces sin duda deberás ir al médico para lograr el diagnóstico correcto. Existen además una serie de condiciones inflamatorias que pueden afectar el área genital de la mujer, y voy a explicar las más probables de ellas.

Existen tres tipos principales de vaginitis:

1. Vaginitis atrófica – Es más probable que sea el resultado, ya sea de haber tenido una histerectomía o en una mujer postmenopáusica. La vaginitis atrófica se estima que afecta al 40% de todas las mujeres. Este tipo de inflamación se produce debido a la falta de estimulación de estrógenos en el tejido vaginal, lo que puede conducir a la formación de adherencias, relaciones sexuales dolorosas y una mayor susceptibilidad a las infecciones (incluyendo una infección por hongos), picazón, ardor, escozor y un flujo vaginal acuoso.

La vaginitis atrófica es una condición que se encuentra más comúnmente en las mujeres mayores, porque se refiere a un adelgazamiento de la piel que recubre la vagina. Es causada por la disminución de las hormonas, como el estrógeno, que son vitales para ayudar a nutrir y engrosar el revestimiento de la piel. Esta condición también puede afectar la vulva, causando la contracción o adelgazamiento de la piel en estas áreas. Los síntomas pueden incluir una vagina y la vulva inflamada, seca, roja y ardiente. La vaginitis atrófica es responsable de que muchas mujeres menopáusicas experimenten síntomas tales como dolor al orinar, comezón y ardor y relaciones sexuales dolorosas.

El tratamiento convencional incluirá generalmente una crema vaginal de estrógeno, que será prescrito y supervisado por un médico.

2. Vaginitis por irritantes – Como indica su nombre, la vaginitis por irritantes es causada por algún irritante. Podrías ser sensible a una sustancia química que estés utilizando o puedes estar teniendo una reacción alérgica a algo con lo que hayas estado en contacto, incluyendo tus tampones, los productos químicos en los productos de higiene femenina perfumados, el tipo de lubricante personal que estás usando, o los productos químicos en el detergente que usas para lavar tu ropa interior.

Este tipo de vaginitis por lo general puede ser resuelto con algunos cambios de estilo de vida. Algunas mujeres encuentran útil lavar su ropa interior por separado de otras prendas de vestir, con un detergente especial con menos productos químicos. Otras usan aceites naturales en lugar de lubricantes químicos. Muchas han cambiado al uso de almohadillas de tela y tampones orgánicos, deberás hablar con tu médico o naturópata acerca de los cambios que podrían ser mejor para tu situación.

3. Vaginitis infecciosa – la vaginitis infecciosa se refiere a cualquier tipo de vaginitis resultado de algún tipo de infección, ya sea fúngica, bacteriana, o de otro modo. Estos incluyen gardeneralla (una infección bacteriana), cualquier tipo de virus, enfermedades de transmisión sexual (como la clamidia, la gonorrea, tricomoniasis) y las infecciones vaginales por hongos.

Los casos de vaginitis infecciosa son a menudo más difíciles de tratar, y la mayoría de las mujeres terminan asumiendo que tienen una infección por hongos, en lugar de ir a un médico para ser revisada. Como he dicho antes, las infecciones por hongos y los casos de vaginitis bacteriana, por ejemplo, tienen síntomas muy similares, en especial cuando se trata de prurito y flujo vaginal. Muchas farmacias venden ahora pruebas para determinar si padeces una infección bacteriana, en cuyo caso tendrás que ver a tu médico para recibir tratamiento.

Por último, pero no menos importante, asegúrate de consultar a tu médico o naturópata si tienes episodios recurrentes de vaginitis, especialmente infecciones vaginales por hongos. Es posible que tengas un problema más complicado, o un sobre crecimiento crónico de hongos Candida dentro de tu cuerpo y puede que debas realizar el tratamiento de una manera completamente diferente.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos