comunidades

Síntomas extradigestivos de las Intolerancias



Existen determinados pacientes que cuando comen ciertos alimentos como hortalizas, verduras, frutas, cereales, semillas, legumbres, frutos secos, polioles o gomas sufren síntomas extradigestivos, además de molestias digestivas.

Entre las molestias digestivas más frecuentes están: hinchazón, distensión o dolor abdominal, eructos, flatulencia, ruidos intestinales, digestiones pesadas, diarrea y/o estreñimiento, náuseas y vómitos, dolor o molestia anal, acidez/reflujo.

Los síntomas extradigestivos de una intolerancia alimentaria pueden ser muy variados:

Fiebre

Cefaleas

Depresión

Insomnio

Sensación de frío

Disminución de la capacidad de concentración y atención

Pérdida de memoria

Cansancio

Llagas en la lengua

Aftas en la mucosa bucal

Queilitis, glositis

Picores de piel sin causa alérgica

Diferentes tipos de lesiones en la piel (eczemas, psoriasis, dermatitis herpetiforme y rosácea)

Sequedad de piel y/o mucosas

Caída de pelo

Debilidad de las uñas

Alteraciones menstruales

Problemas de fertilidad (abortos de repetición)

Dolores articulares

Dolores musculares que pueden confundirse con fibromialgia

Contracturas frecuentes de espalda (cuello, lumbar, ciática) y mandíbula

Problemas urológicos como aumento de la frecuencia miccional y urgencia miccional, con cultivo de orina negativo

Alteraciones de la líbido y de la erección

Pérdida o aumento de peso Todos los pacientes con intolerancias alimentarias tienen un trastorno de la microbiota, es decir, una disbiosis y en muchos casos permeabilidad intestinal, por eso es necesario ir a la causa del problema y no sólo evitar el alimento o nutriente conflictivo.

Una persona puede sufrir una intolerancia o malabsorción de un alimento, nutriente o componente alimentario, porque no posee actividad suficiente de los transportadores para su correcta absorción o de las enzimas u hormonas necesarias para metabolizarlo.

 

Tipos de intolerancias alimentarias | síntomas extradigestivos

Vamos a repasar las causas más comunes de intolerancias alimentarias y los síntomas extradigestivos que suelen ir asociados.

 

Sustancias no digeribles

Las sustancias más problemáticas suelen ser:

Fibras solubles: inulina, FOS, GOS, mucílagos, betaglucanos, pectina, etc.

Almidón resistente.

Polioles: sorbitol, xilitol, manitol, lactitol, etc.

Gomas: guar, xantana, etc. Como no se digieren, la microbiota intestinal los fermenta generando una serie de sustancias beneficiosas como los ácidos grasos de cadena corta, ácido láctico, vitamina K, vitaminas del grupo B, sustancias antibacterianas e incluso un extra de energía.

En las personas que sufren intolerancias este proceso fisiológico se desvía acumulándose gases como hidrógeno, anhídrido carbónico (dióxido de carbono), metano y sulfuro de hidrógeno. Estas personas como tienen una mayor sensibilidad visceral notan cólicos y distensión abdominal.

La biodiversidad de la microbiota es la variabilidad de la cantidad de especies de bacterias intestinales y determina que un paciente responda mejor o peor al tratamiento.

 

Transportadores de membrana y enzimas

Los enterocitos son las células que conforman la capa epitelial de la mucosa del intestino delgado. Las microvellosidades salen del enterocito, y su integridad es importante para la absorción de nutrientes.

Existen 3 transportadores proteicos de membrana:

SLGT1: mete la glucosa y galactosa dentro del enterocito con gasto de energía

GLUT5: mete fructosa y sorbitol por difusión facilitada

GLUT2: lleva glucosa, galactosa y fructosa al torrente sanguíneo El SLGT1 tiene sustituto cuando falla. Como el GLUT2 también absorbe fructosa, cuando un alimento es rico en glucosa se asimila mejor la fructosa que contiene. Este fenómeno se conoce como traslocación del GLUT2.

 

Intolerancias primarias

Estos transportadores de membrana, al ser proteínas, están codificadas por un gen. Centrándonos en el GLUT5, el gen que lo codifica se llama SLC2A5. Cuando este gen se altera, se altera la función de GLUT5, provocando la intolerancia primaria o congénita a la fructosa.

 

Intolerancias secundarias o adquiridas

La intolerancia secundaria a la fructosa deriva de procesos inflamatorios crónicos en el intestino que van a afectar al GLUT5, como por ejemplo un SIBO, una celiaquía o una disbiosis provocada por el tratamiento antibiótico intensivo del Helicobacter pilory.

Cuando el GLUT5 no hace su función, parte de la fructosa y del sorbitol no pueden ser absorbidos en el intestino delgado y pasan al intestino grueso, fermentan y producen gases.

 

Malabsorción de disacáridos

Las enzimas disacaridasas (sacarasa, lactasa, maltasa, isomaltasa, trehalasa) dividen los disacáridos antes de entrar a los enterocitos para ser digeridos.

En los procesos infecciosos pueden ocurrir dos cosas: que se produzcan menos disacaridasas o que no se adhieran bien a las microvellosidades, algo fundamental para su función. Al llegar los disacáridos mal digeridos al intestino grueso también fermentan y producen gases e inflamación.

 

Malabsorción almidones

Los almidones son digeridos por las amilasas presentes en saliva, fluidos intestinales y pancreáticos. Si disminuye la actividad de amilasa y llega mucho almidón, se fermenta a nivel del intestino grueso, provocando gases.

 

Histaminosis

Otra enzima muy interesante es la diaminooxidasa, encargada de degradar la histamina generada en la digestión. Cuando su actividad está disminuida, la histamina, se distribuye por el organismo siendo captada por los receptores tipo I (síntomas alérgicos) y II (síntomas digestivos).

Entre los síntomas de histaminosis alimentaria podemos citar: cefalea, urticaria, sobrepeso, dolores musculares, hipertensión, síntomas gastrointestinales, etc.

 

Incremento de microbiota proteolítica

Cuando la actividad de las proteasas, encargadas de digerir proteínas y péptidos, está disminuida o la dieta de la persona es hiperproteica, la cantidad de proteínas y péptidos que llegan a nivel intestinal provoca un aumento de la microbiota proteolítica que produce sustancias irritativas para la mucosa intestinal y aminas biógenas.

 

Intolerancias relacionadas con hormonas

Para una correcta digestión se precisa que los niveles de ciertas hormonas que regulan las diferentes etapas de la digestión, sean los adecuados. Si estas hormonas se secretan en menor cantidad por disfunción de las células que tienen que producirlas, las diferentes etapas de la digestión posiblemente no se hagan perfectamente.

 

Enfermedad celiaca

La enfermedad celíaca es la intolerancia a un complejo proteico presente en el trigo, la cebada, el centeno, la espelta y otros cereales: el gluten.

La ingesta de gluten en sujetos con esta intolerancia provoca una respuesta del sistema inmunitario que provoca daños en el intestino delgado, concretamente en el revestimiento del intestino, lo que impide o dificulta la absorción de ciertos nutrientes y favorece la aparición de otras intolerancias y de síntomas extraintestinales de la enfermedad celiaca.

 

Intolerancias relacionadas con infecciones

Los agentes más habituales son el Helicobacter pilory y algunos parásitos como la Giardia intestinalis o Blastocystis hominis.

Otros cuadros que pueden derivar en cierto grado de intolerancia alimentaria son la enfermedad de Whipple (enfermedad sistémica rara causada por la bacteria Tropheryma whipplei), infecciones de la pulpa dental, la colitis colinérgica y la gastroenteritis eosinofílica.

El tratamiento antibiótico está muy relacionado con cuadros de disbiosis y de sobrecrecimiento bacteriano o SIBO, por lo que siempre debe preguntarse al paciente.

 

Intolerancias asociadas a procesos inflamatorios intestinales

En la enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn) y en el intestino irritable, es frecuente la presencia de algunas intolerancias.

Después de varios ciclos de radioterapia puede aparecer la enteritis radica crónica, que también favorece ciertas intolerancias.

 

Otras causas de intolerancias

Se han descrito otros posibles desencadenantes de intolerancias alimentarias como alteraciones de la metilación, del sistema inmune, intoxicación por metales pesados o la toma prolongada de algún medicamento como los AINES.

 

Intolerancias mixtas

En muchas ocasiones llegan a nuestra consulta pacientes con un cuadro mixto y diferentes síntomas extradigestivos. Además de intolerancia a la fructosa presentan otras intolerancias, como a la lactosa, sorbitol, malabsorción de carbohidratos, déficit de DAO, malabsorción de proteínas, problemas de desconjugación de los ácidos biliares, produciendo malabsorción de las grasas y déficit de vitaminas y minerales, que a su vez generan otras patologías.

Si no se tratan adecuadamente, con el tiempo podrían derivar en un síndrome grave de malabsorción. Además, si la persona presenta permeabilidad intestinal es  habitual la presencia de endotoxemia (paso de tóxinas o sustancias mal digeridas al torrente sanguíneo) que tras activar en primer lugar el sistema inmune innato, la inmunidad adaptativa o específica, desencadena posteriormente un proceso inflamatorio crónico, que puede derivar en patologías autoinmunes y crónico-degenerativas.

 

Diagnóstico de las intolerancias

Con frecuencia los síntomas extradigestivos pasan desapercibidos, por lo que es conveniente realizar alguna prueba de aliento para orientar el diagnóstico.

Vamos a ver el ejemplo del test de hidrógeno espirado de la fructosa que consiste en la toma de una solución de fructosa. Si el GLUT5 es normal, la glucosa se absorbe con lo que al intestino grueso no llega ninguna fructosa, evitando el proceso de fermentación y la producción de gases. Esta curva es plana y el paciente no sería intolerante a la fructosa.

Cuando el GLUT5 no puede absorber la glucosa, en el intestino grueso se producen gases que pasan a la sangre, de la sangre a los pulmones y a través del aire se detecta en el test. La curva tiene dos partes, una primera plana y una segunda con un pico.

Una tercera curva podría producirse si los gases se producen tanto a nivel del intestino delgado como grueso. Si aparece un pico antes de tiempo, el paciente probablemente tenga un SIBO. De todos modos, hay pacientes que como tienen el GLUT5 activo, presentan un cuarto tipo de curva sin gases en el intestino grueso, tienen un SIBO sin intolerancia a la fructosa. Podría tener un SIBO de sulfuro, de reciente descubrimiento.

Si quieres hacer algún comentario sobre síntomas extradigestivos de las intolerancias, puedes dejar un comentario aquí o a través de nuestras RRSS, FacebookTwitterPinterestInstagram o nuestro Canal de Youtube.

 

 


ebook tu dieta FODMAP


Ebook tu dieta FODMAP

€8,61 Iva Incluído  

 

 

Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En este artículo hablaremos de un tipo de hipotiroidismo muy común, de base autoinmune, conocido como enfermedad de Hashimoto. La incidencia de hipotiroidismo en la población española es del 9,1%, per ...

Recomendamos

Relacionado

consejos de salud enfermedades digestivas indigestión ...

Como solemos decir muchas veces en la consulta, es importante ir a la raíz del problema y no solo tratar los síntomas. Ya sabemos que son los síntomas los que nos causan normalmente las molestias y nos los queremos quitar de encima lo antes posible. Pero ¿de qué nos sirve eliminar hoy un síntoma que mañana, pasado mañana o cada día volverá de nuevo? A parte de que también es importante ser conscie ...

intolerancias alimentarias

Las alergias y las intolerancias alimentarias se confunden, ya que pueden presentar síntomas similares. Sin embargo, en el caso de la intolerancia, la persona corre el riesgo de sufrir una reacción mortal, también conocida como anafilaxia. Es por eso, que detectar una intolerancia alimentaria a tiempo es de vital importancia. Si estás sufriendo síntomas como gases, dolor abdominal, náuseas, diarre ...

intolerancia alimentaria intolerancia lactosa nutrición ...

Muchas veces soportamos algunos trastornos físicos que son muy molestos para nosotros pero que no sabemos por qué se producen. Gases, sobrepeso, estreñimiento, cansancio, hinchazón, todos pueden deberse a nuestra intolerancia ante algunos alimentos. Tener intolerancia alimentaria no significa que seamos alérgicos, simplemente, que nuestro cuerpo no los asimila bien y eso provoca molestias cada vez ...

begonadelaiglesia Begoña de la Iglesia entrevista ...

La Dra. Begoña de la Iglesia, médico de familia, puericultora y homeópata del Centro Médico Ssysna de Talavera de la Reina, nos habla sobre las intolerancias alimentarias. En esta primera parte de la entrevista nos explica en qué consisten. Dra. Begoña de la Iglesia Ver vídeo de la entrevista La intolerancia alimentaria es un efecto adverso producido por nuestro organismo ante un alimento o una ...

Sobrecreimiento bacteriano, entendiéndolo a través de la PNI ¿Se te hincha la barriga habitualmente? Esto puede deberse a un sobrecrecimiento bacteriano. En este vídeo Queralt Aguilá te explicará a que se puede deber y qué hacer para solucionarlo. SIBO = Sobrecrecimiento bacteriano Es un exceso de bacteria en el intestino delgado y se puede dar por desequilibrio de estas bacterias. Síntomas de ...

general intolerancias alergia ...

En la actualidad,  en un determinado porcentaje de la población, hay determinados alimentos o componentes de alimentos, que pueden provocar reacciones adversas, desde pequeñas erupciones hasta reacciones alérgicas graves. Éstas pueden deberse a una alergia alimentaria o a una intolerancia alimentaria. ? La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o a uno de sus com ...

alergias e intolerancias dietoterapia por patologías

Los síntomas de la enfermedad celíaca son cada vez más amplios y sutiles, tardíos, leves o intermitentes, lo que con frecuencia dificulta el diagnóstico. La enfermedad celíaca es la intolerancia a un complejo proteico presente en el trigo, la cebada, el centeno, la espelta y otros cereales: el gluten. El gluten se divide en 2 grupos principales de proteínas: las glutino-formantes que constituyen e ...

Digestivo

El Síndrome de Intestino Irritable y el Síndrome de Intestino Permeable son dos síndromes que por lo general se confunde con facilidad. 4 Parte de la serie del síndrome de intestino permeable En las tres primeras partes de esta serie hemos ido profundizando poco a poco sobre el síndrome de intestino permebale: Qué es, cómo saber si se padece y cómo tratarla: ¿Parte 1: Síndrome de intestino permeab ...

malabsorción enfermedades causas malabsorción ...

La malabsorción es un trastorno de la digestión causado por la dificultad de asimilar, absorber o digerir los nutrientes que contienen los alimentos. Lo que hace que al no tener nutrientes en el cuerpo, éste se encuentre más debilitado y, por lo tanto, sea más tolerante a las enfermedades. Principales causas Hay muchas enfermedades que pueden causar una malabsorción de los nutrientes de los alimen ...

dietoterapia por patologías dieta sibo sobrecrecimiento bacteriano dieta ...

En este artículo vamos a tratar un síndrome de reciente aparición diagnóstica, el Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado (SBID) o Small Intestinal Bacterial Overgrowth (SIBO), antes denominado síndrome del asa ciega o del asa estancada. Este síndrome se produce cuándo proliferan en el intestino delgado, las bacterias que normalmente se encuentran en el intestino grueso. Síntomas del S ...