comunidades

Quesos bajos en lactosa aptos para intolerantes




Embutidos, pan de molde, sopas, salsas,… Los productos con lácteos entre sus ingredientes son omnipresentes, por eso es difícil para las personas intolerantes a la lactosa saber qué pueden comer. Si perteneces a este colectivo debes saber que existen quesos bajos en lactosa de los que sí puedes disfrutar según tu nivel de intolerancia.

 

Qué es la lactosa

La lactosa es un carbohidrato presente de forma natural en los productos lácteos. Está compuesto de glucosa y galactosa y es digerido por una enzima producida en el intestino delgado llamada lactasa.

Cuando esta enzima está ausente o se produce en cantidad insuficiente se origina la intolerancia a la lactosa, que sufre al rededor de un 15% de la población.

 

Síntomas y niveles de intolerancia a la lactosa

Los síntomas de intolerancia a la lactosa suelen aparecer unas horas después de ingerir este carbohidrato. Generalmente son muy incómodos y dolorosos: calambres abdominales, hinchazón, diarrea, gases o incluso dolores de cabeza y náuseas.

Dependiendo del nivel de intolerancia a la lactosa se debe realizar desde una reducción a una eliminación total del consumo de productos lácteos.

Así, mientras una persona intolerante a la lactosa puede ingerir un vaso de leche (el equivalente a 12 gramos de lactosa), otra tendrá que eliminar de su dieta todos los alimentos en los que aparezcan trazas de algún producto lácteo entre sus ingredientes. El nivel de intolerancia también puede empeorar con el paso del tiempo.

 

Niveles de intolerancia a la lactosa


Intolerancia baja: admite hasta 12 gramos de lactosa.

Intolerancia media: puede consumir en torno a 2-7 gramos de lactosa.

Intolerancia alta o severa: por debajo de 2 gramos de lactosa ya aparecen los síntomas asociados a la intolerancia. Algunos productos lácteos del mercado están disponibles en versión sin lactosa (leche sin lactosa, queso sin lactosa o yogur sin lactosa), y pueden ser una buena alternativa para las personas con intolerancia a la lactosa en cualquiera de sus niveles, que deseen seguir consumiendo productos lácteos.

 

Quesos bajos en lactosa

El queso es uno de los alimentos más utilizados y populares en la cocina gracias a su versatilidad, pudiendo formar parte del aperitivo, del plato principal e incluso siendo protagonista en el postre.

Este alimento se puede elaborar a partir de la leche de casi cualquier animal: vaca, oveja, cabra, búfala, camella,… Pero no todos ellos tienen la misma cantidad de lactosa.

A diferencia de la leche fresca, gran parte del azúcar se drena en el suero durante la elaboración del queso. Cuanto más envejece un queso, menos lactosa tiene (ésta se convierte en ácido láctico) y cuanto más maduro es el queso, menos humedad contiene, lo que significa menos azúcar y por tanto menos lactosa.

Por ello, muchos consumidores intolerantes a la lactosa pueden consumir sin problema una gran variedad de quesos curados, son quesos bajos en lactosa y aptos según el nivel de tolerancia:

Queso cantal. Probablemente se trate del queso más antiguo del que se tiene constancia. Se clasifica atendiendo al tiempo que dure su afinado: entre 1 y 2 meses para un cantal joven, de 2 a 6 meses para un cantal entre-deux y, el más apto para intolerantes a la lactosa, el cantal viejo, requiere una espera de más de 6 meses en las bodegas.

Queso cheddar. Es uno de los quesos más populares del mundo. Se consume y produce en muchos países como Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia,… Su sabor puede ser dulce o fuerte y su color cercano al de la mantequilla se vuelve anaranjado con el tiempo, por lo que el color será un buen indicativo de la cantidad de lactosa presente en el producto.

Queso compté. Las vacas de las razas francesas Montbéliarde y Simmental son las únicas autorizadas para la producción de leche en Comté. Cada día el queso se elabora a mano en unas 140 queserías de este pueblo. Las ruedas de queso Comté deben permanecer al menos 4 meses en las bodegas antes de ser ofrecidas al consumidor. Algunos continúan su curación hasta 24 meses, lo que les confiere un casi nulo contenido en lactosa.

Queso gouda. Se trata de un queso holandés elaborado con leche de vaca. Se presenta en forma de pequeña rueda y posee un sabor afrutado. Adquiere un sabor fuerte y ligeramente picante después de largos meses de maduración.

Queso parmesano. Es una variedad de queso italiano con una textura granulada y cuya maduración se produce durante un mínimo de 12 meses. También puedes reconocerlos por su dureza: cuanto más duro es el queso, más añejo.

En la misma línea, mantente alejado de los quesos frescos y suaves como la mozzarella o la ricota. Y presta atención a la etiqueta nutricional: si dice “cero gramos de azúcar” o “cero gramos de carbohidratos”, el queso contiene poca o ninguna cantidad de lactosa.

Si quieres hacer algún comentario sobre quesos bajos en lactosa, puedes dejar un comentario aquí o a través de nuestras RRSS, FacebookTwitterPinterestInstagram o nuestro Canal de Youtube.

 

Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Salud causas intolerancia a la lactosa ...

Libro Estilo de Vida Saludable de la Dra Paloma Pérez del Pozo ¿Qué es la intolerancia a la lactosa? LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA: La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y en otros productos lácteos. La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no contiene suficiente cantidad de lactasa que es el enzima necesario para romper la lactosa, en sus dos componentes ...

Artículos de nutrición intolerancia a la lactosa lactosa

¿Qué es la lactosa? La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche (humana, de vaca, de cabra y de oveja) y en sus derivados. Se puede encontrar en otros productos como aditivo alimentario, por ejemplo: carnes procesadas, patés, margarinas, salsas, embutidos, helados, sopas instantáneas, comidas preparadas… También en medicamentos. ¿En qué consiste la intolerancia a la lactosa? ...

artículos

LOS QUESOS Y LECHES CON MAS LACTOSA La lactosa es el principal azúcar de la leche. Durante el proceso de elaboración de productos lácteos, como el yogur o el queso, se introducen unas bacterias (lactobacilos) que se alimentan de la lactosa. Por eso, cuanto más viejo sea un queso y mayor su fermentación, menos lactosa tendrá, ya que se la habrán comido... ¡las bacterias! Cómo evitar la lactosa en ...

Nutrición

A ti, como a todos, nos gusta el helado, pero cada vez que te comes uno, tu estomago se pone… ya sabes como. El problema puede residir en la dificultad que tiene tu cuerpo para procesar la lactosa. Un diagnóstico de intolerancia a la lactosa puede resultar desconcertante. Pero no quiere decir que debes despedirte de todos los productos lácteos. Parte de lidiar con esta enfermedad es saber ...

Nutrición intolerancia a la lactosa lactasa ...

Según estudios realizados a nivel mundial, aproximadamente el 70% de los adultos posee bajos niveles de la enzima lactasa. Ello puede variar de forma amplia entre distintas regiones y países, sin embargo, los síntomas acompañantes son siempre similares. Los mismos deben conocerse a fin de manejar esta incómoda situación, que acarrea problemas gastrointestinales y extraintestinales. De este tema ta ...

nutrición

Hace cinco años que desarrollé intolerancia a la lactosa. Tenía 27 años por entonces y llevaba toda mi vida bebiendo leche. Vamos, que yo era de los de un Cola Cao cada noche. Nunca me había sentado mal hasta ese momento. Pero padecí un problema gastrointestinal (un parásito feo como él sólo que me destrozó la flora intestinal, el muy desgraciao), y a partir de ahí, mi organismo dejó de producir l ...

Alimentación intolerancia a la lactosa lactosa

La intolerancia a la lactosa es una de las enfermedades más habituales, y aunque no es una enfermada grave, sus síntomas sí son molestos. Afortunadamente, las personas que la padecen cada vez pueden realizar una vida más normal y en el mercado hay más productos, como Kaiku sin lactosa, para que no tengan que renunciar a los lácteos. Pero empecemos por el principio. ¿Qué es la lactosa? ¿Qué es la ...

leche intolerancia a la lactosa alergia a la leche ...

La intolerancia a la lactosa es una enfermedad que se caracteriza por incapacitar a la persona para digerir el azúcar natural de la leche, conocido como lactosa, ya que el intestino no produce la lactasa, una enzima necesaria para ese proceso. Su principal tratamiento consiste en eliminar los productos lácteos de la dieta para evitar las molestas consecuencias de esta patología tan común e infradi ...

general alimentación alimentación ...

¡Hola a todos! Si recordáis, hace un tiempo publiqué una entrada explicando las diferencias entre la intolerancia y la alergia. Podéis verlo aquí si queréis. En esa entrada os prometí que hablaría en un futuro de algunas de las intolerancias más comunes. Lo prometido es deuda y aquí os traigo la primera de ellas: la intolerancia a la lactosa. Seguro que todos habéis oído hablar de este tema tan de ...

dieta dieta de reintroducción intolerancia ...

¡Buenas tardes Pretty Pasteleros! ¿Cómo estáis? Hoy os traigo una entrada muy diferente. Lamentablemente no voy a colgar ninguna receta Pretty Pastelera (Ooooooh...) pero os voy a hablar sobre un tema que creo que os interesará mucho. Como sabréis, la mayoría de las recetas que podéis encontrar en Pretty Pastelitos son sin lactosa. El motivo es sencillo, en agosto de 2015 me diagnosticaron intole ...