La Sana Motivación Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

La empatía, un hábito con poder

Hoy un post invitado sobre un super poder esencial para triunfar: la empatía. Te dejo con Tania Sanz y...La empatía un hábito con poder

Empatía


Cuando tus acciones y decisiones se basan en este principio, alcanzar tus metas y permanecer motivado es más fácil de lo que te imaginas. Si quieres saber más, no te pierdas esto. 

"Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista."

-Henry Ford 

Fue uno de esos resfriados que se convirtió en una pesadilla, tenía el cuerpo cortado, sentía dolores en los brazos y las piernas. Mi cabeza a punto de estallar, y la nariz como un grifo de agua abierta. La fiebre era evidente, y me sentía tan cansada, que apenas podía levantarme de cama, así que decidí no salir de casa. 

Después de leer esta pequeña anécdota, ¿Cómo te sientes?, ¿Pudiste recordar cuando te sentiste así alguna vez?, ¿Volviste a experimentar esos escalofríos típicos del resfriado? , si contestaste que sí a cualquiera de las preguntas anteriores, tienes empatía. 

La empatía se define como: Sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra (1)

Lo anterior quiere decir que es la habilidad de percibir lo que otro individuo siente. Ponerse en los zapatos de la otra persona y ver con sus ojos. Es algo que hacemos muchas veces como un acto instintivo más que deliberado.

Hay que saber que la Empatía, no es Simpatía. ¿Qué quiero decir con esto?, la empatía no es la habilidad de sentir lastima por alguien. La empatía involucra la imaginación para lograr cambiar de perspectiva.

Si con la anécdota del resfriado, no lograste sentir empatía, déjame darte otro mejor ejemplo: ¿Alguna vez has visto bostezar a alguien e inmediatamente después bostezar? 

El contagio de bostezos, según investigaciones recientes, es un acto empático muy primitivo, almacenado en nuestros cerebros como un acto reflejo automático (2

La empatía es una herramienta que pocas veces utilizamos, pero que funciona en mejora de muchas más áreas de las que piensas. 

Por ejemplo: un líder requiere de empatía para tomar mejores decisiones, un vendedor requiere empatía para llegar al cliente y vender de una mejor manera, una maestra requiere empatía para enseñar, un padre de familia también requiere empatía para educar mejor a sus hijos, un arquitecto o un diseñador requieren de empatía para lograr crear utilidad, que me dices de un cocinero, que busca sazonar la comida para que el comensal la disfrute más. 

Una de las profesiones que más empatía requiere son los médicos, las enfermeras y en general cualquier área de la salud. De hecho la empatía puede salvar vidas, mejorando las decisiones que se toman y los tratamientos de los pacientes. Por eso actualmente las escuelas de medicina de todo el mundo, la han incluido dentro de sus asignaturas prácticas (3,4)

Tú también requieres empatía para mejorar tus relaciones personales, para mejorar tus actividades diarias, y aunque no lo creas, también la necesitas para permanecer motivado, y alcanzar tus metas. Encontré este video que me gustó para ejemplificar algunas situaciones en donde la usamos.


Está claro que la empatía es una habilidad, pero ¿adivina qué?, también se trata de un hábito. 

Desde niños, todos los humanos tienen empatía de forma natural, aunque, se ha visto que nosotras las mujeres tienen más empatía que los hombres (5). Pero solo usando la empatía habitualmente, puedes obtener de todos los beneficios. 

Entonces, la empatía es un hábito que se puede desarrollar, y aquí te digo que hacer para lograrlo:
1. Escribe una historia 

Ponte en el lugar de cualquier persona (que no seas tú) y descríbela. Trata de imaginarte ¿Qué hace? ¿Qué siente? Y escribe una historia.

Si de plano no sabes ni por dónde empezar la historia, trata de llenar los espacios en blanco, con un dialogo congruente con lo que vez en este comic: 


2.  Juega a ser mimo 

Uno de los juegos en donde se desarrolla la creatividad, y la empatía es en este. Se necesitan por lo menos 4 personas para jugar, así que es ideal para hacerlo con los amigos o con la familia. 

Instrucciones del juego: Divídanse en dos equipos, escribe en varios papelitos personajes diferentes. Decide cuál equipo va a empezar, y si tu equipo comienza, escoge a una persona para que actúe primero. Esa persona saca un papelito y sin mostrárselo a tus compañeros debe intentar representar la frase o la palabra usando movimientos y expresiones de la cara y del cuerpo. ¡Sin hablar! Tu equipo tiene 90 segundos para adivinar lo que quiere decir.

3. Apúntate a clases de actuación 

Actuar es totalmente vivir en los zapatos del personaje. Busca en tu ciudad algún taller de actuación, además de divertido puedes conocer a mucha gente.

4. Ejercicios de empatía en el trabajo o en la escuela

Este ejercicio es muy fácil, y además ayuda a mejorar la convivencia en el trabajo. Cada quién deberá de anotar su nombre en una hoja y pegarla en una pared, en la cual deberán estar pegadas todas las hojas de los demás compañeros del trabajo. Cada uno tendrá que ir escribiendo como es un día en la vida de esa persona (tratando siempre de ser respetuoso). 

5. Ayuda a otros haciendo voluntariado

Sin duda una de las experiencias más gratificantes es hacer voluntariado. Nada ayuda más a ser empático que ayudando a los demás. Como siempre es necesaria más ayuda, existen varias asociaciones para hacer voluntariado. 

Para los que vivan en Barcelona pueden checar esta asociación (yo ya participe, y aprendí muchísimo). Para los más aventureros existen programas de voluntariado internacional. Si eres una amante de los animales, puedes hacerlo ayudando en las perreras municipales

Date el tiempo de vivir esta experiencia en donde dar es sinónimo de recibir.

6. Cotidianamente habla menos y escucha más

Cuando tengas la oportunidad de mantener una conversación con alguien, trata de escuchar más de lo que hablas y además trata de descifrar que dice el rostro de esa persona con la que hablas, su postura y la tonalidad de la voz. Todo eso te permitirá cambiar tu perspectiva y ser más empático con esa persona. 
7. Ayuda todas las veces que puedas

En la imagen del principio (me espero a que la veas con detenimiento). Fíjate que una chica está ayudando a la otra a levantarse, pero lo extraordinario de la foto es que son del equipo contrario. Captura esa imagen en tu mente y trata de ayudar siempre que tengas oportunidad.

Así que ya lo sabes, la empatía puede ser el hábito que te faltaba aplicar en tu vida para lograr tus metas y convertirte en la persona que quieres ser. 

Y tú ¿En qué área de tu vida aplicas la empatía?, comparte tu respuesta en los comentarios de aquí abajo. 



Espero que te haya gustado el post de Tania y que visites su blog porque tiene mucho que ofrecer. Yo solo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo en que la empatía es fundamental para alcanzar nuestras metas en la vida. Por eso, cada día intento aplicarla en mi trabajo y que mis alumnos aprendan a hacerla formar parte de sus vidas.
Nos vemos también en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest e Instagram

Créditos fotográficos
Jon Marshall
Fuente: este post proviene de La Sana Motivación, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos