Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Cómo es el sangrado de implantación y en qué debo fijarme?

La implantación es un proceso cuyo término sigue siendo muy confuso en la mente de aquéllas parejas que buscan formar una familia. En concreto, la implantación es la siguiente etapa de la fertilización, que consta de siete días, y durante los cuales, el embrión formado por el encuentro de un espermatozoide y un óvulo, migra y trata de localizarse en el revestimiento del útero. Este proceso genera el sangrado de implantación. Aquí te diremos cómo se ve el sangrado de implantación.

Sangrado después de la fertilización

Después de la fertilización, el sangrado que observas puede significar dos cosas. La primera, que la implantación se ha realizado correctamente, y por lo tanto, la instalación del huevo en la pared del útero ocasiona un sangrado de color rosado o marrón claro.

En segundo lugar, que el embrión no se desarrolló correctamente. De hecho, durante las horas después de la fecundación, la célula formada por el esperma y los huevos se divide para dar lugar a otras células; cuando la división celular se detiene, puede haber anidación, lo que quiere decir que no hay embarazo a pesar de que hubo fertilización, pero este sangrado puede tener otras características distintas al sangrado de implantación.

¿Cómo se presenta el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación, cuando se presenta, es realmente muy discreto, a veces unas manchas o un simple rasgo, este flujo vaginal, suele ser de color rosado o tono marrón muy ligero, su durabilidad puede permanecer unas pocas horas o hasta dos días de forma intermitente. Bajo ningún concepto, un sangrado rojo, abundante y espeso y menos aún, con coágulos, está relacionado con el sangrado de implantación. En este caso, puede haber indicios de un aborto involuntario o un embarazo ectópico, si ya estás segura que hubo una fertilización previa.

También es posible que la sangre que viste no esté relacionada con el embarazo. El cuello del útero puede inflamarse y sangrar con facilidad, sobre todo después de una prueba de Papanicolaou, un examen pélvico interno o después del sexo. También es posible que se trate de una infección.

De igual forma, independientemente de cómo se ve el sangrado de implantación, es necesario que realices la consulta lo antes posible a tu médico, quien te diagnosticará adecuadamente.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos