Salud

Salud y Bienestar Blog Idea guardada 32 veces
La valoración media de 108 personas es: Excelente

Aceites faciales, cuidado de choque para la piel



En condiciones extremas, como el frío, el calor o el estrés, los aceites naturales pueden ser una alternativa a las cremas nutritivas, ya que tratan la piel de la cara más rápido. Los dermatólogos explican por qué.

Perfectos para nutrir nuestra piel

Entendemos por aceites específicos para la cara aquellos que son aceites naturales y no los minerales como la parafina líquida. Eso es muy importante porque los únicos que nos aportan beneficios son los naturales.

Se usan desde hace siglos y la verdad es que aunque salgan miles de cremas al mercado se podría decir que son de lo más completo que hay. Por eso hoy en día se vuelven a usar cada vez con más fuerza. Especialmente en estaciones duras como el frío o el calor extremo, ya que los aceites compensan las agresiones atmosféricas mucho más que una crema nutritiva. Los beneficios de los aceites son enormes, y no solo para la piel seca o seca normal, sino también para la piel grasa, que puede beneficiarse de un efecto regulador del sebo.

Los aceites más adecuados para la piel son:

   Argán,

    Jojoba,

    Albaricoque,

    Aguacate,

    Macadamia,

    Nuez kukui,

    Borraja,

    Rosa mosqueta,

    Camelia y

    Caléndula.

Todos tienen propiedades eudemémicas, es decir, que tienen características similares a la piel.

¿Por qué los aceites son tan buenos para tu piel?

Eso se debe a que son ricos en ácidos grasos esenciales, los aceites son fundamentales para nutrir la piel, así como para mantener niveles óptimos de hidratación.

No olvidemos que la hidratación no es un proceso fisiológico de la piel, sino que debe venir del exterior.

Los aceites también protegen el manto ácido de la piel, reconstruyendo la barrera lipídica que se ve afectada por los agentes atmosféricos: bajas/altas temperaturas, smog, clima seco o demasiado húmedo, e incluso el estrés.

En la práctica, los aceites actúan como un soporte para otros ingredientes activos de los otros cosméticos de la rutina de belleza, haciéndolos penetrar en los niveles inferiores de la epidermis. Además, dado que crean una barrera lipídica en la piel, pueden acelerar el proceso de cicatrización de la piel, en caso de cicatrices o grietas.

¿Cuándo usar aceite facial?

En algunos casos, el aceite puede ser mejor que una crema espesa, especialmente en casos de piel muy agredida. Para entender esto, es bueno explicar la diferencia entre los dos tipos de cosméticos: los humectantes son mezclas de aceite y agua; por otro lado, los aceites, como se puede ver con la misma palabra, son aceites puros.

Además, y tal como nos recuerdan los dermatólogos de forma insistente, el manto ácido de nuestra piel contiene sebo, ceramidas, triglicéridos, ácidos grasos esenciales y agua. Es una película hidrolipídica que cubre la superficie de la piel. En este sentido, los humectantes “simulan” la estructura de la piel, para hidratarla desde le exterior.

Entonces, ¿por qué elegir un aceite en lugar de una crema? Porque, en condiciones extremas, el aceite humecta, alivia y rejuvenece la piel más rápido y sin irritar la piel.

Aceite facial, ¿incluso para pieles grasas?

Para realizar bien su tarea como aliado de la piel, el aceite siempre debe aplicarse en la cara recién lavada y cuando esté bien seca.

Es normal temer que en el caso de la piel mixta o grasa, el aceite pueda llenarnos la cara de grasa y granitos. De hecho, muchas veces la causa de la piel grasa reside en un desequilibrio debido a la falta de aceites naturales y ácidos grasos esenciales: para compensar esta deficiencia, la piel tenderá a producir más sebo, y así lo explican los dermatólogos.

La mejor manera de volver a equilibrar la piel grasa es utilizar tratamientos ligeros que contengan aceites vegetales y / o biológicos puros. De esta forma, las glándulas sebáceas de la epidermis pueden ralentizar la producción de sebo, porque la piel se compensa con el aceite natural que necesita para mantenerse saludable.

Aceites más indicados para la cara

Los mejores aceites para la cara son los de semillas de plantas específicas, ya que penetran rápida y profundamente en la piel sin dejar rastros de grasa.

Los más efectivos son el aceite de argán (con acción elastizante, adecuado para pieles normales, secas y maduras).

El aceite de de jojoba (con acción tanto nutritiva como purificante, por lo tanto indicada también para pieles mixtas).

Los aceites de albaricoque, aguacate, macadamia, germen de trigo, nuez kukui, borraja, rosa mosqueta, camelia (estos últimos son adecuados para la piel seca) y caléndula (más específica para la piel que tiende a enrojecimiento), también son muy hidratantes y nutritivos.

Sin embargo, no todos los aceites se producen de la misma manera. En este caso el precio sí suele ser algo que va con la calidad… Los aceites, cuanto más caros son, menos refinados estarán, es decir, se han sometido a menos procesos de elaboración y, por lo tanto, son más puros.

Los aceites menos costosos pueden tener aditivos o ser el resultado de varios refinamientos, como el blanqueamiento. Por lo tanto, los aceites “menos trabajados” son equivalentes a productos de mejor calidad, que a menudo tienen un precio más alto.

Fuente: este post proviene de Salud y Bienestar Blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos