Salud

Blog de frida Idea guardada 1.305 veces
La valoración media de 3450 personas es: Excelente

Cuándo tomar paracetamol, ácido acetilsalicílico o ibuprofeno

En la mayor parte de los casos en los que sufrimos un dolor leve o común, la mayor parte de nosotros tendemos a automedicarnos con el fin de que un fármaco nos quite esa molestia que estamos padeciendo. Entendemos por un dolor común, un dolor simple y sin complicaciones.

Cuando acudimos a nuestro botiquín en busca de unos polvos mágicos que nos saquen al momento esos dolores, en la mayoría de los casos no nos decidimos entre si tomar un ibuprofeno, un paracetamol o una pastilla de ácido acetilsalicílico (como principios activos). A veces tomamos la decisión por azar, sin conocer los beneficios o perjuicios concretos que tiene cada medicamento para nuestro organismo. Otras veces, usamos un medicamento concreto que se ha vuelto “nuestro favorito” tras que nuestro médico nos lo recetara cuando tuvimos una gripe.

El paracetamol, el ácido acetilsalicílico (aspirina) y el ibuprofeno como hemos dicho, son medicamentos que las farmacias administran sin receta médica y por ello son los medicamentos a los que más fácil acceso tenemos. A pesar de que los 3 tienen la función analgésica en común (aliviar el dolor), esto no los hace ser lo mismo ni usarse en los mismos casos. Dependiendo cual sea el dolor, tenemos unos efectos u otros, una actuación más rápida o más lenta sobre la zona dañada y por su puesto la recomendación de uno sobre otro en cada caso concreto.

Imagen 0


Seguidamente analizaremos detalladamente el uso de cada principio activo con el fin de que sepamos valorar las ventajas y desventajas de cada sustancia en nuestra próxima toma.

- El paracetamol: además de ser un analgésico (alivia el dolor), es un antipirético (baja la fiebre). No se le conocen propiedades antiinflamatorias. Las dosis en las que se recomienda este medicamento deben ser inferiores a 1 gramo ya que podría darse el caso de que pudiera dañar el estómago (incluso con su uso prolongado). Uno de los efectos negativos y peligrosos del paracetamol es que este hace trabajar mucho al hígado y que en dosis muy elevadas o en combinación con alcohol (u otras drogas) también podría dañarlo. La intoxicación por paracetamol es una de las más mortales y accesibles que existen, incluso sin síntomas aparentes. Este tipo de intoxicaciones son irreversibles ya que son hepáticas, se producen en el hígado, no en el estómago, y a no ser que podamos encontrar un hígado compatible a tiempo para realizar un trasplante, estaríamos condenamos a muerte. Por ello no es recomendable el uso de paracetamol si tiene problemas de estómago o hígado.

Es interesante que sepamos que el paracetamol actúa sobre el cerebro, haciendo que este deje de recibir la señal de dolor de la zona dañada, por eso no se considera antiinflamatorio, porque no actúa sobre la zona afectada.

El paracetamol está indicado para tratar dolores de cabeza, bajar la fiebre, dolor de muelas, tratar la gripe, el malestar general o la gota. No funciona bien en los dolores musculares, ni de artritis, ya que como decíamos, no reduce la inflamación.

- Ácido acetilsalicílico (aspirina): es un fármaco perteneciente a la familia de los antiinflamatorios. Su origen proviene de la corteza del sauce aunque actualmente se obtiene de forma sintética. Como hemos dicho, este fármaco tiene propiedades antiinflamatorias y además es analgésico (calma el dolor), antipirético (baja la fiebre) y descoagulante sanguíneo (inhibe la acumulación de plaquetas en los vasos sanguíneos).

El ácido acetilsalicílico está indicado para el tratamiento de dolores de cabeza, musculares, aquellos producidos por la artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes. Además esta sustancia podría ser útil para bajar la fiebre y la inflamación. No es un fármaco recomendado para personas que sufran problemas de estomago, enfermedades con sangrado excesivo (como hemofilia) o personas con gota. Este medicamento también puede provocar complicaciones si es administrado en personas que padecen gripe.

- El ibuprofeno: también pertenece a la familia de los antiinflamatorios, como el ácido acetilsalicílico, pero es más potente que este. Con la Aspirina también comparte la función de analgésico pero, en cambio, no es un antipirético efectivo. A diferencia del ácido acetilsalicílico no irrita tanto el estomago ni es anticoagulante. Su absorción con agua en el estómago es mucho más rápida que la de la aspirina, por ello su actuación sobre la zona dañada es más rápida. Pero, también es más rápida la absorción del medicamento en caso de sobredosis y en este caso podría dañarlo, al igual que si es tomado en ayunas. Es recomendable tomarlo acompañado de alimentos ya que a pesar de que su absorción se realizaría un poquito más lenta, estos actuarían de protector de estómago evitando daños en este.

Se recomienda el uso de ibuprofeno en casos de dolores musculares, dolores producidos por enfermedades autoinmunes (como artritis o lupus), el dolor menstrual, dolor de cabeza no migrañoso y el dolor de garganta.

Imagen 1


Debemos tener en cuenta que mezclar estos medicamentos de forma desequilibrada no suma el efecto analgésico de los mismos, ni ningún otro. Además mientras estemos medicados debemos tener especial cuidado con no tomar alcohol o cualquier otra sustancia que pudiera dañar nuestros órganos. Lo ideal es acudir a profesionales de la medicina y farmacia y que ellos nos recomienden el medicamento y la dosis adecuada para nuestro dolor, procurando siempre tomar la dosis mínima que nos indica el prospecto.

¿Utilizabas estos medicamentos de forma correcta?

Fuentes: Bekiasalud Cienciaconpaciencia
Imagenes: Pixabay Pixabay
 
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

salud casos ibuprofeno ...

Los casos para tomar paracetamol y casos para tomar ibuprofeno

Los casos para tomar paracetamol y casos para tomar ibuprofeno. La mayoría de la gente cuando tenemos un dolor lo primero que hacemos es tomar una pastilla. Las pastillas que solemos tomar son paracetamol o ibuprofeno. ¿Pero realmente cuándo se recomienda ibuprofeno y cuándo paracetamol? ¿Si te duele la cabeza o la garganta que haces? ¿Qué es mejor para un resfriado, para la resaca o para el dolor ...

SALUD | BIENESTAR

Ibuprofeno o paracetamol, ¿qué me tomo?

Tanto ibuprofeno como paracetamol comparten algo en común: ambos son los dos analgésicos más populares del mundo. Los analgésicos son medicamentos que reducen o alivian ciertos dolores como pueden ser el de cabeza, dolores menstruales, dolores musculares… entre otros.Aunque hablemos de ibuprofeno o paracetamol y ambos sean analgésicos, no debemos pensar que son el mismo medicamento y que tie ...

general dietas salud ...

IBUPROFENO NO, ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS “SI”

Sufres de dolor de cabeza  de manera recurrente? los dolores menstruales te aquejan?, sufres de artrosis; dolores musculares y aquí podrían añadir un largo etcétera…..seguro que muchos de vosotros a alguna de estos dolores diría que “si”, ahora si pregunto ¿Qué medicamento sueles tomar para estos dolores? Aja BINGO! El ibuprofeno. Si se usan de manera correcta no hay peligro, per ...

ibuprofeno dexibuprofeno antiinflamatorios ...

El ibuprofeno en altas dosis podría aumentar el riesgo cardiovascular según Sanidad

Es muy probable que en tu botiquín haya una caja de ibuprofeno empezada porque en alguna ocasión alguien en casa lo haya tomado, ¿verdad? Y no es de extrañar, porque este antiinflamatorio no esteroideo autorizado para el tratamiento de procesos dolorosos de intensidad leve y moderada, también para tratar la fiebre e incluso para aliviar los síntomas de procesos reumáticos e inflamatorios y, por ta ...

salud aine

¿QUÉ SON LOS ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS?

¿QUÉ SON LOS ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS (AINEs)?Dentro de la clasificación habitual de los analgésicos, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) son un grupo demedicamentos ampliamente usados para tratar el dolor, la inflamación y la fiebre. En este grupo se incluyen medicamentos tan conocidos y usados como el ácido acetil-salicílico (AAS) (Aspirina®), ibuprofeno, indometacina, ...

Consejos Crecimiento Muscular Entrenamiento ...

Dichoso ácido láctico

Nos encontramos en medio de una rutina intensa de ejercicios, levantando pesas o trotando varios kilómetros, pero llega ese momento fatídico, en el que no podemos seguir, nuestro cuerpo nos dice basta y terminamos la sesión.En ese instante, seguramente comenzamos a buscar culpables a nuestra fatiga y en realidad lo hay, se trata del ácido láctico, por lo que es clave que aprendamos a regular su pr ...

enfermedades hiperuricemia riñones ...

Ácido úrico en la sangre

El ácido úrico, químico que aparece cuando el cuerpo descompone sustancias llamadas purinas, estas se encuentran en algunos alimentos y bebidas, entre ellos: la cerveza, el hígado, las anchoas, las judías y arvejas secas.Este químico se disuelve en la sangre y viaja a los riñones, saliendo a través de la orina. Pero, la persona se enferma si el cuerpo produce demasiado ácido úrico o no lo elimina ...

enfermedades digestivas dietas y nutrición enfermedad intestinal inflamatoria ...

Tratamientos para la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn afecta al tubo digestivo, donde produce una inflamación, normalmente en el final del intestino delgado y el principio del intestino grueso, aunque se puede dar en cualquier lugar del tubo digestivo. Es una enfermedad que puede provocar diarreas constantes y que se puede presentar a cualquier edad pero tiende a desarrollarse más entre los 15 y 35 años. No se conocen cuáles ...

SALUD

La resaca que llevó a descubrir el ibuprofeno, uno de los analgésicos más populares del mundo

El doctor Stewart Adams se dio cuenta que había descubierto un analgésico muy potente cuando, horas antes de dar un discurso importante, le curó la resaca que tenía.“Era el primero en hablar y me dolía la cabeza después de haber salido la noche anterior con mis amigos“, rememora Adams.“Así que me preparé una dosis de 600mg sólo para estar seguro y descubrí que era muy efectiva ...