comunidades

Un gimnasio low-cost en casa

Esta semana ya ha arrancado el mes de Septiembre, y con él, la vuelta a la normalidad para casi todo el mundo. Así que, nos esperan largos meses de madrugones, atascos, problemas en el trabajo y/o con las clases...Lo bueno es que nos queda mucho tiempo para pensar y planificar el próximo verano.



Muchos tenemos como asignatura pendiente cuidar nuestro cuerpo más por cuestiones de salud y, no lo neguemos, por estética pura y dura. Las fotos de este verano en la playa nos parecían muy simpáticas en el momento pero ya empezamos a ver algún michelín que sobra, un cuerpo fofo...Lo bueno es que tenemos tiempo para corregir este problema.

Si lo tuyo no es acudir a un gimnasio, por al razón que sea, no te preocupes, porque en este artículo te propongo alguna solución para que puedas entrenar en casa con una inversión muy ajustada.

Algo muy típico de gente que quiere ponerse en forma en casa es comprar una bici estática o una cinta de correr. Esto, que en principio puede parecer muy buena idea, acaba por no serlo por dos motivos: uno, nos gastamos más dinero del necesario y, dos, no las usamos. Te puedes mentir y decir que tú sí, que tú les sacas partido pero sabes que por usar estos aparatos 2 veces al año, cuando te entran remordimientos, no es sacarles partido.

Así que olvídate de esto. En cambio sí te propongo que te compres ropa deportiva y unas zapatillas de running. Sé que esto va de entrenar en casa pero salir y correr un poquito o dar una buena caminata varias veces a la semana, te puedo asegurar que no te va a hacer daño. Todo lo contrario, consumirás un alto número de calorías tonificando tu cuerpo y, seguro, que el aire fresco te despeja la mente.

Digo esto porque se puede hacer mucho ejercicio en casa pero practicar deporte al aire libre es un gran placer. Si no me crees, pruébalo. Carga tu reproductor con tu música favorita, ponte tus zapatillas y sal a caminar o correr un buen rato. Verás como entiendes lo que te digo.

Y, este ejercicio lo puedes combinar con un entrenamiento en suspensión con TRX. En Estanislao Berruezo Blog se explica en qué consiste este sistema pero a grandes rasgos debes saber que se trata de un simple aparato compuesto por un par de cintas y un punto de anclaje. Este anclaje se puede hacer a una puerta, pared o techo y gracias a sus cintas podemos hacer una gran variedad de ejercicios teniendo las piernas o los brazos en suspensión (según como las agarremos). De este modo, podemos realizar ejercicios para todos los grupos de músculos del cuerpo: brazos, piernas, core...utilizando nuestro propio peso corporal y reduciendo el riesgo de lesión.

Podemos jugar con la intensidad y dureza de cada ejercicio modificando nuestra posición para modificar el porcentaje de nuestro cuerpo en suspensión. Realmente es un sistema muy sencillo y eficaz si se realizan bien los ejercicios contando con otras dos ventajas añadidas: se trata de un mecanismo muy ligero y portable además de económico. Los sistemas TRX más "pro" pueden costar unos 200 euros pero los de marca blanca que se pueden encontrar en tiendas deportivas especializadas se pueden encontrar por menos de la mitad de ese precio (los he llegado a ver por 50 euros). En Internet es muy fácil encontrar vídeos donde se muestran ejercicios para realizar con este este sistema.

Si vives en una casa con escaleras o en un piso, puedes sustituir los "paseitos" al aire libre por subir y bajar las escaleras a buen ritmo durante unos minutos. Gastarás muchas calorías y tonificarás piernas y glúteos a coste 0. Otro opción muy recomendable y que te puede suponer una inversión de menos de 10 euros es una comba para saltar. Saltar a la comba supone un gran ejercicio que te ayuda a mejorar tu estado físico general y que te cansará igual o más que subir escaleras o trotar unos kilómetros.

Y no necesitas más para entrenar en casa. Si complementas sesiones de 25-30 de ejercicios en suspensión con salidas regulares a caminar (a paso ligero) o a correr (o similares, patinar, montar en bici o nadar) verás como en poco tiempo notas mejoras en tu cuerpo.¡Ah! Pero no te olvidas de cuidar tu alimentación...

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos