comunidades

Períodos menstruales ligeros: conoce todas las causas posibles

La menstruación promedio tiene una duración de 3 a 7 días, y se expulsan alrededor de 50 a 150 ml de sangre, lo cual es realmente menos de lo que imaginamos. Un período menstrual ligero puede durar  alrededor de 2 días y sólo se libera de 30 a 50 ml de sangre. En lugar de un flujo normal rojo, acuoso y con posibles coágulos, esta menstruación escasa puede aparecer como rayas marrones de sangre seca o rosa, con una consistencia algo espesa.

Conozcamos cuáles son las causas de este sangrado menstrual tan ligero:

Llegada de la primera menstruación
Incluso si una niña ha tenido su primera menstruación, es posible que experimente sangrado menstrual irregular o escaso a medida que su ciclo se establece.

La pre-menstruación
Las niñas que no han comenzado a menstruar pueden notar una especie de período en forma de mancha oscura en su ropa interior, antes de experimentar una verdadera menstruación. Esto se debe a la expulsión de las células viejas del útero.

El embarazo
Junto con las náuseas, los vómitos, cambios en los senos, la fatiga y la necesidad frecuente de orinar, otro signo de embarazo puede ser un período anormal. Algunas mujeres siguen teniendo períodos ligeros al principio de su embarazo.

La lactancia después del embarazo
Mientras la mujer está amamantando día y noche no puede experimentar su menstruación regular. Esto se debe a la hormona prolactina, que estimula la producción de leche pero interrumpe la producción normal de estrógenos. Cualquier cambio en la frecuencia de la lactancia materna puede provocar períodos ligeros o manchado menstrual.

Los anticonceptivos hormonales
mujer dolor premenstrual
Estos anticonceptivos funcionan al influir en tus niveles hormonales. Las mujeres que comienzan a usar estos métodos pueden experimentar períodos escasos o ausentes. Básicamente cualquier cosa que intervenga con el estrógeno y otras hormonas responsables de regular el ciclo, puede causar alteraciones menstruales. Los anticonceptivos hormonales evitan que los ovarios liberen óvulos, si no hay óvulo no hay manera de quedar embarazada. Este efecto se logra mediante un mecanismo hormonal y obviamente el organismo necesita tiempo para adaptarse a las nuevas circunstancias. Es en este punto donde pueden producirse períodos anormales, muy ligeros o ausentes.

El estrés
El estrés puede disminuir tu flujo menstrual, ya que influye sobre el hipotálamo y este es quien controla la glándula pituitaria. A su vez esta glándula es responsable de controlar todas las otras glándulas, incluyendo las que están en los ovarios produciendo estrógenos. Cualquier alteración en uno de esos niveles, puede generar cambios en el patrón menstrual.

Estar bajo un régimen de dieta estricto
Cuando haces una dieta muy rígida, tu cuerpo puede carecer de los nutrientes necesarios para producir nuevos glóbulos rojos. Esta deficiencia hace que el organismo libere menos sangre durante el período, en un intento de mantener estable la cantidad de glóbulos rojos. Este también es el caso de las mujeres que sufren trastornos de la alimentación como la anorexia nerviosa, así como de las que tienen desnutrición o anemia.

El exceso de ejercicio
Aunque el ejercicio es beneficioso para reducir o eliminar los calambres y la distensión abdominal durante la menstruación, así como para liberar endorfinas y aliviar el dolor de cabeza, la fatiga y la irritabilidad, el ejercicio excesivo puede recudir el flujo normal de sangre. El cuerpo trata de conservar los nutrientes y la energía gastada durante el ejercicio para garantizar la supervivencia, en lugar de invertirlos para menstruar.

El consumo de alcohol
Incluso en cantidades moderadas, el alcohol puede causar un aumento en los niveles de estrógeno y por tanto puede causar irregularidades en el flujo menstrual.

El hábito de fumar
Fumar también puede alterar los niveles de estrógeno. Las mujeres fumadoras experimentan períodos más cortos, así como un síndrome premenstrual más doloroso.

El uso de antidepresivos
La mayoría de los medicamentos antidepresivos contiene prolactina, la misma hormona que estimula la producción de leche y suprime la menstruación en las embarazadas.

Trastornos que afectan los niveles hormonales de la mujer
El hipotiroidismo, la enfermedad de Cushing (trastorno de la glándula pituitaria), los trastornos de la glándula adrenal, el metabolismo del hígado, la insuficiencia ovárica primaria, el síndrome de ovario poliquístico y otras condiciones similares afectan los niveles de estrógeno, de progesterona y de otras hormonas, causando períodos más ligeros.

Infecciones vaginales
Las infecciones vaginales, y especialmente las enfermedades de transmisión sexual, pueden provocar inflamación, manchas y períodos más escasos de lo normal.

La obesidad
Las células de grasa pueden producir estrona, una hormona similar a los estrógenos, y por tanto pueden causar estragos en el ciclo menstrual normal.

Cáncer de útero y otros tumores
El cáncer uterino es conocido por causar períodos más abundantes y duraderos, sin embargo también puede causar obstrucción y sangrado irregular entre períodos que puede ser confundido con la menstruación normal. Del mismo modo los pólipos cervicales, los fibromas y las verrugas genitales internas pueden bloquear el flujo menstrual y causar sangrado ligero o manchado entre períodos.

Bloqueo
Es posible que el flujo menstrual quede atrapado dentro del útero. Esto no sólo puede conducir a hipomenorrea (períodos ligeros), sino también a la amenorrea (períodos ausentes). El bloqueo del flujo menstrual puede resultar en casos de:

Un himen no perforado naturalmente o un himen que carece de su apertura normal

Septum vaginal transversal. Esta es una condición congénita, presente desde el nacimiento.

Fusión labial, o labios pegados entre sí. Esto puede ser causado por una inflamación o irritación vaginal, un trauma o el abuso sexual en la infancia. Para tratar este problema se puede necesitar la cirugía.

Atresia o agenesia. Es un defecto en la vagina o el cuello uterino porque no lograron formarse apropiadamente antes del nacimiento.

Crecimientos anormales, como pólipos, quistes y fribromas uterinos.

Menopausia
Como se ha mencionado, la menstruación es controlada principalmente por los niveles de estrógenos. A medida que se envejece y se acerca a la menopausia, el cuerpo produce menos estrógeno o cantidades irregulares del mismo. Esto se traduce en períodos menstruales más cortos y leves.

Hasta aquí hemos visto cuáles son las causas más probables de los períodos anormalmente ligeros. Este artículo solo pretende servir como guía, en ningún caso sustituye la evaluación y el diagnóstico médico especializado.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Etiquetas: Otrosmenstruaciónv

Recomendamos