comunidades

Ni azúcar ni edulcorante, ¡endulza tus infusiones con yerba de stevia!


Cada vez valido más la idea de que la mayoría de las veces no son las enfermedades las que se  heredan, sino los hábitos que preparan el terreno para que esas enfermedades se desarrollen. Es el caso del azúcar refinada.
Azúcar o Stevia en yerba
Alguien me contaba que cuando era pequeño y no había azúcar en su casa, su mamá le colocaba un caramelo en su taza de leche tibia. Hoy en día asocian el azúcar con veneno, pero yo estoy segura de que esa mamá en su desconocimiento, estaba movida por el amor. Amor a su hijo por querer que disfrute de ese momento, aún cuando no tenía recursos para comprar azúcar. ¿Cómo actuar diferente desde el punto de vista de esa madre? El niño creció y me cuenta que en la mesa principal de su casa reposa una bolsa gigante llena de caramelos de todo tipos, colores y sabores. Cada vez que pasa por allí, come un caramelo. Toda su familia lo hace. Las consecuencias, luego de años de este hábito, ¡las pueden imaginar!

Hasta que vivió en carne propia las consecuencias del veneno blanco. Salvo contra-indicaciones, no estoy llamando a darle la espalda al azúcar refinada. Pero si te invito a probar y agregar nuevos sabores a tus mañanas.
Azúcar o Stevia en Yerba


Azúcar o Stevia en Yerba
Azúcar o Stevia en Yerba


Té de yerba de Stevia para tés, cafés y jugos

 Ingredientes
1/2 taza de hierba de Stevia (en yuyo o hierba)

3/4 taza de agua hirviendo
¡Simple!  Procedimiento
Llenar 1/2 taza con yerba de Stevia.

Llenarla con 3/4 taza de agua hirviendo.

Dejar reposar la preparación al menos por 1 hora.

Luego colar y pasar a un recipiente de vidrio. Guardar cerrado en la heladera.
¡Haz creado tu propio endulzante natural! Y si sigues inspirada o inspirado, aquí una torta de chocolate.
Azúcar o Stevia
Tips y experiencias personales –>

Esta es una forma básica. Ahora tu tienes que encontrar el
punto justo de dulzor que prefieres.
Las primeras veces me salió muy suave. Apenas se sentía el sabor dulce en mis infusiones, así y todo, nunca volví a usar azúcar
¡Me trae mucha satisfacción poder cambiar el “veneno blanco” por una forma natural y casera de consumir algo dulce.

Entonces, si alguien de tu familia o tú tienen que “bajar cambios” con el uso del azúcar aquí te dejo una lista de razones para ayudarte a tomar la decisión. También una receta absurdamente simple.

Y ahora te toca a ti, ¿cuál es tu relación con las cosas dulce?

The post appeared first on La Vida que Elijo.

Fuente: este post proviene de La Vida que Elijo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pepinitos al eneldo muy sabrosos!

Pepinitos al eneldo Estos pepinitos al eneldo son deliciosos y crujientes, y preparan muy fácilmente. Es una receta basada en métodos tradicionales de lacto fermentación. Eso quiere decir que contiene ...

Etiquetas: general

Recomendamos